Apple y sus nuevas funciones en programas

Desde hace tiempo, no se muy bien a que juega Apple. Bueno, supongo que a hacer dinero principalmente. Pero en estos últimos tiempos he visto como programas relativamente potentes han sido recortados poco a poco.

Por ejemplo: versiones de iMovie que eran muy usables y con algunos efectos interesantes, han sido recortadas en pos de una «supuesta» mejoría de manejo de interface, perdiendo con ello funcionalidades.

Todos lo achacabamos a programas como el Final Cut Express, a mitad de camino entre el iMovie, (o el Adobe Premiere Elements de la competencia) y el Final Cut Pro (o el Adobe Premiere y Premiere Pro), como tope de gamas en video no lineal.

Despues le fue tocando a otros programas. Algunos se iban perdiendo en el olvido, como el Front Row, que poca gente de la última época recordará, un programa sin muchas pretensiones para aceder al vídeo y música del ordenador (superado ampliamente por el VLC para Mac, o el NicePlayer —que utiliza componentes del QuickTime de Apple— para ver cómodamente vídeo. La ventaja que tenía es que era muy fácil de usar con el Apple Remote (vendido por separado para los equipos de Apple, tanto en edición blanca minúsculo como en la renovada y mejorada edición en aluminio anodizado). La desventaja es que no soportaba todos los formatos de musica y video que uno queria utilizar, quedando relejado a formatos mas utilizados por Apple.

iTunes siempre me ha parecido un programa mastodontico donde los haya. Mucha gente lo tiene que usar porque «no tiene mas remedio» para hacer sus sincronizaciones con el iPod/iPhone/iPad (si utilizais estos dispositivos). Otros viendo el binomio de iTunes/i»Cosa-para-reproducir» inseparable, decidimos irnos a las competencias y mirar otras posibilidades mas abiertas, que nos permitiese tanto elegir el programa de escuchar/ver, como organizar nuestras coleciones de vídeo/fotos/músicas como mejor nos venga en los dispositivos similares.

Lo último ha sido el sonado lavado de cara de iLife e iWork. La suite de entretenimiento y la suite ofimatica. No dudo que la jugada de «ponerlos gratis» no sea adecuada para el lavado de cara y recorte adicional. Pero con estos últimos recortes en los programas hemos vislumbrado un nuevo juego de manejo y control: Quitar funcionalidades, para saber cuales son las que mas siguen usando sus usuarios, para volvérselas a poner según convenga.

Los comunicados de respuesta a esta jugada decían eufemisticamente:

«Esa funcionalidad volverá a estar disponible en próximas actualizaciones.»

Que traducido viene a ser:

«Como innovar es cada vez mas difícil, es mejor seguir la nueva estrategia de quitar cosas que usabais, y volverlas a sacar en posteriores versiones futuras. Así parece que hacemos algo.»

La verdad, la única funcionalidad que casi nunca veo poner es optimizar mas la aplicación para que cada vez funcione mejor y ocupe menos recursos y memoria. En lugar de eso, la que mas emplean es la de «Mejorar experiencias, cerrar agujeros —en su mayoría es poner mas trabas—, y aumentar la estabilidad» eso sí, a costa de «aumentar cada vez mas el volumen del programa, haciéndolo cada vez mas lento a la vez menos útil», pero el fin es que compres un equipo que no necesitas, mas potente para hacer lo mismo que ya hacías con una versión mas antigua y menos recortada.

A pesar de tener 2 Mac Mini (cada uno de su época) uno habitualmente utilizado a diario, y haber usado (o intentado usar, estoy volviendo a mis experimentos en este campo) Hackintosh, he de decir que muchos de mis hábitos de uso de programas de Apple son sustituidos por otros con mejores pretensiones y manejo: Vox por iTunes. NicePlayer y VLC por QuickTime y Front Row. Chrome y Firefox en lugar de Safari. Disco o Toast en vez de grabar los discos con la Utilidad de discos. Y eso que también uso programas de Apple, como el muy afamado Time Machine para las copias simples del sistema, o el iMovie’09 para mis montajes de vídeo edición para torpes, incluso el Reproductor de DVD simple que tiene muy manejable y sencillo.

La verdad es que cada vez estoy viendo con mas intenciones las de ir a un sistema único que permita usarse tanto en dispositivos móviles como en ordenadores personales o servidores, cualquier día de estos no me extrañaría que incluso estuvieran a punto de hacer una nueva migración de procesadores en los Apple Macintosh, y no sería la primera vez ¿verdad? de 680×0 a PowerPC, y de PowerPC a Intel… quien dice que ahora no veamos procesadores ARM en los nuevos Mac? o la jugada de Mac i OS X, si no la están haciendo ya… visto lo visto. Y que conste que no me parece mal, pero tal y como lo están llevando, están volviendo a cerrarse en un sistema mucho mas controlado que en la primera época de Apple y por la cual el feliz desenlace fue casi su casi total extinción hasta que alguien propuso «cambiar». El cambio es bueno, pero no a costa de perder el norte.

ATENCIÓN: Puedes opinar sin meter Correo electrónico o Web.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

code

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.