Conceptos básicos de red (3ª parte)

(Leer: parte 6 | parte 5 | parte 4 | parte 3 | parte 2 | parte 1)

El router (enrutador)

Este dispositivo nos sirve para utilizar en conjunto en nuestra red. Si ya tienes un router y varios ordenadores, a no ser que tengas mas equipos que conexiones que de este aparato, no necesitas ni hub, ni switch.

Casi todos los router de hoy en día actúan de switch también, y también muchos de punto de acceso (AP, redes inalámbricas), es decir tienen para conectar varios equipos al tiempo. Con todos conectados podemos utilizar todos con Internet y al mismo tiempo transferir contenidos de un ordenador a otro.

Los puntos de acceso (AP), son una especie de «repetidores» de señal inalámbrica, pueden servir para poner entremedias del radio de acción de la red inalámbrica, con el fin de aumentar la señal de la red. A veces las redes inalámbricas tienen la pega que van perdiendo potencia según haya paredes y techos entre medias, por lo que los «puntos de acceso» solventan este problema.

Solo será necesario añadir un hub o switch si la red local que tengas necesita:

  1. Mas conexiones que las que tenga el router.
  2. Prestaciones adicionales de velocidad entre equipos.

Si compras un aparato de mayores prestaciones, la disposición ideal del router debería ser entre la linea telefónica o conexión de cable y el dispositivo de mayores prestaciones. Después los equipos en este dispositivo de mayores prestaciones.

El router nos permite mas cosas que tener conexión a Internet e interconectar varios ordenadores. Su nombre quiere decir que «enruta» (dirige) las comunicaciones. Normalmente por defecto tiene una conexión que permite utilizar sin mucha complicaciones diferentes servicios: navegar, ver el correo, mensajería instantánea.

El router es un dispositivo inteligente, y puede realizar tareas avanzadas siempre y cuando le digamos y seleccionemos estas tareas. Por ejemplo, puede decirle a un determinado equipo en red que va a recibir comunicación por un canal especial (puerto) y en consecuencia enviarlo de un lado a otro según tenga configurado. Esto es muy utilizado en determinadas tareas: para programas de pares, servidores web y ftp, redes privadas virtuales (VPN), etc.

La mayoría de los router disponen de un panel de opciones dentro del dispositivo, al que normalmente se accede vía navegador o vía conexión por Telnet (esto es un poco mas difícil de usar, ya que es una ventana Terminal, que manejas con teclado mediante comandos). Dentro de este panel, se van cambiando y permutando opciones. Después se graba la configuración, y listo para probar que funciona.

Para poder configurar estas tareas en el router, necesitamos saber como entrar en este aparato, y saber que es lo que necesitamos variar. Por suerte en Internet hay mucha gente que se dedica a ayudar a otra gente sin requerir nada a cambio, y hay multitud de tutoriales que enseñan a realizar operaciones comunes de configurado según nuestro modelo de router.

Podemos aprender mucho de estos lugares, pero antes de cambiar a lo loco es preferible que si no estamos seguros con algo, preguntemos, o bien indaguemos hasta estar totalmente seguro de lo que tocamos. Si no estamos habituados a configurar dispositivos de esta índole, podemos quedarnos sin conexión a Internet por una mala gestión, y tendría que venir un técnico a restablecernos la configuración básica, con el consiguiente tiempo y dinero gastado.

No hace falta ser un experto configurador de redes, solo tener consciencia de lo que estamos haciendo y a que nos exponemos si no estamos seguros de que hacemos.

(Leer: parte 6 | parte 5 | parte 4 | parte 3 | parte 2 | parte 1)

ATENCIÓN: Puedes opinar sin meter Correo electrónico o Web.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

code

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.