Historias de un pintor web (5ª parte)

(Leer la parte: 01, 02, 03, 04, 05, 06, 07, 08, 09, 10)

Unos meses mas adelante, conseguí que me hicieran un contrato teletrabajando yo en casa unas cuantas horas al día. Que era lo que yo en realidad he querido siempre, que se reconociera el trabajo que estaba haciendo y cobrar un poco. No el otro embrollo que pensaban encasquetarme.

El chanchullo no podía ser mejor para ellos. Me subcontrataba una empresa que debía de ser amigos de la otra. Me cedía a la principal. Y seguramente alguna de las dos empresas debía cobrar de mas con respecto a lo que me pagaban a mi (seguramente una subvención europea… o vete tu a saber que otro chanchullo tendrían). El caso es que ahora recibía un sueldo por cosas que ya estaba haciendo años atrás.

Teletrabajar para una empresa en la que no sabe nadie que estás tiene sus desventajas. Cuando te ven en la empresa te encargan cosas. Pero claro como uno teletrabaja, ningún otro sabe si estas trabajando o no. O mas bien no ponen al corriente a nadie de que tienen un nuevo trabajador o colaborador externo.

De buenas a primeras el primer mes fue bastante solitario. Nadie sabia que estaba ahí. Pero sí me habían dado de alta en la lista de correo de la empresa. Recibía un montón de mensajes, que parece ser que nadie se leía, salvo el tonto de turno. 🙂

Tenía que rellenar 2 documentos para justificar en qué empleaba mi tiempo en la empresa. Ya sabéis, para sabdr si haces en el trabajo o si estas tocándote los huevos. La verdad es que uno podía mentir perfectamente, pero yo no lo hacia, ¿para qué?. Directamente ponía en que había dedicado el tiempo. Aunque muchas veces creo que trabajé mas tiempo del que debía poner en las hojas de trabajo. Y tenia que dar 2 y con segunda copia (una para cada empresa y cada una con copia para mi) para poder cobrar el sueldo.

Como la gente no sabía que tenían un diseñador externo que trabajaba para ellos, mi hermana hacia lo que podía para pasarme trabajo. Estuve haciendo actualizaciones de la web corporativa, aunque no se muy bien si alguna salió alguna vez. Optimizando código. Limpieza de código. Algún gráfico, etc. Las páginas web de esa empresa eran horribles y llenas de cosas que no veías hasta que no estaban en línea. En esa empresa siempre lo han hecho así. Es un verdadero suplicio hacerles comprender que si no ves lo que diseñas, no puedes saber como queda, o que arreglos que hay que hacer para que se vea mejor.

Recuerdo haber hecho varios diseños monos para esta empresa. En uno de ellos era hacer un sitio nuevo para un proyecto que tenían. La página que tenían estaba bastante vieja y querían una nueva imagen.

Lo peor de diseñar para esta empresa es que casi todo estaba en inglés. Muchas veces ni te explicaban de que iba el proyecto, que colores necesitaban, o que tenías que incluir. Aun así me las apañaba para que mi hermana me contase un poco, a veces, de que iba alguna cosa, para poder extrapolar información, y que lo que yo diseñaba estuviera acorde con lo que debía presentarse. A fin de cuentas, parte del diseño precisamente tiene que estar acondicionado (lo que se llama diseño coherente, también llamado normas de estilo). Es decir, por ejemplo, que el logotipo de la empresa y las páginas web tengan una misma apariencia. Que no parezca que vienen de piezas totalmente diferentes hechas por dos tíos que ni se conocen (que es lo que normalmente pasa en todos los proyectos). Hay que coordinar todas las piezas para que parezca que todo tiene un mismo diseño unificado.

El primer diseño así majete que hice incluía alguna animación Flash sencilla. Les gustaban también ¿y quién iba a ser yo para quitarles la tontería… 🙄 …en una empresa en que casi ni sabían de mi existencia?

Recuerdo que ese sitio lo diseñé con cosas que sabia que les gustaba y cosas que sabía que nunca iban a ser apreciadas. Siempre me gusta diseñar así –si puedo hacerlo y no pierdo mucho tiempo en el proceso– porque diseñar bien significa que cuando se presenta un imprevisto se soluciona fácilmente, porque lo has hecho con cabeza y no con el culo. Recuerdo que me dijeron:

«Si esta muy bien el sitio… pero ¿será compatible WAP?»

Nunca he diseñado un sitio WAP, y dudo seriamente que el que había hecho lo fuera. Además jamas en los correos electrónicos que intercambiamos dijeron nada de que querían algo así.

En otro proyecto web que diseñé mas tarde, hice la plantilla lo mas sencilla pero a la vez que pareciera un portal. El logotipo llevaba amarillo y azul marino. Así que se me ocurrió hacerlo todo en esos colores con algo de gris simulando metal (degradado). Solo le presente en un principio la plantilla sin desarrollar, y recibí el siguiente comentario: «Lo veo muy azul». Yo en mi cabeza lo veía desarrollado. Uno tiene que tener esa capacidad, a veces innata cuando diseña, de imaginarse una pagina terminada, aunque solo tenga una textura de fondo. Ahí aprendí que hay que hacer trabajo estúpido para que el jefe, que debería tener también esa capacidad, pueda ver lo que tu ves.

Muchas de las páginas web que hice en esa empresa tampoco están ya en línea. Otros ni siquiera despegaron. La verdad es que casi todo eran maquetas para conseguir propuestas y dinero. Jamas llegaba ningún proyecto a buen fin o servía para algo.

Cuando se acabó mi contrato decidieron «cambiarme las condiciones de trabajo». Pretendían llamarme sólo cuando tuvieran un marrón –de esos a los que se dedican a tocarse los huevecillos hasta el último momento en el que lo pedían todo con prisas– y después hacer cosas con tiempo pegado al culo para seguir con su tónica de «proyectos basura», para conseguir dinero. Por supuesto pagándome por obra realizada. Me negué la primera vez que llamaron, poniéndoles a caldo, como es mi modo habitual cuando me sacan de quicio. Nunca mas ha vuelto a llamarme.

En cierto sentido hacer sitios es divertido. Te lo pasas bomba creando gráficos. Poniendo cada cosa en su sitio. El problema es que después esos sitios estaban visibles a lo mejor unos meses. Después, sin que te avisasen, dejaban de funcionar. Es decir caían en saco roto. Por lo que muchas de las cosas que hacia mas bien parecían basura. Eso tiende a ser desmoralizante a la larga.

(Leer la parte: 01, 02, 03, 04, 05, 06, 07, 08, 09, 10)

2 comentarios

  1. igna SOS, necesito q me ayudes…….no puedo ni instalar el google talk para hablar contigo……catastrofe

ATENCIÓN: Puedes opinar sin meter Correo electrónico o Web.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

code

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.