En busca del Nero liviano perdido (parte 2)

(Leer: parte 1 / parte 2 / parte 3)

Actualmente, como muchos de otros usuarios he estado usando una versión «no oficial» del Nero llamada Nero Portable (en versión 7.7, unos 50 Mb) o Nero Lite (en versión 8, unos 111 Mb). Dichas versiones ocupa relativamente poco, frente a lo que ocupan las versiones oficiales de Nero 7.7 y Nero 8, y solo tiene el programa grabador de discos (Nero Burning Rom). La versión mas moderna de este programa (ya va por la 10), requiere unos 500 Mb de espacio para «una instalación típica», además de componentes adicionales de Microsoft (Installer 4.5, Silverlight 3).

Pero aun usando una versión «portable», me resulta «lenta» la aplicación. Por ejemplo, el simple hecho de incluir archivos es rápido, pero a la hora de «borrar un contenido» que exceda el tamaño del disco montado, tarda un buen rato hasta que se entera. Esto, como consecuencia, hace que se pierda el tiempo en esperas tontas.

Por lo pronto, también he notado cierta inestabilidad a la hora de grabar los datos. Antiguamente, los CDs que se grababan en su mayoría salían perfectos, y solo unos pocos tenías que utilizarlos de «posavasos» (discos inservibles). Con la llegada del DVD esto hizo que fueran mas sensibles y fallasen mas a menudo. Por no hablar de que si compras marcas baratas, te puede salir cara la broma, sobre todo si metes datos muy importantes.

El caso es que a medida que fue aumentando la versión del programa, también fueron aumentando los problemas derivados de la grabación, y por muchos sistemas de seguridad que hayan implementado (Burnproof, JustLink, y otras tecnologías similares), incluso «verificando la grabación» no estas totalmente seguro de que funcione. El programa te dice que «sí, que está perfecto», pero después vas a leer los datos y están ilegibles o con algunos fallos de lectura en determinados lugares. Y por mucho que bajes la velocidad de lectura o similares, el test te dice que perfecto, pero después no es tan «perfecto como dice». Por lo que además de hacer el test con el programa grabador, que casi siempre me dice que esta bien, tiendo a hacer uno adicional con otro programa que me dice la calidad exacta de dicha grabación. Si no supera, aunque sera en una ínfima parte del disco, dicho test, para mi ya no vale la grabación. y es parte de mi extensa colección de posavasos de discos no fiables, que acaban en un puntos limpios de reciclado.

Estoy seguro que muchos de los fallos son debidos a que se utiliza en exceso los recursos de la máquina, y aunque disminuya los accesos o multitareas realizados cuando grabo, a veces, ese exceso de recursos utilizados por el programa, hace que las grabaciones salgan mal o con fallos.

De momento he estado mirando «mas habitualmente» programas un poco menos conocidos que el Nero famoso. De algunos hablaré un poco mas extendidos que de otros, ya que los he probado por primera vez.

Todas las pruebas se han hecho bajo Windows XP SP3, con el mismo ordenador (el que yo uso) y discos de diferentes marcas. Las grabadoras utilizadas son la BenQ DW1640 y la Plextor PX860SA. En ocasiones he utilizado la unidad óptica del Mac Mini Intel para probar si el disco se leía (generalmente cuando en PC no había forma de acceder al disco).

La mayoría de los discos grabados han sido de DVD Datos, aunque también he grabados DVD Vídeo, CD Audio, CD Datos y algunas copias de imágenes completas de disco, y copias de disco a disco.

En las copias de disco a disco, ninguna vez se uso la opción de «Copia al vuelo«, y también la opción de grabación «Buffer Underrun» estaba activada en cada grabadora. Además la velocidad de grabación no estaba casi nunca al máximo (salvo cuando el programa no daba a elegir). La mayor parte de los discos fueron grabados en DVD a 8x, a veces a 4x para mayor compatibilidad con lectores de DVD antiguos. En discos de Audio para que no se corrompan el sonido o puedan leerse bien en lectores antiguos no se pasaba de las 12x.

Todos los discos fueron testeados la mayor parte con el «Nero CD & DVD Speed» –con la opción de C1/C2 PI/PO Test– y en menor medida con el «DVDInfoPro Xtreme» –con la opción de CRC Read Error Test–.

Todos los discos fueron verificados también con la opción de verificación de cada programa de grabación. Sobre esto diré, que la mayoría daba como perfecto el disco, pero el testeo por sectores después revelaba lo contrario en según que discos y que programas. Así que tened cuidado cuando verifiquéis vuestros discos con un programa de grabación en concreto, puede que no sean legibles si los datos son importantes.

(Leer: parte 1 / parte 2 / parte 3)

1 comentario

ATENCIÓN: Puedes opinar sin meter Correo electrónico o Web.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

code

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.