Imanes utópicos

Los polos opuestos se atraen. Eso hace que dos cuerpos con polos contrarios se atraigan y se junten. Pero después de un tiempo, se acaban separando.

Partiendo de esta base. Las relaciones entre personas parecen ser iguales.

En este caso, por lo general personas muy dispares acaban juntándose, conviven durante un tiempo. y a menudo acaban aprendiendo ciertas cualidades o evolucionar de diferente manera, momento en el cual se separan, a veces por las mismas razones que los juntaron, y siguen su camino.

El otro día me encontré desarrollando una teoría de esas utópicas que tanto me gusta pensar. Las típicas de «y si…»

Partamos de la base de que los polos opuestos se atraen. Se juntan, perfecto. Pero ahora tienen que evolucionar.

Normalmente cada uno evoluciona de diferente manera y velocidad, por lo que lo normal es que tarde o temprano se separen, es decir uno de los dos permute, capte o aprenda esas cualidades y se convierta en el mismo, por lo tanto «ya no se necesiten o se atraigan como antes», al conseguir esas propiedades o aprender algo del otro y variar (evolucionar), esa atracción se pierda.

Ahora pensemos en una hipotética forma de evolucionar diferente. Si conseguimos que ambos cuerpos puedan evolucionar a un ritmo similar… podrían darse la vuelta los dos al unisono y volver a estar juntos.

¿Cómo conseguir algo así?

sería lógico pensar que uno puede aprender o «cambiar», pero no los dos a la vez. La forma de comunicarse abiertamente, de ver las limitaciones, de ver los progresos, de ser sinceros, de aprender a ir a mas, de ayudarse por el camino, de ver mas allá.

Sería una forma de evolución conjunta, arriesgada por supuesto, pero no imposible. Tendrían que ser dos cuerpos que de verdad quieran ir a mas, que de verdad compartan ciertos intereses, y que además estén dispuestos a aumentar éstos al unisono. Que no les de miedo cambiar.

Todo el mundo que conozco me dice que eso es prácticamente imposible. La naturaleza es la naturaleza. Siempre se ha hecho así y siempre será así. Pero… ¿y si no lo fuera?

ATENCIÓN: Puedes opinar sin meter Correo electrónico o Web.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

code

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.