Cuando ya tenía decidido que televisor LCD comprar, va y me lo quitan de venta… esto es la leche. 🙁

Tenía dudas si adquirir el de 26″ o el de 23″. Un pequeño artilugio hecho con trozos de papel, me desveló mis dudas del tamaño para ponerlo en mi habitación.

Mi habitación no es muy grande, y casi la mitad de ella está plagada de cachivaches de informática. Hay 4 ordenadores: Continuar leyendo…

Tengo un pesar… o mas bien una pregunta critica hacia los demás.

¿Por qué soy yo el que siempre tiene que interesarse por los temas de los demas y son ellos los que pasan de mis temas?

Yo he puesto todo mi empeño por enterarme de cosas que antes no me importaban. Por ejemplo tengo amigos que les gusta la velocidad, las motos, los deportes de riesgo, tengo gente que les gusta mas tal faceta de la informática que a mi me aburre. He tenido que conseguir diferentes estilos de música, vídeo, software que ni me importaba. He tenido que interesarme por cosas del ordenador que ellos jamás habrían buscado si nuestra situación fuera inversa. Continuar leyendo…

¿Les pasará a todas las personas? No me considero ni superior ni inferior a nadie, pero si es cierto que a menudo veo cosas que por mucho que intentes decírselas a aquellas personas, parece que no atienden a razones. Todos hemos hecho estupideces alguna vez y hemos aprendido de nuestros errores. Y también hemos mejorado con el tiempo. Pero la verdad es que muchos amigos que antes compartías unas ilusiones, ahora ya no te compenetras tan bien como antes.

¿Seré yo el que ha cambiado? No me noto nada diferente. Bueno, unos kilitos de mas, mas tranquilidad, menos ganas de hacer que la gente evolucione. Pero nada mas. Pero los demás parece que hayan cambiado a una estupidez galopante. ¿Serán las preocupaciones? ¿Será el consumismo? ¿Será el amor? ¿Serán las deudas? no se… pero el caso es que han cambiado. Continuar leyendo…

Estoy como aletargado. Llevo un tiempo en el que no hago nada de provecho. No trabajo ni para mi, ni para otros. Es como si no importase. Como si no sintiese. Paralizado frente al mundo que me rodea, esperando algo sin saber el qué.

Pasan los días, uno tras otro, y son todos iguales. El mundo se mueve hacía un lugar cada vez peor. Las personas conocidas no parece importarles, porque están tan atareadas en sus trabajos, quehaceres y engaños de su vida libre rodeados de esclavitud.

Recuerdo como hace años hacia mis cosillas. No importaba lo que tardase, porque las hacía por gusto, para mi, porque me apetecía. Ahora no se muy bien por que lo que me apetecía el año 2000 ha dejado de tener un poco de sentido. Creí que recopilando todo lo que sabía y tenía de una máquina que me gustaba sería beneficioso a nivel intelectual, para otros que se sintiesen igual de abandonados por la misma pasión que sentían usando ese ordenador. Pensé que así resultaría útil, aunque no supiera hacer nada de provecho. Solo recolectar, poner a disposición y sentirme orgulloso de poder dar saber al pueblo.

Después, a medida que el pueblo me iba mostrando su cara, me iba apeteciendo menos enseñar para que todo el mundo progrese en conjunto. Sigo pensando que es una idea maravillosa, evolucionar a algo mejor. Pero el concepto se desvirtúa cuando quien me rodea no siente el mismo empuje.

Así es como he pasado de una vida tranquila ayudando a la gente, a una contemplativa sin ayudar a nadie. Y parece que nada importa. ¿Habré perdido la pasión?

Estoy en un momento en mi vida en que tengo dos caminos por donde ir:

  • Uno es seguir como hasta ahora, sufriendo por tonterías, hacer la vida normal de todo ser humano.
  • Y el otro seguir oculto, solitario, tranquilo.

Sopesar ambas cosas en la balanza tiene algunas cosas ventajosas y otras no tanto. Es como todo en esta vida, lo pones a juicio y decides el veredicto que deseas que puede ser mejor.

De pequeño, quería conocer algo de mundo, aunque no fuera mucho. Siempre uno quiere aprender mas. Hacer cosas. Ayudar a la gente o trabajar. Verse con los amigos. Emparejarse. Vivir la vida.

Con el tiempo, cada vez se hacía mas insostenible la excusa de: Continuar leyendo…

La verdad es que siempre he considerado los blog como diarios en línea con la única diferencia que además hay gente leyéndolo y puede opinar del asunto o comunicarse con el autor. A decir verdad, muchas veces los comparo con los foros de mensajes, y no sé muy bien si me va a valer esto para comunicarme con el exterior, o simplemente para expresar lo que muchas veces se queda revoloteando por mi cabeza.

Anteriormente a este blog, he tenido otras pruebas, que no he usado demasiado, debido a su temática (el blog experimental de Tapias Bravo, los artículos que he publicado en mi página personal, y notas que he dejado en el foro de mensajes de Avalon y Encanta. Hasta he escrito opiniones por correo electrónico a amigos y conocidos, y también por listas de correo en las que estoy apuntado). Pero la primera prueba que hice de diario, fue un diario personal y computerizado que empecé hace bastantes años y que guardo con recuerdo en un disquete de Amiga, lo empecé para ordenar mis emociones y de algún modo poder releer lo que había pensado y sopesar decisiones tanto antiguas como nuevas. Supongo que la mayor parte de estos diarios se empiezan por esto mismo, para estudiarse a uno mismo y saber como reacciona e interacciona con el resto de la humanidad.

Espero que aparte de hablar de cacharros e informática, vaya incluyendo muchas otras cosas que a veces pasan bastante desapercibido en mi vida delante de la pantalla del ordenador. Después de todo también tengo sentimientos como cualquier otro hijo de vecino. 😉