Errores informáticos

Titulo alternativo: «O como no echar la culpa a una persona.»

Esta madrugada he estado leyendo las noticias del día. Como tengo el horario medio cambiado, aun puedo dedicar estos momentos de paz a leer que pasa por el mundo. Hoy he descubierto una noticia que me ha dejado un poco perplejo, quizás igual que al que le ha ocurrido.

Lo cierto es que leyendo la noticia, se hace mención a los ordenadores. Como no podía ser de otra forma, en este caso la culpa no es del que estaba apuntado los datos, ¡no!, es un fallo informático. Así nadie se lleva la reprimenda ni se arregla para que no vuelva a suceder. Se culpa a un ordenador, y todos tan campantes.

En el texto pone, cito:

«Al parecer, cuando en 2001 fue a darse de alta como pensionista, marcaron la casilla de difunto en vez de la de jubilado.»

¿Por qué marcaron la casilla errónea? Se lo voy a explicar a todos, aunque creo que la mayoría ya lo saben.

Es sencillo, cuando el diseñador con cabeza generalmente se queja de los problemas de usabilidad y accesibilidad, no es por joder a los programadores que implementan lo que no se ve por detrás, y a los comerciales que venden los productos de los ordenadores. ¡No!, que no le engañen. Es porque ven los problemas derivados de tener que hacer las cosas:

  • Lo mas apretadas posibles.
  • Con el tipo de letra lo mas enano legible.
  • Y todo visible en la misma pantalla para así tener que trabajar con menos archivos.
  • Así parece «que hacen mas trabajo en menos sitio.»

Así que la mayoría de los interfaces administrativos de usuario tienen formularios complicados, cuadriculados, poco legibles. Y así es fácil que se cometan errores informáticos. Es decir: que el pobre que tiene que manejarlo, se equivoque. Porque el ordenador, por mucho que le pongas un programa, no hace nada si el usuario no lo maneja. Eso está claro.

Lo peor es que esta situación se repite constantemente. No solo en hospitales, donde:

«Un error informático de esta magnitud se nota mas y puede ser noticia.»

Sino que te encuentran con el mismo problema en bancos, portales conocidos, blog, foros, y demás. La mayoría de los paneles administrativos están mal hechos, mal organizados, demasiado mazacotes y cuadriculados. Todo porque generalmente al asesor de accesibilidad y usabilidad, no se le hace caso. Muchos incluso ni siquiera tienen un asesor o consejero para tal menester. Así se ahorran un puesto de trabajo. Solo cuando el cliente se queja de que no cumple con sus expectativas, entonces es cuando le venden la moto de:

«Hay que hacer un nuevo trabajo, un nuevo portal, con las condiciones que usted nos dice, y le vamos a cobrar de nuevo.»

Pudiendo haber hecho el trabajo bien desde el principio, y ahorrando tiempo, dinero y problemas.

Hoy en día nadie trabaja bien. Prefieren hacerlo mal dos veces para así cobrarles el doble.

¡Y así nos va oiga!

Así que no se extrañe que cualquier día de estos a usted le denieguen un crédito, quizás es que esta muerto en vez de trabajar por libre en su casa. O que vaya a cambiar sus datos de alguna tienda, y le digan que compró 100 unidades de algo ciamdo en realidad eran 10, pero al operario del teclado numérico le entró el Parkinson en el dedo de marcar los ceros. Y sobre todo, no se preocupe pues siempre le podemos echar la culpa a quien se la tenemos que echar: «Al Windows«, no al usuario.

ATENCIÓN: Puedes opinar sin meter Correo electrónico o Web.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

code

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.