Conceptos diferentes de soledad

La mayor parte de las personas que conozco temen la soledad. Ese estado en el que nadie quiere estar. Temen quedarse solos consigo mismos, porque eso supone que no se pueden mentir o esconder ya que saben quienes son. Pueden intentarlo pero en el fondo se verán. Ese es el miedo que tienen a la soledad.

No es un estado bueno o malo. La soledad bien entendida puede ser muy útil para determinadas personas.

Algunos podemos, en soledad, rendir mucho mejor que otros en compañía, pues al estar mas enfocados en una tarea no hay distracciones.

También puede ser un modo de meditación, de estudio interior, de serenidad. Conseguir serenidad en estos tiempos que corren, con tanta velocidad a tu alrededor, es algo muy importante para los que buscamos la soledad.

La soledad también vale para otras personas como una forma de recargar baterías. Muchos creen que dormir es la única forma de llenarse de energía. En realidad hay mas formas aparte de descansar de esa forma. Tener la mente despejada no implica haber conciliado el sueño solamente. También puedes encontrar un descanso en la soledad.

En soledad también puedes hacer diálogos (soliloquios 🙄 ). Puedes hablarte a ti mismo perfectamente. Claro que conoces las respuestas, pero precisamente puedes hablarte de diferente forma que como lo harías delante del mundo exterior, donde por norma te han enseñado que no debes mostrarte como eres, pues otros se pueden aprovechar de tus puntos débiles. No solo puedes dialogar a la velocidad que tu quieras (a veces mucho mas rápido que un dialogo verbal entre dos personas o mas), sino que además puedes hacer un diálogo enfrentado, igual que muchos maestros de ajedrez juegan consigo mismo porque son su peor rival que pueden tener. Muchos pueden visualizar diferentes escenarios de diálogos compartidos. Otros lo emplearan de otra forma mas inteligente.

La soledad no implica estar solo. Puedes estar rodeado de gente y estar incluso en soledad. Muchos no lo ven así, pero ¿quién alguna vez no se ha sentido desplazado o no ha encajado en un grupo, fiesta o reunión social porque tenía la mente distraída en otra cosa? Y no por ello era mas sociable o solitario.

Puedes emplear la soledad de mala manera. Ya hemos dicho que no hay bien y mal, pero si no somos consecuentes con nuestro interior, podemos intentar «mentirnos a nosotros mismos» y ahí si hay un problema. La soledad bien entendida implica ser sincero con uno mismo. No necesitas mentirte. Sabes quien eres. Si no aceptas que o quien eres realmente no estas en soledad, simplemente es que eres tonto. 🙄

Mi trabajo interior y experiencia exterior

Que quede claro que cada persona es diferente, por mucho que os digan que «todos somos iguales». Cada persona necesitará diferentes estímulos para salir adelante o enfrentarse a sus situaciones de la vida. No hay bueno y malo. No es mejor una cosa u otra. Pero al reconocer que es lo que verdaderamente eres, tienes, puedes sacar de ti, y quieres hacer, casi todo el trabajo está realizado. Ya solo es aprovechar todo eso siendo consecuentes con tu verdadero yo. Y si tienes un propósito en la vida, ir a por él.

Durante toda mi vida he intentado hacer muchas cosas para los demás. Pensaba que si tenía algo que ofrecer, sería mas feliz. Que si era mas útil para las personas que me rodeaban ganaría en mi propio bienestar. En mi forma de ser he intentado estar «socialmente en grupo» de diferentes formas, pero nunca he estado del todo integrado en ninguno que me he propuesto, no porque no lo quisiera, sino porque las ideas que tenía no conectaban con las del grupo.

La mayor parte de mi vida he estado mas cómodo en soledad. También he tenido relaciones sociales pero de forma mas controlada, con una o dos personas al tiempo. En las que me he enfrentado a varias personas o en público, si bien no estaba del todo a gusto, si me han mostrado muchas cosas que pasan desapercibidas para otras personas.

La sociedad, el grupo o tu círculo, si no tienen una sensibilidad mas elevada acaban diciéndote que tu tienes el problema. Que tienes que ser mas social, que el ser humano esta hecho para tal forma y que todos somos iguales. Que todos podemos llegar a lo mismo. Si fuera así, no habría tanto «genio loco» que ha conseguido cosas inimaginables en esa sociedad grupal aunque empleando su soledad tan necesaria para apuntar su rayo láser mental y conseguir algo que persiguen, idean o teorizan.

En mi soledad no quiere decir que no pueda trabajar en grupo, todo lo contrario. El planteamiento inicial que he estado empleando estaba mal encaminado. Puedo perfectamente estar reunido, hablar de algo, sacar cosas en clara. Después, en mi soledad, realizar la tarea encomendada sin necesidad de interferencias externas. Cuando estoy enfocado o sereno soy como ese rayo láser de un «genio loco». Pero para ello necesito tener las cosas claras. Sino uno acaba dispersándose, como un haz de arco iris. Te desgastas inútilmente y desapareces. Cuando una tarea que te has propuesto esta terminada, puedes volverte a reunir y seguir con otra o hablar o tratar el enfoque siguiente para a realizar lo sea necesario. A veces se necesitan pequeñas chispas o un punto de vista diferente para sacar cosas en claro en tu siguiente enfrentamiento en soledad.

Aunque no estés siempre en un grupo, puedes avanzar mucho mas rápido que otro que se sienta mas cómodo trabajando juntos. Su planteamiento también es muy válido para ellos. Todos podemos convivir perfectamente.

No es bueno ni malo tener diferentes formas de trabajar, pero si tener respeto por ello. Puedes convivir perfectamente con seres que trabajan socialmente unidos y seres que trabajan separados de otros, porque trabajan mejor así. Esto no lo llegan a comprender todas las personas. Creen que los que están separados son los raros, porque en el fondo les da miedo esa famosa soledad, que no es ni mas ni menos que verse a si mismo.

Conociendo tus limitaciones y tus virtudes, no necesitas agradar a nadie para conseguir un propósito y al mismo tiempo tu propio bienestar. A fin de cuentas agradar a otros para estar bien contigo mismo es un egoísmo propio, aunque parezca lo contrario.

Tampoco necesitas sonreír de forma hipócrita para ganar prestigio, notoriedad, o el aplauso de los demás (lo que no significa ser desagradable con los demás. La educación es muy importante, y ciertos valores también. 😉 ). Quien necesita estos estímulos del exterior es doblemente esclavo.

  1. De sus emociones o esas necesidades.
  2. De la gente que le alaba o aplaude.

Se nutrirá de esa energía cuan vampiro. Estará condicionado por ambas y no llegará a ser todo lo que puede llegar a ser.

Se que algunos prefieren ser así que poder llegar a ser de otra forma. Están en su perfecto derecho, pero después que no se anden quejando cuando eso no les llene lo suficiente, que ya no les aplauden como antes, o que perdieron ese don tan maravilloso que les hacía destacar en ese mundo en el que quisieron vivir.

Si consigues estar a gusto en soledad quiere decir que te estas mirando como eres y estas enfocado en lo que puedes llegar a ser.

ATENCIÓN: Puedes opinar sin meter Correo electrónico o Web.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

code

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.