Internet es lo mas parecido a la humanidad trabajando en conjunto.

Puede parecer una ironía, pero por ahora es lo mas que puede dar la raza humana hasta la fecha. Un montón de personas descontroladas, trabajando cada una por su lado para ofrecer algo a alguien. Generalmente información de alguna clase, disponible para ser leída por cualquier persona.

Cada vez que pienso en que si todos nos juntásemos para llevar algo a buen término sería una maravilla. Pero el problema sigue siendo, como siempre, que cada uno va por su lado, haciendo lo que mejor cree conveniente. Y eso no da sensación de unidad. Continuar leyendo…

Hay gente, que me dice:

«¿Por qué no incluyes dibujos o fotos en tu blog? no sabes que hay que ponerlos cada x tiempo para no marear al usuario»

Y siempre les contesto con:

«Si no quieres leerlo, no lo leas.»

Así de simple.

Pero me pregunto yo… ¿un blog para que es? ¿uno personal? para que la gente lo lea y te diga:

«¡Hala! que bueno eres, en lo que piensas.»

¿No verdad? es mas bien para ordenar contenidos e ideas de forma que no queden olvidadas. Opiniones y al mismo tiempo una evolución personal propia.

Aunque muchos tienen el blog para promocionarse, a mi eso me da un poco igual. Cada cual que haga lo que quiera.

Por cierto, hace unos días que he cambiado algo el aspecto del blog. Creo que lo he personalizado un poquitín mas, intentando traducir cosas (no soy muy bueno con el inglés, asi que no me pegueis por el chapurreo). Arreglar algún que otro problemilla, y por supuesto hacerlo mas cómodo a mi vista.

Como dice una amiga mía…

«Si no les gusta ¡puerta!» 🙂

NOTA DEL 12/2014: En la actualidad estoy incluyendo algunas fotos y mas elementos. Pero este blog seguirá siendo de: «Leer, leer y leer». 🙄

La verdad es que desde hace tiempo tengo paralizado el proyecto de Encanta, y no sé si tiene algo que ver todas las noticias que me rodean relacionadas con los derechos de autor, asociaciones gestoras con diferentes siglas y todo lo que se está montando alrededor de dicho circo.

No dan ganas de hacer nada para el futuro.

Mi idea principal era ayudar a la gente, ¿simple verdad? Sin necesitar nada a cambio. Sin requerir nada de nadie. Si alguien quería ayudar que lo hiciera, y sino no pasaba nada.

En el Año 2000, cuando empecé a crearlo parecía todo tan simple que todo era felicidad. Nada estaba creado, todo estaba en obras pero, daba igual porque había espíritu creativo. No para ganar dinero, símplemente porque me apetecía sentirse útil. Continuar leyendo…

No tenía ningún texto preparado para esta fecha, pero para todos los que me leéis (que alguno habrá) feliz entrada de año. Que este nuevo año traiga algo mejor para cada persona. 🙂

(Leer Parte 1, Parte 2, Parte 3, Parte 4)

Me han medio-demostrado que una sociedad como la que me gustaría que fuera no es viable en el mundo actual.

Yo pensé que si todos trabajasen para un bien común, sin recibir pago monetario y sin existir prisas, con una mejor forma de vivir, con las necesidades cubiertas y unas cuantas cosas mas… sería beneficioso para toda la humanidad.

Pero resulta, que las personas, «el gran número del rebaño» como digo yo, creen que si les cubrimos todas las necesidades se harán cómodos y no querrán progresar. Todo porque aun hay gente que piensa en riquezas y posesiones, en intercambios o trueques, y no en voy a hacer esto sin esperar nada a cambio. Y confiar en que el contrario tenga el mismo ímpetu que tu, la misma emoción, la misma enseñanza. Continuar leyendo…

Estoy como aletargado. Llevo un tiempo en el que no hago nada de provecho. No trabajo ni para mi, ni para otros. Es como si no importase. Como si no sintiese. Paralizado frente al mundo que me rodea, esperando algo sin saber el qué.

Pasan los días, uno tras otro, y son todos iguales. El mundo se mueve hacía un lugar cada vez peor. Las personas conocidas no parece importarles, porque están tan atareadas en sus trabajos, quehaceres y engaños de su vida libre rodeados de esclavitud.

Recuerdo como hace años hacia mis cosillas. No importaba lo que tardase, porque las hacía por gusto, para mi, porque me apetecía. Ahora no se muy bien por que lo que me apetecía el año 2000 ha dejado de tener un poco de sentido. Creí que recopilando todo lo que sabía y tenía de una máquina que me gustaba sería beneficioso a nivel intelectual, para otros que se sintiesen igual de abandonados por la misma pasión que sentían usando ese ordenador. Pensé que así resultaría útil, aunque no supiera hacer nada de provecho. Solo recolectar, poner a disposición y sentirme orgulloso de poder dar saber al pueblo.

Después, a medida que el pueblo me iba mostrando su cara, me iba apeteciendo menos enseñar para que todo el mundo progrese en conjunto. Sigo pensando que es una idea maravillosa, evolucionar a algo mejor. Pero el concepto se desvirtúa cuando quien me rodea no siente el mismo empuje.

Así es como he pasado de una vida tranquila ayudando a la gente, a una contemplativa sin ayudar a nadie. Y parece que nada importa. ¿Habré perdido la pasión?

Pues sí, es mi primer libro de programación web. Hace unas semanas decidí que si un amigo mio podía programar, yo también estaba dotado para ello.

La verdad es que a raíz de que ese amigo me dejó tirado con lo que yo creía que era un favor que iba a hacer encantado de la vida… y que mes tras mes me decía…

«Pues sí, habrá que hacerlo un día de estos…»

Y no llegaba el día. Así lo decidí. Más de un año de espera por un simple favor, la verdad es que no es lógico. Lo ideal habría sido… Continuar leyendo…

La verdad es que siempre he considerado los blog como diarios en línea con la única diferencia que además hay gente leyéndolo y puede opinar del asunto o comunicarse con el autor. A decir verdad, muchas veces los comparo con los foros de mensajes, y no sé muy bien si me va a valer esto para comunicarme con el exterior, o simplemente para expresar lo que muchas veces se queda revoloteando por mi cabeza.

Anteriormente a este blog, he tenido otras pruebas, que no he usado demasiado, debido a su temática (el blog experimental de Tapias Bravo, los artículos que he publicado en mi página personal, y notas que he dejado en el foro de mensajes de Avalon y Encanta. Hasta he escrito opiniones por correo electrónico a amigos y conocidos, y también por listas de correo en las que estoy apuntado). Pero la primera prueba que hice de diario, fue un diario personal y computerizado que empecé hace bastantes años y que guardo con recuerdo en un disquete de Amiga, lo empecé para ordenar mis emociones y de algún modo poder releer lo que había pensado y sopesar decisiones tanto antiguas como nuevas. Supongo que la mayor parte de estos diarios se empiezan por esto mismo, para estudiarse a uno mismo y saber como reacciona e interacciona con el resto de la humanidad.

Espero que aparte de hablar de cacharros e informática, vaya incluyendo muchas otras cosas que a veces pasan bastante desapercibido en mi vida delante de la pantalla del ordenador. Después de todo también tengo sentimientos como cualquier otro hijo de vecino. 😉