Hay gente, que me dice:

«¿Por qué no incluyes dibujos o fotos en tu blog? no sabes que hay que ponerlos cada x tiempo para no marear al usuario»

Y siempre les contesto con:

«Si no quieres leerlo, no lo leas.»

Así de simple.

Pero me pregunto yo… ¿un blog para que es? ¿uno personal? para que la gente lo lea y te diga:

«¡Hala! que bueno eres, en lo que piensas.»

¿No verdad? es mas bien para ordenar contenidos e ideas de forma que no queden olvidadas. Opiniones y al mismo tiempo una evolución personal propia.

Aunque muchos tienen el blog para promocionarse, a mi eso me da un poco igual. Cada cual que haga lo que quiera.

Por cierto, hace unos días que he cambiado algo el aspecto del blog. Creo que lo he personalizado un poquitín mas, intentando traducir cosas (no soy muy bueno con el inglés, asi que no me pegueis por el chapurreo). Arreglar algún que otro problemilla, y por supuesto hacerlo mas cómodo a mi vista.

Como dice una amiga mía…

«Si no les gusta ¡puerta!» 🙂

NOTA DEL 12/2014: En la actualidad estoy incluyendo algunas fotos y mas elementos. Pero este blog seguirá siendo de: «Leer, leer y leer». 🙄

No tenía ningún texto preparado para esta fecha, pero para todos los que me leéis (que alguno habrá) feliz entrada de año. Que este nuevo año traiga algo mejor para cada persona. 🙂

La verdad es que siempre he considerado los blog como diarios en línea con la única diferencia que además hay gente leyéndolo y puede opinar del asunto o comunicarse con el autor. A decir verdad, muchas veces los comparo con los foros de mensajes, y no sé muy bien si me va a valer esto para comunicarme con el exterior, o simplemente para expresar lo que muchas veces se queda revoloteando por mi cabeza.

Anteriormente a este blog, he tenido otras pruebas, que no he usado demasiado, debido a su temática (el blog experimental de Tapias Bravo, los artículos que he publicado en mi página personal, y notas que he dejado en el foro de mensajes de Avalon y Encanta. Hasta he escrito opiniones por correo electrónico a amigos y conocidos, y también por listas de correo en las que estoy apuntado). Pero la primera prueba que hice de diario, fue un diario personal y computerizado que empecé hace bastantes años y que guardo con recuerdo en un disquete de Amiga, lo empecé para ordenar mis emociones y de algún modo poder releer lo que había pensado y sopesar decisiones tanto antiguas como nuevas. Supongo que la mayor parte de estos diarios se empiezan por esto mismo, para estudiarse a uno mismo y saber como reacciona e interacciona con el resto de la humanidad.

Espero que aparte de hablar de cacharros e informática, vaya incluyendo muchas otras cosas que a veces pasan bastante desapercibido en mi vida delante de la pantalla del ordenador. Después de todo también tengo sentimientos como cualquier otro hijo de vecino. 😉