¡Montado!

Ayer por la noche, por fin terminé de poner todos los programas y configuraciones.

Aquí tenéis una galería con todo lo que hice del ordenador: desmontándolo, limpiándolo y volviéndolo a montar, inclusive con alguna foto curiosa como la nº 610 y 611, en la que comprobé como el disipador impedía meter la chapa por detrás de la torre, y tuve que poner el plan de emergencia en marcha (el que fui inventando sobre la marcha ¡claro! :mrgreen: ).

La mañana comenzó prontito, sobre las 8 de la mañana del día 21. Después de desayunar me puse a empezar a prepararlo todo, como se ven en las fotos de la 538 a la 547.

538: Estas son las cajas de la Placa Madre y el disipador del procesador.

539: Toda la colección de instrumentos y herramientas que iba a usar, en su mayoría.

540: Linterna y aspirador USB (este último no lo use, pero lo saqué por si acaso 🙂 ).

541: Destornilladores, uno a batería y otro manual. Como detalle diré que mientras empezaba a quitar tornillos de la caja, el grande se quedó sin batería, y tuve que emplear en todo el proceso el manual. Tenía que agotarse en el momento mas inoportuno, Meses usándolo y el jodío se gasta ahí, ¡al principio!

542: Set de pinceles para limpiar

543: Mi testeador de fuentes de alimentación ATX, no salga sin él, 😉

544: Jeringuilla de pasta térmica y aplicador de plástico (al final no lo usé), también aparece el kit de pinzas.

545: Bote de alcohol, de aire comprimido y de aceite de engrasar (mas conocido como «3 en 1»).

546: Trapo para quitar mugre.

De la foto 547 a la 552, aparecen zonas de polvo de meses atrás. Estas son las desventajas de tener el ordenador al aire, por los problemas de calor que venía sufriendo (no solo los veraniegos).

La limpieza fue fluida, la verdad, solo era quitar el componente del ordenador, e irlo limpiando con un pincel, a veces con algún paño, y pocas veces con el bote de aire comprimido, mas que nada, porque no tenía mucho aire en el bote y quería reservarlo para la fuente de alimentación.

Después de tener la zona de la chapa de la placa ya limpia, con el ventilador limpiado y puesto en su sitio, era el momento de poner la nueva placa, pero antes había que poner el disipador.

La verdad es que he encontrado varias pegas con el disipador nuevo. La primera ya la dije: tenía luz. Pero las siguientes que pasaron inadvertidas hasta que me enfrente con ellas son: la difícil solución de montaje que han optado los de Gigabyte. Básicamente tenías que tener como 6 manos para poder poner todas las cosas al tiempo: Posicionar la placa y el disipador para que coincidiesen los agujeros, también posicionar una piececita que va por debajo de la placa para atornillar, atornillar las cuatro tuercas con los tornillos que van fijos en el disipador. Al final opté por ponerme en el suelo, poner la placa un poco fuera de la mesa, y ir poniendo los tornillos poco a poco como podía. No se lo recomiendo a nadie, la verdad, aunque me he enfrentado con sistemas peores.

El mejor sistema para mi gusto sigue siendo el de Zalman CNPS 7000B. Que aunque es un poco aparatoso, es mucho mas sencillo de atornillar.

Después ya solo fue poner la placa en la chapa y montar las tarjetas en ésta. Quedó todo a la perfección, como muestran las fotos de la 606 a la 609, inclusive algo que tampoco había previsto, que el disipador de la tarjeta gráfica quedaba bastante justo con el disipador del chip-set en placa, como se ven en las fotos 607 a la 609.

Y el otro inconveniente fue que cuando ya tenia todo montado, y fui a meter la chapa por detrás de la torre, me encontré con que el disipador no cabía por la zona a meter, como puede verse en las fotos 610 a la 611. Esto dio al traste con todo lo que había hecho de montaje de toda la placa en la chapa.

Total, que en un momento me dio por decirme:

«bueno… pues pon el disipador antiguo y al menos cambias la placa…»

…pero se me ocurrió una locura mayor que podría funcionar.

El problema principal es que no sabía si iba a funcionar. Ya había puesto todas las unidades de CD/DVD. Pero tuve que quitar la jauría de cables de la fuente y la propia fuente para poner en práctica la locura.

Puse la chapa en su lugar, la atornillé. Después quite la fuente, aparte todo lo máximo los cables delanteros, y por el agujero que quedaba metí la placa con el disipador, atornillé ésta como pude a la chapa (con sus 9 tornillos, y eso que alguno tuve algún problema para poner, porque haba un disipador «en medio», y después monté la fuente y placas restantes, conecte los cables adicionales (con un acceso un poco mas difícil que antes), y voilà. Listo el pollo.

La desventaja principal es que cuando quiera quitar la chapa, tendré que seguir el proceso inverso, y es un verdadero rollo acostumbrado al sistema que venia siguiendo (desconectar los cables y sacar la chapa por detrás), ahora eso ya no lo podré hacer con este disipador.

En todo esto emplee 7 horas. Se me hizo la hora de comer y después de comer empecé a pelearme con el software.

Lo primero testear cosas en la BIOS, y ver como podía ponerlo lo mejor posible.

La verdad es que aquí también me encontré con algunos problemas, pero dentro del Windows.

El famoso sistema de siempre de poder aprovechar las opciones de los eSATA de la placa para que fueran detectados por el Windows al encenderse cuando yo quisiera, no pude poner la opción en AHCI, porque cuando la ponía el Windows XP dejaba de arrancar con pantallazo azul de la muerte y reinicio incluido del sistema. Si no estaba puesta la opción en BIOS no podía seleccionar instalar el controlador, por lo que tuve que «jorobarme» y poner el sistema como lo tenía antes: por la tarjeta adicional conectada en PCIe (foto 565 y 567). Intuyo que en los sistemas operativos adicionales no tendré este problema… aunque ya veremos.

Una vez tuve puesto el Windows con los controladores principales y el programa de copias de seguridad, hice la primera copia de seguridad. Y después seguí poniendo programas.

El proceso de poner programas, se ha alargado durante 2 días, no quería estar uno solo intensivo. Así que lo he hecho sin prisa pero sin pausa. Algunos programas ha sido fácil ponerlos, otros he tenido que personalizarlos otra vez a manita toda la configuración. He aprovechado para poner muchas versiones actuales. Y algunos ni los he puesto hasta que no los use.

La verdad es que no he podido salvar los datos de los discos duros virtuales, ignoro por que dan fallos algunos ficheros grandes (en torno a los 10 gigas o mas de fichero). Pero solo me ha ocurrido con éstos en concreto. Intentaré leerlos desde otro ordenador y transferirlos de otro modo. Los demás datos han sido restaurados perfectos, inclusive mi configuración tan personalizada de Firefox y todo mi correo en Mozilla Thunderbird (en torno a los 900 Mb), mis datos importantes, y todo lo que tenía en la partición Almacen (salvo lo comentado antes). Aunque voy a seguir guardando durante unas semanas la copia que hice de mi antigua configuración con placa Asus, por si acaso noto que falta algún archivo.

Después de poner todo, me toco la consabida limpieza. Pasarle el CCleaner, Defraggler, y demás programas que uso. No tuve ningún problema, hasta que llegamos a la parte de hacer la copia final del sistema completo. Ahí al comprobar la copia dio un fallo, y tuve que chequear completamente el disco duro, lo que tardo sus buenas horitas, unas particiones las chequee dentro del Windows y otras tenía que reiniciar y hacerlo desde fuera. Pero al final, cuando volví a hacer la  copia, ya todo funcionaba bien, incluso el chequeo posterior de la copia. Así que de momento, me he ganado unos días de descanso.

Espero pronto empezar a hacer las pruebas con los siguientes sistemas operativos.

2 comentarios

ATENCIÓN: Puedes opinar sin meter Correo electrónico o Web.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

code

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.