Crearse un FTP

Hace unos días, un familiar, me preguntó:

¿Yo puede tener FTP?

Cada vez que me hacen una pregunta así, a mi me viene una avalancha de información, y muchas veces me tengo que contener de responder con tecnicismos al saber que si empiezo con mi verborrea informática, muchas de esas preguntas caerán en saco roto con el típico: «Ufff que complicado, déjalo«.

Y es una lástima pues cuando hacen este tipo de preguntas es cuando mas «mola» la informática, poder jugar, poder aprender, y utilizar esos conocimientos cuando te son útiles.

Así que he decidido poner aquí algunas ideas, no muy técnicas de los intrínsecos mundos del FTP. Pero no esperéis un extenso manual de cómo configurar cada apartado, sino unas breves notas, y quizás algún que otro consejo. La mejor forma de aprender, es jugar con el ordenador, y muchos no jugáis con ellos.

Empezaremos con lo básico.

¿Qué es FTP?

FTP es un acrónimo que quiere decir (en inglés) File Transfer Protocol. Y en castellano eso viene a ser: Protocolo de transferencia de archivos. Básicamente se trata de pasar ficheros (programas, documentos, vídeos, música, cosas generadas con el ordenador) de un ordenador a otro.

Desde el ordenador eso se hace con relativa facilidad pasando un contenido de una ventana a otra, a veces desde el sistema operativo, y otras veces con programas llamados comúnmente gestor o explorador de archivos. Estos últimos suelen tener mas opciones adicionales para organizar y realizar tareas adicionales.

Desde que aparecieron las comunicaciones a larga distancia para ordenador (Módem, Internet, etc). La forma de gestionar archivos se ha multiplicado exponencialmente. Ya no es necesario estar delante del ordenador para realizar esta tarea en el mismo sitio. De tal forma que puedes pasar un archivo de un ordenador mas lejano a otro. Sin entrar en grandes detalles el FTP es en Internet lo que se utiliza para «copiar ficheros de un lado a otro».

Servidor y Cliente ¿qué es eso?

En Internet hay dos clases de máquinas principales:

Las que dan una serie de servicios, y las que recogen esos servicios.

Las primeras se llaman Servidor (sirven determinadas tareas) y las segundas Clientes (reciben o utilizan esas tareas).

Para realizar correctamente una transferencia FTP necesitamos una máquina que de ese servicio, y después clientes que utilicen ese servicio.

¿Y ahora qué?

Ahora es cuando uno decide si quiere seguir explorando las posibilidades y aumentando conocimientos. Aquí es cuando uno decide que es lo que le conviene según sus necesidades.

Deme cuarto y mitad de FTP, con las siguientes opciones:

1.- No quiero preocuparme de cosas raras.

Aquí yo recomendaría un servicio de disco duro virtual con opciones para compartir contenidos con otras personas, por ejemplo Dropbox, box.com, o incluso cualquier otro servicio de descarga directa. Si no necesitas mucho espacio puedes apañarte con las cuentas gratuitas, pero si necesitas mucho espacio u opciones adicionales deberás pagar por éste cada mes.

En este caso sólo es subir contenidos a ese espacio web, desde el navegador o con la aplicación que ellos proporcionen (a veces tienen varias según sea el caso), y poner a disposición dicho contenido, bien sea por invitación por correo electrónico, un enlace público, etc.

2.- Necesito algo sencillo pero con algunas opciones.

Hace muy poco he conocido una alternativa llamada Opera Unite. Opera es un navegador alternativo. Opera Unite es una opción que incluían estos navegadores hasta la versión 11 de dicho navegador (a partir de la versión 12 esta característica ha sido suprimida).

Con Opera Unite tendrás la posibilidad de tener un pequeño servidor FTP desde tu ordenador, y no tendrás que preocuparte de configurar cosas muy raras. Solo necesitas crearte una cuenta con Opera Unite (es un requisito necesario, la cuenta es gratuita, necesitarás un email para darte de alta). Y una vez cumplimentado una serie de datos, tendrás a tu disposición unos servicios entre los que destacan el FTP o File Browser. Configuras una carpeta con contenido y lo pones en marcha.

Lo único que tienes que dar a tus visitantes o clientes es un enlace, y dependiendo de la configuración del acceso a esos archivos, una clave. también puede ser sin clave (público).

Existe una alternativa llamada Tonido, para los que ya no tienen la posibilidad de conseguir Opera versión 11. Que es algo parecido a un disco duro virtual y las opciones que trae Opera Unite. también tiene opciones adicionales de pago.

Opera esta para Windows, Mac y Linux. Actualmente desde su web solo se puede descargar la versión mas actual, pero desde el FTP público de Opera podrás acceder a versiones mas antiguas, la última versión con Opera Unite fue la 11.64 (1164), desplázate por los directorios: Windows, Mac, Linux, y después por el número de la versión, y te descargas dicho archivo).

NOTA: Al termino de este texto, antes se podía bajar la versión portable desde portableapps.com, pero ahora solo esta la última oficial. Hay una opción alternativa en Opera@USB, donde podrás bajar la versión 11.52 y anteriores.

Tonido está para Windows, Mac y Linux

3.- Quiero controlarlo todo, todo el trabajo, todas las opciones.

Existen numerosos servidores FTP, si quieres empezar con uno sencillo te recomiendo el CesarFTP. Otro con algunas opciones adicionales es el Filezilla Server, aunque es un poco mas complicado de utilizar.

Con estos programas configurarás una serie de carpetas compartidas, una serie de usuarios que tengan acceso a esas carpetas, un servicio que disponga de acceso continuado en tu ordenador (siempre con tu consentimiento, podrás cerrar y abrir el servidor cuando quieras).

La pega principal es que para que esto funcione tienes que configurar tu conexión a Internet (tu Router) para que se pueda acceder al FTP desde fuera a tu ordenador. Y por supuesto tendrás que tener el ordenador encendido con la aplicación en marcha. Si no quieres tener que dar numerajos extraños a tus clientes (usuarios) tendrás que mirar un servicio gratuito de re-dirección como puede ser el dyndns.org, con el que crearás una cuenta con un nombre fácilmente recordable, y con un programa adicional en tu ordenador pondrás al día dicho nombre con dichos números (hoy en día es muy popular que en las conexiones a Internet te varíen el numerito de conexión llamado IP (esto viene de Internet ProtocolProtocolo de Internet— y es mas o menos como el número de carnet de identidad de una máquina en Internet). Sabiendo este número, y algunos datos es como entrarán en tu ordenador al servicio de FTP que tengas instalado.

NOTA DEL 11/2014: dyndns.org ya no ofrece servicio gratuito, puedes probar no-ip.com

CesarFTP y Filezilla Server son solo para Windows, si necesitas algo similar para Mac o para Linux, con estos sistemas operativos, hay opciones para configurar dicho servicio fácilmente. Por ejemplo tienes aquí un par de tutoriales:

Hay muchos mas, utiliza tu motor de búsqueda favorito y los encontrarás fácilmente.

NOTA: Algunas versiones de Windows tienen la posibilidad de configurar un servidor FTP de Microsoft, pero esto no está disponible para todos los sistemas operativos de Windows. A veces hay que añadir un complemento adicional, y el programa de configuración del FTP es mucho mas difícil de manejar.

4.- No quiero tener siempre el ordenador encendido.

En este caso. te recomiendo un disco duro en red con opciones para montar un servidor FTP. Lo que viene a ser mas o menos un NAS (Network Attached Storage).

Este es un aparato autónomo (adicional, enchufable a la red eléctrica, que tienes fuera del ordenador, que conectas en tu red local y que no te está ocupando recursos en tu ordenador). Puedes acceder a él desde tu propia red interna (si quieres compartir archivos entre tus ordenadores y que estén siempre disponibles), o vía remoto, si tiene opción para montar un FTP o similar. Es ideal si quieres externalizar esta opción, porque uses el ordenador para otras cosas y necesites tener al tiempo la posibilidad de compartir archivos.

Dispositivos NAS los hay de muchos tipos, muchas capacidades y muchos precios. Debes elegir aquel que se adapte a tus necesidades, tanto de espacio, conexiones, y opciones para configurar.

En algunos modelos de Router, también puedes disponer de conector USB, este conector sirve a veces para montar un servidor FTP sencillo, deberás mirar el manual de instrucciones y seguramente un tutorial para configurarlo. Es muy probable que esto último puedas encontrarlo buscando por Internet el modelo, la palabra tutorial y «montar un FTP«. Conectando por USB una llave de memoria o un disco duro externo puedes suplir las opciones que te ofrece el NAS de una forma sencilla.

5.- Me muevo mucho por el mundo.

Aquí tienes varias posibilidades, de las que hemos comentado antes y alguna otra adicional:

Un disco duro virtual con opciones de compartir a determinadas personas o enlaces públicos. Desventajas tienes que subir tu los contenidos para que estén disponibles.

Opera Unite/Tonido en una llave de memoria. Teniendo acceso a un ordenador público (cybercafe, un amigo que tenga conexión a Internet, tu propio portátil conectado a una red inalámbrica pública, etc.) podrás montar un servidor sencillo para compartir archivos. Desventajas: si tienes una conexión no muy rápida de «subida de datos» puede ralentizar el acceso desde tus clientes (usuarios).

Si dispones de un portátil podrás configurar un servidor FTP también en él, Desventajas: ten en cuenta que para acceder de forma remota tendrás que tener acceso a configurar datos en el Router, y las conexiones públicas no te dan acceso a esto precisamente.

Utilizar programas como TeamViewer, VNC, LogInMe, que permiten compartir el escritorio vía remoto, y también tienen opciones para transferencia de archivos.

TeamViewer esta para Windows, Mac, Linux y dispositivos móviles:

VNC (hay muchas versiones y para muchas plataformas, desde la Wikipedia podrás acceder a muchas de ellas.

LogMeIn esta para Windows y Mac, y también para dispositivos móviles

Desventajas: necesitas tener el mismo programa en ambos ordenadores. Gastarás un poco de velocidad al trasmitir el escritorio de forma virtual que podría haberse empleado solo para la transferencia de archivos, en ese sentido los FTP aprovechan mejor la conexión.

Nota importante: Ten cuidado si utilizas conexiones portátiles o móviles limitadas por transferencia, podrías encontrarte con una factura adicional si te cobran por excedente de servicio o se reduce tu velocidad de conexión si te pasas de ese límite mensual.

1 comentario

ATENCIÓN: Puedes opinar sin meter Correo electrónico o Web.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

code

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.