Identificao

Ale, ya he hecho el paripé de identificar mi móvil (y el de mi madre).

Ayer salí a la calle con dicho propósito, por suerte habían bajado un poco las temperatura y no fue demasiado suplicio. Meses antes me había sacado por la impresora las tiendas que estaban en mi barrio dedicada a mi operador. Elegimos una que nos pillaba relativamente cerca. Nos llevamos el móvil y nuestros DNI, aparte de nosotros mismos. Y salimos «a la aventura». :mrgreen:

Al llegar a la tienda, tuvimos que esperar un buen rato, porque había una clienta pesada que estaba mas o menos contándole su vida a la dependiente, y le estaba regateando noseque oferta «porque si no se iban a pasar a Vodafone». Me dio por pensar que estábamos en un mercadillo de la calle, cada uno regateando por un precio. Y es que hoy en día es mas o menos eso lo que ocurre con las condiciones de teléfonos móviles.

Clienta: Si me quedo en tu compañía, tu me tienes que dar tal cosa, tal otra y un teléfono nuevo, pero solo acepto este modelo o este otro.
Dependienta: Yo te propongo esto, si te quedas, te doy tal otra cosa, eso que quieres y el telefonito, pero tienes que quedarte tantos meses con nosotros.

Y así un buen rato.

Después de la tontería, nos atendieron a nosotros. La verdad es que el asunto de la identificación me dejó bastante perplejo. Tardaban bastante tiempo por identificar cada terminal. Había que teclear un montón de cosas (o al menos eso nos pareció) y después nos daban un comprobante estúpido medio vacío de datos. Que no sé para que tanto rollo, vamos.

La situación fue cuanto menos cómica. Nos preguntaron el número de nuestro móvil y no supimos decirlo. Usamos tan poco nuestros móviles mi madre y yo, que no nos sabemos de memoria el numerito de marras. Yo ni siquiera me acordaba que tenía el PIN de acceso metido, ya que cuando enciendo el móvil es instintivo cuando lo introduzco.

Después de meter un buen rato el numerito de la tarjeta SIM, nuestros DNI y nuestros nombres, aunque parecía que metía mas datos, nos hizo firmar en una pequeña tableta gráfica para que quedase constancia de que eramos nosotros. Tampoco queda mucha, porque cualquiera puede hacer un garabato o una X y ya está. Yo llamé a esta tableta «aparato de tortura», y salió a relucir que «los zurdos lo teníamos mas fácil para firmar» y ¡que va!, aunque el cable estaba preparado para zurdos, lo cierto es que el aparato es igual de inútil con cualquiera de la mano que uses. Yo me quejé cuando me dijeron: «a ti te resulta mas fácil«, replicando algo como… «Sí, pero después para utilizar los cuadernos para escribir, todos vienen con las anillas a la izquierda, y tenemos que hacer maravillas para escribir poniendo la mano incluso torcida 90º para poder esquivar las incómodas anillas/gusanillo.»

Nos sacó por la impresora un justificante, que solo incluía esos datos y nuestra firma. Y ya estamos fichados. Mas tarde, cuando encendí los móviles para ponerlos en hora/fecha (para sacar la SIM, hay que quitar la batería, y muchos terminales pierden ese dato), descubrí que había un SMS que había llegado diciendo:

«xxxx
Tal operadora info: su tarjeta ha quedado registrada a nombre de xxxx xxxx xxxx»

Ahora ya nos pueden secuestrar, encerrarnos en una habitación y mal utilizar nuestros móviles identificados a nuestro nombre. Y cuando estén investigando los detectives del caso para qué se usaron esos móviles, podrán enchironarnos a nosotros en vez de a los responsables que nos los quitaron. Muy útil esta «nueva medida de identificación».

ATENCIÓN: Puedes opinar sin meter Correo electrónico o Web.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

code

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.