En busca del Nero liviano perdido (parte 1)

(Leer: parte 1 / parte 2 / parte 3)

Desde hace tiempo, estoy buscando programas cada vez mas livianos, que te permitan hacer las tareas con soltura, sin necesidad de cantidades ingentes de equipo, recursos y velocidad. Con los que hacer varias tareas al tiempo y que no se ralenticen mas de la cuenta. Es por ello que he ido cambiando mis hábitos de uso en muchos programas.

Hace meses (años casi), que estoy buscando programas de grabación de CD y DVD sencillos. Todo el mundo Usa el Nero Burning Rom (PC/Windows) o el Roxio Toast (Mac) para grabar sus discos. No dudo de que sean soluciones completas para hacer dicho trabajo, pero con cada versión se han convertido en programas cada vez mas grandes, mas lentos y con opciones que cuanto menos se usan ínfimamente. ¿Quién quiere un reproductor de vídeo en un programa de grabación de CD/DVD? pues el Nero en sus últimas versiones lo trae, y lo peor es que tampoco es de lo mejor.

Aun grabo con cierta asiduidad, datos en CD y DVD, casi todos los fuentes de Encanta están grabados en formato óptico, y os puedo asegurar que son bastantes gigas.

Hoy en día muchas personas prefieren usar discos duros para dicho menester. Es mucho mas sencillo para ellos comprar un disco duro de x tamaño y meter ahí media vida digital.

El problema que le sigo viendo a este sistema, es que si bien son mucho mas rápidos de acceso, también es mucho mas probable que el día menos pensado acabe yéndose todo al carajo. Cosa que muchas personas no piensan que pueda suceder.

Muchos usuarios somos conscientes de que hemos perdido muchos datos a lo largo del tiempo. Generalmente en los discos duros con el sistema operativo y todos nuestros programas y personalización. Antaño cuando muchos usuarios de PC con Windows teníamos que reinstalar cada x tiempo nuestros sistemas operativos, la mayoría de las veces no podíamos recuperar esos datos. Sobre todo aquellos que perdíamos el disco duro (yo he perdido muchos datos así, por desgracia.)

Con el paso del tiempo, los precios de los discos duros han ido bajando, y ahora además también hay una variante, los discos duros externos. Son soluciones rápidas para hacer «copias de seguridad» o transportar fácilmente muchos datos de un ordenador a otro, de una casa a otra, aunque muchas personas los usan para meter ahí todos sus datos importantes y piensan que así van a estar mas seguros, fuera de sus ordenadores. Lo que no suelen pensar es que un disco duro externo tiene las mismas probabilidades (si no mas, si son de los típicos portátiles que se llevan a todos lados), de estropearse con el paso del tiempo. Éstos utilizan la misma mecánica que los internos de los ordenadores de sobremesa/torre o portátiles, por lo que tienen la misma vida útil. Además también sufren los mismos problemas si se mueven, caen, o sufrieran subidas de tensión.

El problema de tener un disco duro externo frente a grabar también los datos en CD o DVDs, es que no pierdes una pequeña cantidad, pierdes muchos megas/giga/teras de datos. Por lo que duele mas el golpe.

Nada impide que puedas tener a su vez un segundo disco duro de copias de seguridad, sobre todo si son datos «muy importantes» lo que debas guardar. Y aunque sea mas improbable perder un segundo disco duro de copia de seguridad, tampoco esta exento de problemas, además de tener que hacer periódicas copias de seguridad a ese segundo disco duro, para mantenerlo al día, con la consiguiente perdida de tiempo en dicho proceso.

Fuera como fuese, el caso es que vamos a perder gran parte de nuestra vida tecnologica haciendo copias de seguridad de datos importantes, ya sea en discos duros, o bien en sistemas ópticos.

Yo de momento guardo gran parte de datos «no muy importantes» en CDs y DVDs, como todo el mundo. Y también guardo ficheros generados por mi en dicho sistema. También es cierto que con el tiempo, he tenido que hacer a veces recuperación de dichos discos porque no han sabido mantenerse en buena calidad. Incluso un simple cambio del propio lector/grabador de discos ópticos también hace que puedas dejar de tener lectura de dichos datos. Para lo cual, y por suerte, estoy relativamente «bien surtido» de unidades lectoras de varias generaciones, que muy a pesar de que digan lo contrario, mantengo como oro en paño por si las moscas. A veces he tenido que leer en una unidad antigua datos que no podía tener acceso a una mas moderna. Y es que la compatibilidad con estas unidades ópticas, a menudo deja bastante que desear.

Pero como de costumbre, me estoy yendo por las ramas, y perdiéndome en los intrincados medios de grabación.

El caso es que lo que les vengo a comentar hoy, es la búsqueda de ese programa que me permita hacer «con mayor facilidad» esas copias en discos ópticos, ya sean de datos importantes o menos necesarios. Y es que cada vez que un programa empieza a fallarme, siempre intento buscarle un sustituto que vaya mejor.

Me pasó hace tiempo con el Nero 6/7/8, a medida que han ido subiendo la versión, he ido teniendo que mirar alternativas, porque empezaba a dejarme de irme con soltura. Y es que desde el Nero 4, no ha vuelto a ser lo mismo. De hecho yo era uno de los que en sus buenos tiempos usaba el Easy CD Creator (ahora en manos de Roxio también), y también manejé el Quadrant WinOnCD (ahora también de Roxio).

Las primeras versiones de Easy CD Creator no tenía la posibilidad de poder aprovechar los cada vez mas «grandes» tamaños de los CDs (primero de 74 minutos (650 Mb), mas tarde con los «míticos» de 80 minutos –Que según muchos vendedores en tiempos decían que no existían– (700 Mb), y en las últimas épocas los de 800 Mb (90 minutos) y 900 Mb (100 minutos), éstos menos utilizados porque no todas las grabadoras pueden grabar CDs mas allá de los 80 minutos.

Casi lo mismo ha ido ocurriendo con los DVD pero en menor medida, de los 4483 megas en un DVD de simple capa, hay algunos que tenían mas datos para meter que otros. Eso sin utilizar la posibilidad del Overburning (grabar mas allá del límite del disco, que no todas las grabadoras ópticas pueden hacer, tened cuidado con esto, y también cuando grabéis así  los datos).

Muchas veces cuando estas grabando algunos contenidos, esos pequeños tamaños extra te viene muy bien. Pero para cosas importantes no son nada recomendables.

Para que os hagáis una idea de lo que quiero decir en este sentido. En tiempos tenía una lista de tamaños de CD, que recopilaba por fabricantes y modelos de discos lo que se podía grabar, incluso en modo Overburning con determinados programas, que aún podéis leer.

(Leer: parte 1 / parte 2 / parte 3)

1 comentario

ATENCIÓN: Puedes opinar sin meter Correo electrónico o Web.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

code

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.