Barreras

Barreras, limites, fronteras, llamadlo como queráis, todo esta sistemáticamente limitado para intentar dar una falsa sensación de control, pero por muy limitado que esté todo nada es tan cuantificable como dicen.

En estos tiempos se habla de la independencia de tal provincia, la independencia de un país, de la unión de tal otro. «Naciones Unidas» (menuda contradicción) acuerda algo, pero no todas las naciones están unidas y después no sirve para nada eso que acuerdan. Tenemos fronteras por todas partes, aunque después intentemos crear coaliciones, asociaciones o comunidades de tal cosa, conjuntos de una región fronteriza consigo misma que además esta fragmentada en pueblos, comarcas, ciudades. Y después lo fragmentamos mas en cosas que llamamos barrios, casas, hogares. Y mas tarde somos capaces después de volver a fragmentarlo en espacios mas reducidos llamados habitaciones, armarios, estanterías. Todo bien cuadriculado.

¿Y si en vez de un país, una región, una ciudad, un pueblo todo estuviera unido? En realidad ya lo está, solo que nosotros ponemos unas normas para creer que no, para separar lo uno de lo otro. Si un árbol quiere crecer en el limite de una frontera de una provincia o de un país a otro, lo hará, Y le importará tres cojones que sea de uno o de otro, porque el sera en su conjunto un árbol que ha crecido en medio de una limitación estúpida. Porque para él ese lugar es la tierra, un lugar donde crecer, un lugar donde expansionarse, sin limitación alguna.

Somos tan estúpidos que somos capaces de ponernos cuantificablemente nuestra vida, por ejemplo con «El tiempo». 1 año tiene 12 meses, de esos cada mes para intentar casarlo todo unos tienen 30 ó 31 días, salvo febrero que siempre está jodiendo y quiere tener menos. Después intentamos limitar las horas, 24 horas para cada día, 60 minutos para cada hora, 60 segundos para cada minuto. Etc etc… Todo cuantificado al máximo.

Sin embargo siempre tenemos que hacer ajustes porque el tiempo no es siempre el mismo por mucho que lo intentemos:

  • Cada 4 años tenemos que poner un día mas a algo que llamamos «año bisiesto», porque resulta que lo que llamamos año (vuelta completa al sol) no dura exactamente 365 días, sino 365 con 6 horas y algunos minutos y unos segundos.
  • Lo mas gracioso es que después de eso, también cada cierto tiempo tenemos que poner en hora los relojes, para «dicen las malas lenguas» aprovechar los cambios de traslación y aprovechar las horas de luz para «gastar menos» (en una sociedad que está denominada de «consumismo», otra contradicción).
  • Y no solo contento con eso, el tiempo es tan caprichoso que de cuando en cuando hay que hacer correcciones a los relojes atómicos esos que tenemos por ahí (en muchos sistemas automatizados de determinadas organizaciones, empresas o maquinarias que controlan otras facetas de nuestra existencia), para ajustar mas el tiempo como esos cambios estúpidos de hay que atrasar o adelantar 1 segundo y tantas décimas para que «vayamos otra vez en línea» con lo que llamamos tiempo.

Y como el tiempo muchos otros limites que ponemos en otras cosas que tenemos en lo que llamamos «nuestra vida»:

  • Dormir 8 horas diarias… pues habrá gente que duerma mas o menos que eso. Pero como «es lo normal» pues todos dicen que ha de ser eso.
  • Poder acceder a determinadas «cosas» teniendo que pagar con algo que llamamos «dinero» y que tenemos que conseguir vendiendo nuestro cuerpo o mas comúnmente aceptado el término «trabajo», X horas cada día durante un mes para conseguirlo.
  • Duramos tanto tiempo de vida, algunos mas o algunos menos, pero tenemos «Una media general», que además dependiendo de los disgustos de nuestra vida cuantificada duraremos mas o menos. Y dependiendo de nuestras características para sobrevivir de una forma u otra, lo mismo.
  • Ponemos a ciertos «lideres políticos» ahí al frente solo durante 4 años con la esperanza de que, sea quien sea, arregle todo lo problemas que llevamos arrastrando mas de ese tiempo que va a durar su gobierno. Si las cosas salen fatal se hacen «elecciones anticipadas» y volvemos a cambiar esos «lideres» por otros de otro conjunto con la misma esperanza y duración.
  • Te dicen que tomar tantas cosas de comida para estar sano, que si hicieras caso a todos los consejos alimenticios genéricos que «se han probado cuantitatívamente y estadísticamente», seguramente estarías mucho peor de lo que afirman tan magnánimamente los estudios, porque cada ser humano tiene unas características únicas que difieren de la estadística general que dice que «comer tanta cosas durante X veces cada tantos días te hace estar mas sano».
  • Tenemos que tener unas expectativas de vida cuadriculadas que dice que debemos hacer/comprar/tener/ser determinadas cosas para sentirnos plenos, pero la mayor parte de esas cosas que dicen que tenemos que tener o aceptar, no son las mismas para todos o no pueden llegar a ellas dependiendo de otras características o posibilidades a las que pueden acceder. La mayoría de los que llegan con esas expectativas no se sienten así y siguen buscando errantemente lo que les falta, y los que no llegan sueñan con esas expectativas.
  • Póngase lo que proceda según el límite impuesto que se quiera.

En la vida que se han montado en un conjunto determinado, te dicen que debes ser social, para sobrevivir. Que relacionándote con otros tendrás mas oportunidades para intercambiar ideas, conceptos, X. Unas extrañas convicciones sociales te dicen que has de trabajar, que has de ganar tanto dinero para sobrevivir, que has de comer, cagar, tener unas cosas —que muchas veces ni necesitas pero que te hacen creer que las deseas, y eres tan tonto como para caer en ellas—. Que según donde te posiciones tendrás que aprender a sobrevivir de una forma o de otra, a pisar cabezas, a obtener beneficios de una cosa jorobando a otro ser para que se te tenga en cuenta.

En esa vida social tienes que adaptar tus ideas a una panda de mediocres que se creen sus propias mentiras. Debes convertirte en uno de ellos para poder estar a cierto nivel.

Si haces excentricidades o cosas que no están «cuantificadas» eres señalado como el raro, dependiendo de las diferencias podrás posicionarte como un ser al que uno debe seguir: porque es el jefe, el líder, el que sabe mas o el que se atrevió a tal.

Si te sales mucho del conjunto, te estigmatizan, te hacen el vacío, son capaces de decirle al conjunto:

«no le sigáis, no sea que os convenza y empecéis a pensar, y ya no seréis de este grupo.»

Les convencen con esa estupidez, porque para muchos supone un cambio tan grande que no creen que vayan a poder soportar:

«¿Cómo voy a sobrevivir en un mundo de mediocres si no me adapto a ellos?, mejor dejo atrás mis convicciones y me uno a la masa».

La soledad les preocupa. Si están solos se aburren, necesitan eso que llaman sociabilidad constantemente como si fuera una droga. Hasta que ven que por muchas personas que tengan a su alrededor se sienten solos. Por muchas cosas tangibles que tengan compradas: coches, casas, tecnología. dinero, posesiones etc… no poseen nada y encima son esclavos de esas cosas que tienen que mantener. Por muchos viajes, muchos actos sociales o eventos que realicen, siempre les falta algo. Van a mas y no consiguen «tenerlo» porque se aburren pronto de todo el exterior, y porque los valores mas elevados son difíciles de congeniar con la vida mediocre que se ha montado.

No buscan en su interior porque eso supone un esfuerzo mayor que entretenerse y perder el tiempo con cosas que poco importan en el exterior.

Somos tan gilipollas que hasta nos ponemos limites en nuestro pensamiento. Y esta es la peor de todas las limitaciones. Ya que por ello sufrimos decepciones constantemente. Cosas que nos imaginamos y después no son como lo creíamos porque no nos atrevimos a tal y nos torturamos por ello diciéndonos: «¿qué habría sido si…» o «¿por qué no habré hecho esto cuando tuve la oportunidad de hacer cual?«. Y aunque nos hayamos atrevido somos capaces de pensar en lo contrario, en vez de pensar: «lo hice«, «me equivoqué«, «aprendí«.

¿Y todas estas barreras que nos auto-imponemos para qué?

ATENCIÓN: Puedes opinar sin meter Correo electrónico o Web.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

code

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.