En busca del Nero liviano perdido (parte 3)

(Leer: parte 1 / parte 2 / parte 3)

Y llegamos a la última parte de esta serie de artículos. No están todos los que son, pero si una buena recopilación de programas alternativos, en su mayoría con versiones de evaluación, gratuitos algunos y otros no demasiado caros en sus versiones pro o avanzadas.

Complex Evolution

Es un programa Bieloruso (una de sus antiguas repúblicas de la antigua U.R.S.S.), que llamó mi atención hace unos años por ser un programa bastante liviano. Tiene una versión reducida y gratuita llamada JetBee. Aunque he probado con frecuencia dicho programa, y he visto lo «sencillo y manejable» que resulta, aun no me ha convencido por algunas cosas, por ejemplo algo como «borrar discos regrabables» no funciona adecuadamente (al menos a mi). Por lo que, yo que utilizo estos discos, no podría deshacerme del Nero para cambiarlo por este.

El interface de este programa se presenta en una pequeña ventana donde ya tiene las opciones básicas, en la mayor parte verás el proyecto del disco (la estructura de cómo va a quedar el contenido), te informará de la grabadora a usar y de la velocidad a grabar, siempre y cuando metas el disco virgen, veras el tamaño del disco, lo restante y las velocidades máximas o posibles de grabación.

Desde la misma ventana puedes intercambiar el tipo de discos a grabar: Data disc (CD/DVD), Audio disc (CD), DVD disc (DVD Video), UDF disc (para ficheros mas grandes de 2Gb de tamaño).

En los menús que esconde el programa (aunque están a la vista) hay mas opciones para grabar mas tipos de discos, además de las típicas que casi todos los demás programas suelen tener. El programa se encuentra también traducido al castellano, lo que mejorará el uso de éste, comprendiendo lo que se cambia. Dispone de muchísimas «pieles» para intercambiar la apariencia, por si no nos gusta la que trae por defecto.

El manejo es de lo mas simple ya que podemos emplear el de arrastrar de una ventana a otra (el mas sencillo e intuitivo) o bien desde la opción de agregar contenidos, en la que podemos elegir directorios o bien ficheros en concreto, pero será mas lenta la forma de «montar el disco». También, desde las opciones de menú podemos empotrar el «explorador de archivos» dentro del programa, convirtiéndose en una vista de ventana mas similar a muchos otros programas, aunque la ventana de trabajo tendrá que ser mas grande si queremos meter dicha opción, para poder trabajar con soltura.

Debemos elegir las opciones de «grabación» antes de darle al botón de grabación, tanto la velocidad, como otras opciones, desde el menú de Grabadora. Una vez pulsado dicho botón, empezará a grabar sin confirmación adicional. Desde la propia ventana podemos ver el porcentaje de escritura, además una barra gráfica nos informará de dicho proceso, y dos barras verticales de diferente color: izquierda del buffer de la grabadora, derecha del buffer del programa. El programa puede quedar totalmente escondido si le damos a botón minimizar, y mientras podemos hacer otros trabajos sin que moleste en la barra de tareas, esto puede hacerse mientras grabamos o si queremos tenerlo cargado en memoria por si lo necesitamos en nuestra sesión de uso del ordenador en cualquier momento.

InfraRecorder

Un programa Open Source (código abierto). Existe en dos versiones: instalador y portable, lo que es ideal para si queremos llevarlo en una llave de memoria y tener un programa de grabación autónomo desde cualquier ordenador con Windows.

El interface es claro y sencillo, lo que hace que sea muy rápido de usar y administrar el contenido de los discos. Al inicio te muestra un menú sencillo para elegir el tipo de disco o las operaciones a realizar.

Yo monto muy a menudo discos de datos, y he detectado que a veces si estas cambiando ficheros con nombres largos de ubicación en el proyecto que estés creando, el programa tiende a cascar y cerrarse.

La barra de capacidad, tienes que seleccionarla tú (lo que no deja de ser «algo engorroso»), no es automática como en otros programas. Desde ella con el botón derecho eliges la capacidad y así te irá marcando el tamaño cuando metes contenidos.

Aunque pongas el programa traducido, hay algunas opciones que permanecen en el idioma original (inglés).

En la grabación te va marcando en todo momento tanto el progreso, como la velocidad cambiante (no aparece constante) y el buffer de escritura. La verificación no parece funcionar.

CDBurnerXP

Otro programa sencillo y liviano. Ocupa instalado unos 12 Mb.

El manejo es sencillo e intuitivo. La versión probada viene en castellano.

Aunque su nombre de la sensación de que «solo» puede grabar CDs, lo cierto es que al meter el disco a utilizar, te detecta el tamaño, por lo que puedes usar perfectamente DVD, e incluso Blu-Ray (por lo que veo en su web).

La grabación resultó buena y fluida. No se ralentiza en exceso el ordenador cuando estas haciendo otras cosas (navegar, abrir programas de mensajería en espera, etc).

La verificación del disco grabado es algo lenta, el reloj de tiempo restante muy inexacto.

Según he leído por otras página puede tener problemas en equipos antiguos y también bajo Windows 7, aunque esto último puede haber sido corregido en las últimas versiones.

BurnAware

Tiene 3 versiones, una gratuita, otra para casa y otra profesional, estas dos últimas de pago, aunque puedes utilizarlo 10 días para comprobar si te es útil y registrarte.

En mi prueba, vi que el interfaz era simple, muy limpio, también que ocupaba poco instalado, y que parecía ir bastante suelto.

Lamentablemente, hice las pruebas con discos regrabables, con discos grabables y hasta con DVD de doble capa. Todos los discos fallaron, o bien se bloqueo el ordenador o quedaron inservibles. Por lo que de momento no es un software muy «fiable» para mi. Aunque seguramente pruebe futuras versiones… eso sí, intentaré usar discos regrabables, por lo que pueda pasar.

Quizás a vosotros os funcione, pero lo que es a mi totalmente descartado.

True Burner

Este está basado en BurnAware, pero mas parco y mas reducido en tamaño de iconos.

He intentado grabar varios discos con este programa, pero aparte del manejo sencillo y un funcionamiento adecuado, solo he conseguido tener discos con datos inaccesibles. Todas las cosas buenas que tenía preparadas para decir, solo puedo resumirlas en «un programa que solo sirve para hacer posavasos».

Aunque las copias las graba bien y te hace «ver que han sido comprobadas», después no consigues leerlas, lo probé en varios lectores/grabadores de diferentes marcas, en PC y Mac, pero no accedí a ningún dato.

Aun así paso a relatarles un poco el manejo, para quien se atreva a probarlo:

Como siempre al comenzar el programa tiene un menú para elegir el tipo de disco que deseamos crear. Este programa no es como otros que incluyen una doble zona para buscar archivos y al otro lado posicionarlos. En este el espacio para posicionar es toda la ventana con unos cuantos botones, algunos para agregar contenidos o bien para arrastrarlos desde otras ventanas del sistema operativo.

Aunque el manejo es de lo mas sencillo, se hace raro que a la hora de renombrar archivos, salga una ventana aparte con el nombre del archivo, en lugar de hacerlo como en casi todos los programas, desde la propia ventana de la compilación. La barra de tamaño del disco es sencilla, cuando estamos llenándola está en verde, y cuando nos acercamos al final del disco pasa a ser amarilla. Si nos pasamos del contenido lo marca en rojo. En todo momento nos dice el tamaño disponible o requerido según corresponda.

Las opciones de la compilación están aparte en un menú de opciones, en el que podemos elegir algunas cosas, como las fechas, sistema de archivos a emplear, etiqueta, y algunas opciones de grabación.

Para grabar solo disponemos de un botón rojo, que al pulsarlo va directo a la grabación sin poder seleccionar la velocidad u opciones adicionales. La velocidad por tanto será la máxima empleada por la grabadora, o si procede, por la marcada en el disco de grabación como máxima posible (puedes elegirla si marcas en las opciones de compilación, que deseas fijar la velocidad, pero esta opción no viene por defecto marcada, con lo cual si eres primerizo en el uso del programa pasa un poco desapercibida).

En todo momento vemos los datos esenciales de la grabación, tanto de los megas grabados, como del tiempo transcurrido y restante, así como otra información adicional. La verificación de los discos grabados es casi igual de rápida que la grabación, a toda mecha, aunque a veces para un poco.

Estando basado en BurnAware, me esperaba un funcionamiento similar, pero hay cosas buenas y cosas malas, y seguramente acabe quitándolo de mi configuración, por no convencerme. Aunque es posible que si lo mejoran, lo pruebe en el futuro.

Unas ultimas apreciaciones mías: Cuando eliges grabar DVD de datos, el programa se configura como sistema de archivos UDF, esto tiene que estar así al añadir ficheros, pero antes de darle a grabar, tienes que cambiar el formato de archivos a ISO de Nivel 2, si usas nombres mas largos de 11 caracteres, para poder acceder a los ficheros. Esto es un verdadero problema, porque si añades archivos largos, no te deja, alegando que tienes que poner el que se queda por defecto al poner el programa (UDF). Si grabas archivos mas grandes de 2Gb en el disco, entonces si tiene que estar en UDF.

Si el disco se queda grabado en UDF o en UDF+ISO, muy probablemente no podrás acceder a los datos (probada la lectura en Windows y en Mac con varios grabadores/lectores), aunque estos estén verificados por el programa o con los testeadores de calidad.

AstroBurn

De este también hay tres versiones: AstroBurn Audio, AstroBurn Lite y AstroBurn Pro, todas de pago, aunque el precio de los programas es relativamente barato. La versión Trial solo te deja 3 días de prueba.

La versión Pro ocupa unos 12 Mb instalados. El instalador y el programa están en castellano.

Nada más abrir el programa, ves el interface que es claro, es similar al Nero, parte superior de proyecto e inferior para encontrar los archivos a grabar.

En la izquierda tiene un gran disco, cuando vas metiendo datos en el proyecto este se va coloreando. En todo momento te dice el espacio libre, pero para que esto ocurra tienes que meter el disco dentro de la grabadora, sino sólo te informará de lo que ocupa. Desde ahí también puedes elegir la grabadora y el sistema de ficheros a emplear (por defecto ISO9660 + Joliet, que es el mas usado).

A la hora de grabar, te pone las opciones mas básicas, que suelen ser la velocidad a la que grabar, y poca cosa mas. También puedes borrar los archivos una vez grabados, algo que si no piensas mucho, puede ser peligroso hasta que no has testeado de verdad el disco.

Pero un problema que tiene es que con algunas grabadoras los discos salen mal hacia la parte final del disco. Por ejemplo probé a grabar tres veces el mismo disco. 2 con una grabadora Benq, y el tercero con una Plextor. Este último salió bien grabado, pero los otros dos, siendo de la misma marca los discos y grabados a la misma velocidad y con el mismo contenido, el testeo de calidad fallaba al final. Eso incluso diciéndome la opción de verificado que el disco estaba al perfecta al 100%.

Por otra parte, parece que por el momento no permite montar discos de DVD Vídeo. Aunque graba DVD de datos, CD de datos y audio, y algún otro formato mas.

Ink DVD Burner

Un programa que leí que era «liviano» en Genbeta, pero que desgraciadamente requiere un componente de Microsoft, nada menos que el .NET Framework 3.5, que no es precisamente «liviano».

Después de poner mi comentario sobre el asunto de «lo liviano que no era» en dicha web, decidí darle una oportunidad, y se me ocurrió gracias a ésto hacer un artículo que explicase lo que estoy haciendo con mas programas, según mi experiencia con ellos.

El programa intenta agregar un interface «algo desenfadado» con unos iconos simpáticos y una apariencia de ventana similar a casi todos los programas. Las típicas ventanas de donde encontrar tus archivos y la de disco a grabar.

El inicio incluye un pequeño menú con las opciones básicas. Una vez elegido (ya sabéis, casi siempre monto discos de Datos de CD o DVD), en este caso, mi opción sobre el menú sencillo pasa «un poco desapercibida, ya que el botón destinado a ello aparece con dos opciones (mitad y mitad) y hasta que no lees en la base de la ventana a que se refiere esa división, no te das cuenta que uno es para Data CD y otra para Data DVD, lo cual puede liar a los usuarios mas noveles en uso de estas aplicaciones.

Por otra parte el programa está completamente en inglés. aun no hay posibilidad para cambiar a otro idioma que no sea ese, aunque el programa ya tiene la opción para ello, solo que no tiene posibilidad de descargarlo desde su web.

Las opciones que da el programa internas no son nada liosas, y las opciones a la hora de grabar tampoco son muy avanzadas. La grabación la hace bastante bien, y la verificación a buena velocidad. Lo único es que le cuesta «un poco» hacer el disco, al menos al comienzo, y si estas haciendo otras operaciones al tiempo (navegar, mensajería instantánea) puedes notar ciertos trompicones en el uso de estos programas, pero solo hasta que se pone en marcha completamente. Ya que la grabación con otras tareas al tiempo irá fluida (siempre y cuando no pidas milagros, como con todos los programas).

Mientras graba, ves en todo momento la velocidad, el progreso de la grabación y la memoria buffer de la grabadora. Aparte de los típicos mensajes informativos sobre el proceso. En la verificación es mas o menos similar.

Ashampoo Burning Studio Free

Este programa, lo cierto es que lo he estado viendo desde lejos muchas veces, hace poco me enteré de que tenía versión gratuita y decidí probarlo. La verdad es que aunque en esta versión el instalador ocupa 8,5 Mb (instalado en su carpeta unos 30 Mb), hay versiones que «de dudosa procedencia» completas que ocupan comprimidas unos 80 ó mas megas, lo que me hace sospechar que Ashampoo Burning Studio se esté convirtiendo en otro Nero poco a poco.

La versión gratuita, aunque ofrece opciones básicas, también ofrece algunas que normalmente en las versiones gratuitas no se ven.

Las copias de disco a disco van perfectas, y la verificación es relativamente veloz.

Cuando arrancas el programa se pone a buscar las unidades opticas (grabadoras, lectores, etc), lo que es algo molesto si ya sabes que tienes siempre las mismas.

Grabar discos de datos es sencillo, añadiendo las carpetas que tu quieres. Pero a la hora de hacer discos de música con WAV, MP3  u otros, los títulos de las pistas no los puedes editar, una gran desventaja, pues aparecerán los números de pista dentro, si los has extraído de varios discos de música, y los tienes organizados así. Tampoco permite añadir pistas de audio directamente (para extraer de un disco de audio), lo que es otro inconveniente no poder hacerte los discos personalizados, por ejemplo cuando tienes un disco de audio con algunas pista rotas, defectuosa o bien que no puedes recuperar de ninguna forma, pero quieres hacerte una copia de seguridad de lo que queda sin problemas.

Por lo demás es manejable y tiene pasos bien diferenciados para cada acción, lo que simplifica bastante su uso, si a eso añadimos que está en castellano, ¿qué mas podríamos pedir?

ImgBurn

He tenido varios tropiezos gordos con este programa. Gordos me refiero a que bloquea completamente mi ordenador en el momento de la grabación.

Tiene muchas opciones, la mayoría de ellas bastante avanzadas, tanto en la configuración como a la hora de elegir las opciones para grabar un disco. Y si no sabes lo que haces, puede resultar bastante difícil elegir «que es mejor y cual elegir».

El interface de manejo se parece mucho al CloneCD. Con la típica ventana con todo compacto, y una adicional de todos los pasos realizados.

También a la hora de grabar si detecta que algo parece raro, puede recomendarte cambiar las opciones para mejorar la experiencia del usuario, por ejemplo cuando fui a montar un disco DVD de datos, lo monté sin querer como ISO+UDF, y me dijo que lo mejor sería montarlo como ISO+Joliet para el contenido que estaba metiendo, y me hizo la pregunta pertinente para cambiarlo si quería.

Pero al final, las grabaciones no salieron bien. Lo probé con las dos grabadoras que tengo. Con la Benq siempre bloqueaba el ordenador cuando lo ponía a grabar. Con la Plextor, lo grababa y verificaba, pero cuando terminó el disco no lo podía leerlo en PC, aunque el Mac Mini, con su lector/grabador, no se quejó en absoluto de la lectura. Lo cierto es que la lectura del disco en la BenQ no lo detectaba y la Plextor aunque lo leía sacaba todo el contenido en blanco.

Así que otro programa que aunque parece potente, no usaré. Es posible que lo pruebe en el futuro si veo que mejora el funcionamiento (eso si con discos regrabables). Quizás vosotros tengáis mas suerte que yo en su manejo.

(Leer: parte 1 / parte 2 / parte 3)

2 comentarios

  1. A mi el imgburn nunca me ha dado problemas para grabar imagenes, que es lo suyo. El infarecorder es el mas recomendado para sustituir nero, pero no se si es el mejor.

    En cuanto a los cuelgues, sospecho que va a ser por la marca de las grabadoras. He probsdo por trabajo pioneer, plextor, tdk (liteon), sony, toshiba y lg.

    Las mejores para cualquier soft, las lg con diferencia, aunque tienen el puñetero problema de no abrir la bandeja porque se imanta el estabilizador del disco (una rueda que va dentro y que sujeta el disco cuando gira. La solucion es siempre tener un disco dentro de la unidad.

    Con las toshiba-samsung he tirado un monton de discos (malisimas), y las demas son intermedias. Si, incluida la plextor, que seguro es alguna de las otras remarcada pero con retoques de soft para que vaya mas lenta y silenciosa.

ATENCIÓN: Puedes opinar sin meter Correo electrónico o Web.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

code

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.