Hoy en día es muy común encontrar en nuestros perfiles de redes sociales publicaciones variopintas sobre nuestra historias, sentimientos y devenires por la vida. Si echamos la vista atrás de nuestro historial podemos encontrar un montón de chorradas varias que hemos ido añadiendo, la mayoría compartidas de otros lugares que suelen haber muerto en su origen (y es que: «Internet es un gran árbol de Navidad, con luces encendiéndose y apagándose continuamente.«) Continuar leyendo…

Si me hubieran dicho en mis comienzos de la informática que en el futuro iba a hacer una donación a una página web o a un programa, jamás les hubiera creído. 🙄

Lo cierto es que proyectos como estos a menudo son trabajos a tiempo completo para muchas personas. Éstas a su vez tienen que vivir. Si no pueden hacerlo realizando un trabajo que le apasiona, lo mas probable es que tengan abandonarlo y realizar otras tareas que les reporten las necesidades que requieren para su vida. Y eso creedme que si sería una gran pérdida para todos. Continuar leyendo…

Cada cierto tiempo recibo mensajes en cadena de diferente índole, casi siempre los mismos bulos o engaños de siempre. Los bulos de hoy en día son los que generalmente hacen daño a las empresas que han hecho pupita a los negocios con los que se han lucrado durante mucho tiempo otras empresas.

Seguramente alguno de vosotros habéis recibido alguno este verano. Yo de momento varios de: «WhatsApp va a ser facturado por mensaje» o los típicos de: «Si re-envías esto tantas veces, tu vida cambiará a mejor«.

Lo que hacen estos mensajes en cadena es saturar un servicio, crear polémicas y hacer que la gente se revuelva sin comprobar nada. Continuar leyendo…

“Nunca te disculpes, es un signo de debilidad.”

Al contrario de la frase anterior, sacada de la serie “Navy: Investigación criminal” (NCIS: Naval Criminal Investigative Service), yo no tengo ningún problema con disculparme, sobre todo si después de analizarlo comprendo o empatizo con el lado contrario de una situación.

Hablando con un amigo del Amiga, acerca de mis respuestas del foro que le di hace tiempo (y de las cuales, me suelen decir: “no se si te acuerdas…”, con la cantidad de mensajes que contesto como para acordarme de cada situación personalizada… :mrgreen: ), me di cuenta de que en el fondo muchas de mis respuestas “roboticas” podían hacer cierto daño o sonar raras. Continuar leyendo…

Hoy, al entrar en la Wikipedia, he visto uno de esos mensajes de:

“Por favor, haga una donación, si colaborase todo el mundo que nos visita con una minucia, en 1 hora tendríamos fondos para una buena temporada.”

Otras veces he visto el mensaje y he pasado olímpicamente… Pero hoy he decidido hacerlo. Continuar leyendo…

Título alternativo: «El Internet de las cosas.»

Actualmente se están dando muchos casos de prohibir lo que antes era posible. Internet es un medio de comunicación increíble, pero igual que tiene cosas buenas, algunas pueden o son lo contrario.

Internet, al menos la parte que utilizamos muchos, se basa en el intercambio gratuito de enlaces. Cada página se enlaza con otra y así sucesivamente. De ese modo puedes ir de un lado a otro (o «navegar», de ahí el término) encontrando información. Saltando de lado a lado y leyendo un montón de temas dispares. Continuar leyendo…

El verdadero compartir es enseñar como eres por dentro al mundo exterior. Es mostrarles que con unos mínimos cambios en nuestra actitud las cosas pueden mejorar de forma exponencial.

Intentamos compartir en exceso cuando el paisaje que nos rodea (nuestra circunstancia) no se adapta al mundo ideal que nos rodea. Creemos erroneamente que compartiendo se va arreglar todo. Que gracias a nuestra «ayuda» mejoraremos el mundo. Pero en verdad lo estamos haciendo por intereses propios. Y ahí radica el fallo.

Dejar miguitas, dejar cosas, sin importar que consigues con ello. Otros comeran de esas migas, pero no sabran de quien vienen. Simplemente, dejaste ahí el legado, para que otros en su mismo punto, comprendan cosas. Así se les abra una puerta a un nuevo nivel.

Ese es el verdadero pensamiento colectivo. La verdadera unidad. El verdadero legado. Una nueva forma de aprendizaje.

Cuando vas encontrando esas miguitas, que muchos seres anteriores han dejado, sin esperar pago alguno por sus servicios prestados a la humanidad, se te abre la consciencia del verdadero compartir.

Solo entonces, comprenderás que:

Ni dar de comer a un pobre es lo fácil,
Ni enseñarle a pescar es lo adecuado,
Sino dejar que sea el mismo el que quiera conocer.

Encontrar una noticia buena, realmente impactante, en el mundo de desastres, horrores, y pitufitos corriendo despavoridos de un lado a otro, es una rauda tarea.

Llevo décadas intentando encontrarla, pero aun no la he hallado.

Todo lo mas que puedes encontrar son cosas como que: «un pequeño grupo de algún lugar ha conseguido que se haga algo bueno después de tantos años de hacerlo mal«. Sabes que eso no va a durar lo suficiente. Pero en el desastre orquestado que nos rodea a nivel mundial, da igual si hace una mejora o retoque, algo que compense todo lo malo que ocurre en todas partes. Esa «buena noticia». Continuar leyendo…

Todos, en nuestras casas, recibimos llamadas publicitarias. En especial de cambios y ofertas nuevas de conexión a Internet. A diario somos molestados con mas llamadas de esta índole que familiares o amigos que se ponen en contacto con nosotros.

Al principio, solemos descolgar las primeras veces y decir un: «no me interesa» amablemente. Otras veces descolgamos y colgamos al segundo sin mediar palabra. Y en la última época ya vemos el numero tan repetitivo que no le hacemos ni caso. Pero el problema sigue apareciendo. Continuar leyendo…

Es impresionante las formas diferentes que uno encuentra a lo largo de su paisaje, que te muestran formas de sufrir para divertirse. Parecen que así se realizan mejor, pero solo es una trampa para morirse de miedo.

En nuestra infancia nos dicen que:

«Hay que controlar nuestras emociones, para que no nos controlen ellas a nosotros.»

En un momento dado, no se muy bien cuando, esas reglas las cambian: ya no las controlas, sino que las potencias. Te dicen que hagas justamente lo que no debes hacer. Y nosotros, tontos, arrastrados por la marea o el grupo, lo hacemos. Continuar leyendo…

En estas épocas pseudo-festivas-comerciales, donde van importando fiestas como el famoso «Viernes negro» (celebrado este año como quien no quiere la cosa, solo con la excusa de comprar  compulsivamente…), también se ven mas a menudo «campañas solidarias«. Y es que para redimirse con «los mas necesitados«, hay muchos que en su afan de ser magnánimos, después de haber comprado como posesos, donan dinero con fines solidarios, para despreocuparse del tema el resto del año. Es curioso como son solo solidarios en ese instante. Pero es mucho mas preocupante como hay organizaciones que se aprovechan de eso para sacar cual variopinta campaña para «ayudar» a los pobrecitos mas necesitados.

¿Cuantas veces esos pobrecitos necesitados son olvidados el resto del año, como si fuera útil un día de ayuda para el resto de su vida? Continuar leyendo…