El amigo que entiende algo de informática

Este texto se parece a muchos que corren por la red de ese tipo. No tiene muchas pretensiones ni pretende ser una guía exhaustiva de notas a seguir. Solo me apetecía aporrear un poco el teclado y desahogarme de algún modo. 🙂

Consideraciones:

Debes considerar que tu amigo informático se pasa horas delante del ordenador, que a menudo tenga horas de descanso diferentes, o que este en otros asuntos.

Se paciente y espera tu turno, te dedicará el tiempo oportuno a tu consulta en cuanto le sea posible.

Ten en cuenta que al no saber que ha pasado, tiene que hacer antes preguntas, debes responderle con sinceridad. Si te has metido en una pagina guarra, dilo claramente. Si te has puesto un programa de dudosa procedencia, también. No somos adivinos. Pero si sabemos leer y podemos encontrar fácilmente los rastros de determinas cosas. Cuando los encontramos vemos que nos han mentido vilmente por la cara. Eso molesta mucho.

No te vamos a juzgar por haber hecho algo y no saber o no haber podido llevarlo a término. Todos hemos sido o somos principiantes en alguna materia. Hasta tu amigo también se puede equivocar.

Debes poner un poco de interés tu también. Nos gusta que tu también aprendes a usar el ordenador, mejorar en conjunto. Poder pedirte ayuda cuando a nosotros se nos olvida algo, o poder ver que ayudas a otra persona tu cuando estamos ocupados y no podemos atenderle. Ver que sirve para algo lo que alguna vez te explicamos o te mostramos como hacer.

Si no entiendes algo, pregunta. Y si no ha quedado claro algo, sigue preguntando hasta conseguir las respuestas a las incógnitas y cosas que no sepas. No hay preguntas tontas. Porque: «mas vale ser ignorante 5 minutos que toda la vida».

La mayoría de las personas creen que todo se soluciona con los típicos pasos de: «Siguiente, siguiente, siguiente, finalizar», o creen que con cuatro líneas y «en dos patadas» se soluciona todo por arte de magia. Debes tener en cuenta que a menudo muchos problemas con el ordenador son a base de experimentación, de unir cabos sueltos, de búsqueda de documentación, de lectura, en definitiva de tiempo.

Cuida a tu amigo informático día a día. Queda muy mal que solo le hables cuando tienes un problema con el ordenador, y jamas vuelvas a hablarle hasta que no te surge otro.

Cuando tengas un problema con el ordenador, pregúntale antes si puede dedicarte un poco de tiempo. No antepongas tu problema, no le obligues a atenderte porque solo tu eres lo mas importante y tu problema es lo principal.

Considera a tu amigo informático como tu igual, con sus defectos y sus virtudes. También tiene fallos. Si no puede arreglar algo, te lo dirá. Si no conoce algo, también te lo dirá. Si cree que puede cargarse algo, te dirá que hagas copia de seguridad antes de tocarlo. Intentará minimizar los daños posibles, pero a veces hay que realizar operaciones complicadas, que requieren cierto tacto y a veces no puede controlar esos daños.

Considera que si no sabe algo, pondrá su empeño en buscar una solución, puede que tarde algo de tiempo en recolectar información o una posible solución, que sea un apaño o un arreglo definitivo, pero le dedicará ese tiempo. Aprecialo mucho, pero no compres su amistad.

Considera que no tenemos que saber de todos los temas de tecnología. Sabemos manejar algunas cosas de la informática, pero no todos los chanchullos para poner juegos de consolas, todos los trucos y tarifas de los teléfonos móviles y sus operadoras, todos los trucos de todos los electrodomésticos de la casa, desarmar una central nuclear, poner el Hubble en posición geo-espacial para capturar una nebulosa del quinto cuerno…

Jamás le pidas que haga cosas delictivas como conseguir una clave de Hotmail de otra persona para ver lo que ha puesto sobre ti, entrar en los albumes de fotos con privacidad no permitida del Facebook de esa persona que no te traga o conectarte a redes inalámbricas por la cara. JAMÁS LE PIDAS ESO SI LE APRECIAS DE VERDAD.

Pero que pasa al final:

El 90% de las personas con un problema informático quiere todo en el acto y en menos de 5 minutos solucionado.

Las mayor parte de esas personas, no solo quiere el problema solucionado, sino que no quiere saber que proceso has tenido que llevar a cabo para conseguirlo.

Los pocos que si quieren saberlo de ese porcentaje. Si le supone un esfuerzo mas grande que los 5 minutos invertido en hacer algo por si mismo. No lo hará, aludiendo a que es muy difícil y que tiene mas cosas importantes que hacer en su vida.

Si le supone un esfuerzo leer un montón de explicaciones de como arreglar algo, tampoco le dedicará ese tiempo, o al final de explicárselo te dirá que no le compensa tanto trabajo y lo dejará abandonado.

Por no hablar de las instrucciones que puedas conseguirle fácilmente pero en otro idioma. pondrá todas las pegas del mundo. Cuando casi todos sabemos que la mayoría de las instrucciones de informática son bastante básicas: pon tal acá, haz esto así, escribe esta orden tal y como te la pongo…

Te preguntará sobre cualquier tema, no solo de informática, electrónica, que aparato es mejor para que se lo compren… etc.

Incluso tendrás que elegir por ellos. Si lo haces, y te equivoques en algo, entonces te echaran la culpa por no decírselo. Aunque no lo entiendas o sea un aparato con unas prestaciones interesantes, pero que ellos no entienden o no quieren aprender a manejar, por no saber que es lo que quieren.

Si consigues arreglar algo, querrá colmarte a regalos, o pagarte por tus esfuerzos de forma monetaria. Con el fin de que vea que también es una buena persona y que te aprecia, pero recuerda que a los amigos no se les compra.

Pero si fallas en tu empeño, te dirá que no tienes ni idea, que vaya ayuda que le das, que si vas a romper el ordenador, mejor que no lo hagas.

A menudo volverá a ti para que le soluciones otro problema, seguramente disculpándose por el trato de la última vez que le fallaste, para ver si así puedes arreglarle este. Pero tendrás la misma respuesta si vuelves a fallar.

Prestará poca atención a una explicación que debe conocer. Y te lo preguntará tantas veces como lo necesite, sin dignarse a aprender el proceso que quiere hacer.

Se molestará cuando le digas que no aprende algo que le enseñaste hace tiempo. Te dirá que eres un borde. Y añadirá que además: «tu tienes todo el tiempo del mundo, porque siempre estas delante del ordenador.»

Sí le recomiendas que vaya a un servicio técnico, el problema, la pregunta o cualquier otra cosa quedará en el olvido. Te dirá que eso es muy caro y que tampoco le compensa tan poca cosa. También puede decirte que a ti no te cuesta nada ayudarle y que te pasas todo el día en casa delante del ordenador sin hacer nada. Que eres malo por no querer ayudarle.

Si no puedes ayudarle, aun habiéndoselo dicho con todo el tacto del mundo, se irá a otro amigo «pringado» que quizás pueda ayudarle. Y si consigue la solución por esa vía, mas adelante te recriminará.

Mucha gente me dirá:

«No seas tonto, aprovéchate cuando quieran pagarte.»

Pero ese no es mi estilo cuando se trata de amistad. Puede que «sea tonto», pero así soy yo, quiero el mismo respeto que doy y el mismo trato.

Sólo viendo todo el proceso que se va haciendo a un ordenador, como sacar esa información, cuanto se tarda en hacer algo, y comprendiendo los por qués para no errar en el mismo fallo otra vez, es cuando uno aprende a conservar lo que tiene, a tratarlo con mas cuidado.

Aprende que cada fallo es un aprendizaje, y que con ellos podemos mejorar, evolucionar.

Aprende que al no depender de otros siempre, se es mas libre.

Me viene a la memoria una frase de mi hermano mayor que dijo:

«Nadie debería tener nada que no se pudiera construir.»

Y algunas veces es muy cierta. Sí, no sabemos como van los chips (eso requiere mucha técnica y aparatos muy caros). Pero hoy en día podemos construirnos a piezas los ordenadores. Podemos desmontarlos para ampliar algo o cambiar algo roto. Podemos reinstalar los sistemas operativo y ampliar los programas, o simplemente aprender a usarlos. Y no es ningún tiempo perdido aprender algo que puede servirte para otro tema.

Últimas palabras

Tómense estas notas con buen humor. Ni todo es tan blanco, ni tan negro. ¡Solo es gris! griiss, ¡¡¡GRIIIIISSSS!!! :mrgreen:

1 comentario

  1. pues estas en lo cierto y me parece muy bien lo que espresas en este texto… yo soy la primera que te pido y te pìdo y tu siemore estas estas… y aunque creoq eu no he incurrido en todas las faltas que mencionas seguro que en mas de una si y te pido perdon…y no voy a decir eso de» pues ya no te pido ayuda nunca mas» seria una ibmecilidad molestarse por este cometario, al reves te pedire ayuda unas 50.000 veces mas porque TE NECESITO!!! no porque seas gratias o rapido sino porque confio ciegamente en ti, en tu meticulosidad pero sobre todo en el cariño con que haces las cosas.. nene gracias una vez mas por ser mi ciber-angel de la guarda !! 😉
    P.D:sabes que a veces no es que no quiera aprender… es que no me dan las neuronas… y revisare el texto de nuevo… por si me dejo algo! jejej BSS

ATENCIÓN: Puedes opinar sin meter Correo electrónico o Web.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

code

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.