Conceptos básicos de red (4ª parte)

Leer: parte 6 | parte 5 | parte 4 | parte 3 | parte 2 | parte 1)

Compartir en red doméstica.

Ese texto trata sobre que podemos hacer en una red local (varios ordenadores conectados, sea por cable o inalámbricamente) y no intenta ser un extenso manual de configuración, solo da pequeñas nociones de lo que podemos hacer. Por favor, tenga en cuenta que en cada ordenador, red, y sistema operativo varia las opciones a configurar de diferente forma, incluso a veces también difiere entre versiones de sistemas operativos.

Normalmente en una red doméstica lo que mas se suele utilizar es la opción de compartir carpeta (ficheros entre ordenadores) y compartir una impresora conectada a uno de los ordenadores.

En el ordenador donde estén las cosas a compartir debemos dar permisos para que se pueda acceder a estas tareas. Normalmente estas opciones suelen ser fáciles, una vez que tenemos la red montada y los ordenadores se ven entre sí, ya solo suele ser un par de opciones las que debemos tocar.

Para una red doméstica cableada no necesitamos una seguridad tremenda, aunque debemos tener presente que en redes inalámbricas sí será necesario tener algo de seguridad, pues sino cualquier persona ajena que esté en nuestro radio de acción de la red, podría ver nuestros archivos personales, imprimir en nuestra impresora, o incluso colarse y utilizar nuestra conexión a Internet.

Si compartimos una carpeta de un ordenador, tendremos acceso desde todos los demás ordenadores (a no ser que restrinjamos el acceso con usuario y contraseña) esto es para mayor seguridad y suele hacerse normalmente en redes con muchos ordenadores (por ejemplo en grandes empresas o compañías), pero normalmente en una red entre varios ordenadores de varios familiares, no solemos ser tan tikismikis.

Si no queremos que se vean todos los archivos de nuestro ordenador –incluso entre familiares– lo mas sensato es sólo compartir una determinada carpeta, desde la que trabajaremos en red entre ordenadores. Esto limitará bastante nuestro acceso al ordenador, pero tendremos cierta intimidad.

También es interesante no compartir todo el disco duro con permisos de escritura y borrado. Si no somos muy duchos con el ordenador, podríamos tener la tentación de borrar un archivo que creamos que no debería estar ahí, y podríamos cargarnos algo crítico en la configuración del ordenador con el disco duro compartido completamente. Por eso es mejor compartir solo aquellas carpetas que creamos convenientes, y limitar el acceso a escritura, pero no a lectura. Es muy recomendable: Tener una carpeta para intercambio, esa si tendrá permiso de escritura y borrado.

Esto es muy básico, pero es importante recordarlo. Tenemos que tener presente que cuando compartamos algo en red, el ordenador que tiene eso compartido, tiene que estar encendido, esto es evidente para ficheros, carpetas y unidades de almacenamiento. Pero a veces no lo es para impresoras conectadas al ordenador donde se comparten. Así que cuando tengamos una impresora en red, tenemos que tener encendido el ordenador donde esta compartida, para poder acceder, lo mismo cuando accedamos a archivos en ese ordenador. Si no esta encendido no veremos ni accederemos a los directorios. Y aunque veamos que tenemos configurada nuestra impresora en red, si no esta encendido el ordenador de donde depende esa conexión, no se imprimirá nada.

Adicionalmente podemos compartir mas cosas:

  • Escáneres: aunque para esto es importante que estemos delante del escáner, pues sino no podremos manejarlo.
  • Módems: Antiguamente los ordenadores no estaban siempre conectados como ahora (ADSL, cable, etc) y se usaba el módem para conectarse a Internet o a otros ordenadores vía telefónica, este se ponía en uno de los ordenadores. Aún sigue existiendo la posibilidad de compartir la conexión a Internet ya sea por módem o por ADSL a través de una red. Esta opción puede ser interesante si disponemos de un router monopuesto (una sola conexión de ordenador) ya sea USB, o con un solo conector de red. Compartir la conexión a Internet significa que para poder utilizarla, ambos ordenadores deben estar encendidos. el que la comparte, y el que desea acceder a él.
  • Escritorio virtual: Sí, también podemos usar el ordenador de otra persona desde nuestro ordenador, en red o bien por Internet. Programas como el VNC, TeamViewer y otros permiten esta posibilidad.
  • Dispositivos de almacenamiento externo: (grabadoras de CD, DVD, Blu-ray, discos duros externos, llaves de memoria, lectores de tarjetas, etc), todo esto será tratado como unidad o carpeta compartida, siempre y cuando la compartamos en uno de los ordenador para tener acceso. Eventualmente tienen que estar enchufados al ordenador y alimentados (los que requieran alimentación adicional), sino por muy compartido que esté, no se verá, ni en el ordenador conectado, ni en red.

Leer: parte 6 | parte 5 | parte 4 | parte 3 | parte 2 | parte 1)

1 comentario

ATENCIÓN: Puedes opinar sin meter Correo electrónico o Web.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

code

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.