Juegos de carreras

0 votos

Animado por la sección de música del canal de Youtube: Retrocant (hi Alfredo! 😉 ), he escrito este artículo con mi experiencia a través del tiempo en juegos de carreras.

Con todo lo tranquilo que soy, tengo extrañas aficiones por géneros de juegos de ordenador. Uno de los géneros son los juegos de carreras o velocidad.

En estos tiempos no suelo jugar mucho. Mi divertimento actual es el cacharreo con los ordenadores y utilizar programas o aplicaciones para hacer cosas útiles con el ordenador. Yo me puedo divertir mucho mas probando diferentes cosas de aparatos del ordenador, escribiendo un texto, probando diferentes técnicas y opciones de un programa de dibujo, viendo una película o serie, recordando un sueño de la noche anterior, imaginando o ideando posibles soluciones a determinados problemas que se me plantean (y me plantean) o simplemente observando el mundo que me rodea. ¡Hay tanto con lo que divertirse!

Pero antaño, cuando la informática era diferente, yo jugaba mucho con los ordenadores.

Todos los que me conocéis desde hace mucho sabéis que comencé con el Spectrum 48k de teclas de goma. Con este ordenador empecé a jugar y a hacer un montón de cosas mas. Digamos que fue el primer estimulo creativo que tuve. con él jugué a muchos géneros. A lo largo del tiempo he ido jugando con otros ordenadores y diferentes tipos de juegos.

En este texto voy a recopilar mi experiencia por muchos juegos de los llamados “de carreras”. No solamente de coches, también están incluidos los de motos y diferentes estilos entre éstos. Solo voy a hacer breves comentarios y algunas apreciaciones. He añadido un vídeo de YouTube representativo (que al pulsar sobre el se os abrirá en nueva ventana/pestaña), pero hay muchos mas en Internet de cada juego citado.

Los primeros juegos

Bandera a cuadros de investrónica (originalmente llamado Chequered Flag de Psion) fue mi primer juego de carreras en un ordenador. Si lo veis os echaréis a temblar, ¿cómo es posible que nos divirtiéramos con esto? Pues lo cierto es que para su época, en 1982, era lo mas.

Otro juego, aunque creo que le usé poco fue: Pole Position. Este tenía la vista externa del coche. Creo recordar que en este si chocabas con los contrarios se iban corriendo como alma que llevaba el diablo.

Mas tarde en el tiempo conseguí (si mal no recuerdo, por un cumpleaños mío) uno llamado Speed Duel de DK’Tronics. Era otro juego de carreras con la vista exterior como el anterior, quizás porque era mas sencillo de manejar, aunque no por ello mejor.

Full Throttle de Micromega (1984) fue otro juego de carreras que manejé. Os tengo que decir que no eran los de motos mis preferidos, aunque con el tiempo quizás logré acostumbrarme a cualquiera que tuviera sensación de velocidad. En este, la vista era desde fuera y la competencia se te tiraba encima para hacer que perdieras. Tenias que huir de ellos como pudieras. Quizás por ello no era de mis preferidos. Muchos otros juegos han hecho la misma táctica de I.A. de “a por él”, para que pareciera real, que es justamente lo contrario.

Deathchase, de la misma compañía que el anterior, era otro de esos juegos raros. Este era también de motos y tenías que recorrer un paisaje en el que perseguías a alguien entre los árboles. Parecía mas una de esas persecuciones de “la guerra de las galaxias” en el bosque de Endor que un juego de persecución de motos.

Wheelie 1265, un extraño juego en el que tenías que conducir una moto por un extraño decorado cavernario y laberíntico. Tenías que conseguir combustible para continuar, saltar baches, subir de niveles y seguir adelante sin estrellarte y esquivando obstáculos. Era divertido pero muy complicado.

Enduro Racer era lo mas parecido a las carreras de motos con obstáculos de la época. Lo que menos me ha gustado de muchos juegos de este tipo era la manía de poner niveles con tiempo límite o bien que tenías que conseguir combustible entre medias. Si te saltabas uno no llegabas al siguiente nivel, todo estaba calculado para que tuviera que hacer un recorrido único, y no tener carreras diferentes.

Avanzamos en el tiempo…

Durante una temporada disfruté del Amstrad CPC 6128, que aunque era con monitor en fósforo verde, también tuvimos algún que otro juego. Éste disponía de una unidad de discos de 3” (si he dicho bien). Los juegos tardaban mucho menos en cargar y no tenían fallos al hacerlo. Aunque también tuve algunos en cinta del CPC, pero los ponía poco.

En esta ocasión uno de los juegos que utilicé fue el Buggy Boy, que en color se ve mucho mas diferente que en fósforo verde como lo llegué yo a conocer.

Otro de los juegos que utilice, este tipo de vista era el Aspar G.P. Master. La verdad es que no era mi juego favorito, en especial porque era díficil de controlar.

Con Out Run llegaron las grandes decepciones de los juegos de carreras. Y es que las conversiones de muchas máquinas recreativas a ordenadores de 8 bits no eran a menudo muy buenas, aunque los anuncios te hacían creer lo contrario.  Aun así yo lo conocí tanto en Spectrum 48K como en Amstrad CPC. Debo decir que la versión de Spectrum para mi era un poco mas jugable que la de CPC, que no se muy bien por qué, a pesar de tenerla en disco, era mucho peor. La sensación de velocidad dejaba mucho que desear.

Un juego que se parecía mucho al Super Skidmark (del que hablaré mas tarde) se llamaba Super Sprint, y creo que lo jugué en Amstrad CPC. En fósforo verde se veían las cosas muy diferentes… Mas abajo hablo del otro juego, que aun me parece extraño en mi memoria porque creo recordar que en mi menta esta en color y no en fósforo verde. Quizás sea otro que se le parezca a estos dos o tres muy parecidos que he jugado a lo largo del tiempo.

La era de juegos en Amiga

Con el Amiga los juegos cambiaron radicalmente y los de carreras no iban a ser menos.

El primer juego de carreras que probé no era el mejor de todo, pero para ser uno de los 2 primeros que me compré con el ordenador, no podía elegir mucho. Hard Drivin’ era un juego de acrobacias y carreras al mismo tiempo. Sólo tenía un circuito que disponía de dos posibibles recorridos. Dependiendo de la dirección que escogieras tenías uno estilo de circuito diferente. La verdad es que la música que acompañaba al inicio era mucho mejor que el juego en sí, y es que los juegos de gráficos vectoriales no eran los mejores en un Amiga a 7 Mhz.

Mas tarde en el tiempo, recuerdo haberle regalo a mi hermano David por un cumpleaños dos juegos de carreras, que ya había visto en otra parte. Primero en el vídeo de “Vuelo alucinante con Amiga” y también lo vi mucho antes en el Commodore 64 que tenía Jesús en su casa (¿mi cuñado? esto de los parentescos los llevo fatal…)

Test Drive de Accolade (1987), tampoco era de los mejores juegos de carreras o conducción pero se dejaban usar bastante bien. Quizás me decepcionó un poco que la versión para Commodore 64 y la de Amiga no se diferenciaban mucho en calidad. Lo que si fue un detonante de este juego es muchos posteriores (que comentaré mas adelante) era la jugabilidad desde “dentro del coche” (en algunos casos en juegos posteriores la única opción es “parachoques” como mas cercana la vista desde el interior), en vez de utilizar las vistas exteriores de coche desde fuera o un poco mas apartado y aéreo que muchos de ellos utilizan.

También le regalé el mismo día la segunda del parte del juego, Test Drive 2: The Duel (1989).

Como digo no eran una maravilla, pero fueron los precursores de juegos similares que mas tarde serían mas conocidos y utilizados.

Recuerdo que cuando me dijeron que me iban a pasar un juego llamado Continental Circus, yo le dije a mi hermano, todo emocionado, que era un juego de simulador de circo que molaba mucho. Había leído en una revista (Amiga World, Juegos y consola nº0, Circus Games) algo similar, pero confundí mentalmente el título del juego (Amiga World nº8, Juega con tu Amiga, Continental Circus). El de coches era uno de esos juegos de carreras con vista desde fuera, como antaño había jugado en otras plataformas mas antiguas, pero mucho mas colorido y con mas sensación de velocidad.

Lo curioso de los juegos, en aquella época no le presté mucha atención, pero ahora me doy cuenta de fallos garrafales desde el vídeo. Si lo veis ¿Cómo es posible que siempre haya dos corredores que te adelanten nada mas empezar la carrera? Después cuando avanzas por un circuito siempre hay competidores doblados, pero… ¿Cómo es posible que haya en partes del circuito donde se supone que nadie debe estar? Lo curioso es que solo das 1 vuelta al circuito, así que no debería haber nadie… ¿Se quedan tan rezagados que dan marcha atrás para que te los encuentres? Y otra cosa curiosa… ¿Cómo es posible que incluso adelantando a doblados, cuando te adelanta alguien sea siempre un corredor no doblado?

Por otra parte algo que jamas entenderé, es que pongan siempre los carteles importantes en el centro de la pantalla parpadeantes, pero donde están los corredores que vas a adelantar para que no te dejen ver bien y te estrelles antes de tiempo.

En Amiga también conocí un extraño juego llamado Stunt Car Racer, que también era una especie de carreras con saltos, en un circuito elevado. Era complicado de narices de manejar, con cierta diversión, pero solo competías contra otro corredor al tiempo en cada circuito (solo el ordenador).

Lotus Esprit: Turbo Challenge es otro de los juegos que me gustó en su momento, en concreto uno de los modos que ha pasado mas desapercibido: poder jugar a dobles con un amigo en la misma pantalla mientras juegas con el ordenador. De este juego, aparecieron 2 partes mas, cada una con sus características diferentes o añadidos posteriores.

En el segundo (Lotus Turbo Challenge 2) se primaba mas las fases en diferentes condiciones meteorológicas y visuales en el circuito, con los “checkpoint” correspondientes (límite de tiempo). Estaba mas diseñado para jugar una sola persona, aunque podías jugar 2. La música entre fases tiene mucha mas calidad y variedad, además de la inicial que adorna al juego. Esta versión pedía un poco de la frescura sin el modo de 2 jugadores a pantalla partida. En el anterior perdías la mitad de la pantalla tanto si jugabas a dobles como si jugabas solo. En esta segunda parte tenías toda la pantalla para tí viendo mas detalle del recorrido de fondo.

El tercero en discordia (Lotus III: The Ultimate Challenge) completaba la trilogía. Se intentó mejorar lo mejor de los dos juegos anteriores, pero la época en la que salió ya estaba muy machacado el género de este tipo y se hacía repetitivo. Le metieron algunos modos menos reales para hacerlo mas arcade aun. Tenía circuitos, fases parecidas tipo Sprint (recorrido sin cerrar), podías jugar a dobles, etc. Sin embargo, como el primero no fue, ya que era mas de lo mismo con pocas novedades.

Otros juegos a los que jugué que me parecieron mas interesantes fue el Super Cars II, que era muy parecido al Super Skidmarks (este no le jugue en Amiga, pero si creo recordar haberle jugado uno muy similar en ordenadores de 8 bits). Eso sí este era un juego muy complicado y requería de gran destreza al Joystick o teclado.

Con el Super Skidmarks tenias que tener también destreza, pero un poquitin menos quizás, el juego era un poco mas cómico, casi parecido a Micro Machines (este le conocí muchísimo mas tarde y ya en mi época de uso de emuladores de consolas).

Ya os digo, que el de Super Skidmarks no recuerdo haberle jugado en Amiga (me hubiera encantado, parecía muy divertido), pero si recuerdo unos gráficos mucho peores y que los circuitos aparecían en una pantallla en sí, lo mismo era el Super Sprint que he comentado mas arriba.

Otros juegos de carreras que cayó en mis manos fue el Toyota Celica GT Rally, que si bien no era de mis preferidos, también se dejaba jugar un poco.

Un juego que pasa a menudo desapercibido en Amiga fue el Jaguar XJ220 de Core Design, muy parecido a los Lotus anteriores comentados. También conseva muchas similitudes con ellos: música a elegir en carrera, tipo de carreras, efectos en los circuitos, y algunas cosas que ya habíamos visto antiguamente, la ventaja que tenía éste sobre los otros era mas claridad de gráficos, mas suavidad, y quizás algún que otro toque mas cuidado. Eso sí, sin ese modo tan fascinante a 2 jugadores al tiempo.

Super Hang-On fue un juego mas antiguo que conocí en Amiga mucho mas tarde, quizás por eso me llamó poco la atención. No era malo pero como digo me llegó bastante tarde a mis manos. Creo que se manejaba con el ratón, como cosa curiosa, pues muy pocos juegos empleaban éste para manejarse (normalmente casi siempre era el Joystick). En cierto sentido tenías mayor sensibilidad en el movimiento pero también añadia mas complicación de manejo.

Hay muchísimos mas en Amiga, pero estos son los que mas recuerdo o me llamaron algo la atención

La época PC

Debo decir que han pasado muchísimos esta plataforma y de muchas épocas dentro de ella. Desde lo mas antiguo en MS-DOS a los juegos mas modernos dentro de Windows. Muchos con teclados y unos pocos con mando de juegos (JoyPad).

Creo que el primer juego de este tipo fue el Grand Prix Circuit de Accolade, que si bien no era de mi agrado, lo conseguí para otra persona (en mi época dorada como buscador de cosas para los demás). Recuerdo que también me costó esa amistad, pues solo quería el juego y solo se acordó de mi existencia para conseguirlo, después ya no volví a saber de él en mucho tiempo (hasta que me pidió otro favor similar, aunque se llevó una buena bronca de mi cuando lo hizo y ya no volvió a llamar. De todos se aprende…).

No era gran cosa, pero en esta época no existían las tarjetas de sonido o eran caras. Las tarjetas gráficas no eran una maravilla y la velocidad de los ordenadores no era tan alta como ahora. Aun no estaban usando tarjetas gráficas con procesamiento 3D. Básicamente estabamos en pañales de los juegos para PC.

Indycar Racing de Papyrus (1994) creo haberle jugado, aunque no le dediqué bastante tiempo, era mas técnico.

El primer juego de carreras llamado Need for Speed al que jugué era el II SE, sin tarjeta gráfica, así que es posible que el que aparezca aquí documentao esté con mayores gráficos al que jugué yo en PC.

Me resulta complicado recordar muchos títulos de ésta época, pues tenía esa “mala costumbre” (entre comillas) de prestar cosas a “algunos amigos” (también entre comillas) que jamás volvías a verlas… así que muchos de esos juegos se perdieron a lo largo del tiempo.

En la era 3D

Cuando empezamos a tener tarjetas gráficas con 3D la cosa cambio bastante. Yo fui casi un suertudo pues tenía un amigo que me prestó una Creative 3D Blaster, una tarjeta Vesa Local Bus que podía usar en conjunto con mi tarjeta gráfica convencional. La que me prestaron era la edición de 12 Mb además. Esta fue una de las precursoras de las afamadas tarjetas Voodoo. Con ella podías disfrutar de algunos títulos que funcionaban mucho mejor con dicha tecnología. Mas tarde las tarjetas gráficas y las tarjetas 3D se fusionaron para ser una sola. Ahora casi cualquier persona tiene una sin saberlo.

Uno de los juegos que mas divertidos recuerdo de esa época era el Moto Racer. La primera parte era bestíal, como se muestra en el siguiente vídeo. Podías pasarte con el primer circuito rápido casi todo el rato haciendo el caballito para ir deprisa y corriendo. Por supuesto nada creíble, sobre todo cuando hacías lo mismo en una curva, pero eso era lo de menos, te lo pasabas pipa.

Otros modos curiosos de ese juego era la posibilidad de “sentir” como se conducía una moto con la vista real de lo que debería ver el motorista “mas o menos” en primera persona. Personalmente no creo que fuera muy real ese modo, pues no se veía un pimiento. Y otro modo interesante era la posibilidad de hacer una repetición de la carrera para ver donde habías fallado o disfrutar de como se vería como si fuera una carrera retransmitida por televisión.

La segunda parte del juego (Moto Racer 2) traía consigo la posibilidad de jugar a un modo menos divertido pero mas interesante que eran las carreras de arena en circuitos, y que si bien no era tan espectacular también le sacabas su atractivo.

Quizás han sido de los pocos juegos que he disfrutado de lo lindo, y eso que lo de las motos no era lo mío. Creo recordar que sacaron una tercera parte, pero no la llegue a catar.

Colin McRae Rally 2.0 también le jugué un rato. Los juegos de rally, en especial en los que el co-piloto está en inglés y no te enteras del no-do, poca gracia te pueden hacer, al menos a mi.

De la saga de Need for Speed ha habido muchos juegos y creo que no es justo que los ponga todos aquí en ristra, así que lo mejor es que haga un resumen de los que mas me han llamado la atención o he disfrutado con ellos.

El primero que jugué con tarjeta gráfica fue el Need for Speed III: Hot Pursuit, que además pude disfrutar en castellano. Tenía un modo persecución (que te perseguían a ti) en el cual la radio escáner de la policía que llevabas en el coche hablaba en castellano y podías oír a los policías como comunicaban toda la persecución y lo que iban enviándote. Escuchabas cosas como: “¡Va a mas de 200!” y cosas similares mientras tu conducías como un loco por el juego. La verdad es que también pude disfrutarlo mas porque por aquella época tenía un GamePad de Trustmaster (Rage 3D) de con 6 botones a la derecha. Era un disfrute ponerlo y jugarlo aunque estuviera solo. Además recuerdo que aun los juegos tenían control de daños, es decir, si te cargabas el coche con los golpes, poco a poco pedías velocidad de aceleración y se deformaba la carrocería del coche, (yo como jugaba con el modo automático de marchas, me supongo que salvaba la transmisión por eso).

Aunque seguí jugando a mas juegos de esa saga el siguiente que recuerdo con mas interés fue el Need for Speed: Hot Pursuit II, segunda parte del el anterior comentado. También bueno en su género y con algunas cosas que eran de mucho mas interés. Los anteriores a ese no fueron tan interesantes para mi. La pega es que a medida que iban mejorando los juegos el realismo (paisaje, sombras, brillos, luces), se cargaban una parte importante de realismo: el control de daños. A los fabricantes de los coches no les hacía gracia que se mostrasen por dónde se rompían o deformaban sus coches y los puntos débiles, mostrándose todo tan real. Eso empezó a fastidiarme la experiencia y le quitaba mucho realismo en este tipo de juegos. Ya que no era tan fiel la simulación.

Mucho mas tarde llegarían los Need for Speed: Underground y el Underground 2. Ambos muy buenos, pero quizás el primero mucho mejor que el segundo, que era mas de lo mismo con pocos añadidos. En este podías tunear el coche a limites insospechados, y tenías algunos modos de carreras diferentes: circuito, sprint, velocidad y derrapes.

Need for Speed: Most Wanted era lo mejor de los dos mundos de tunear el coche y al mismo tiempo persecuciones. En este entró un modo mucho mas divertido que era perseguir a los conductores, no solo ser perseguido.

Despues aparecieron otros con mucho mas realismo pero perdiendo jugabilidad, y es que conseguir ambas cosas es harto difícil para los desarrolladores. Need for Speed: Undercover se acercaba al realismo, velocidad y ciertas películas que empezaban a aflorar del estilo habitualmente.

Need for Speed: Hot Pursuit 2010 intentó volver a recuperar sus orígenes en las persecuciones, pero empezó a dejarme de gustar la saga de conducción, y creo que no lo he disfrutado desde sus comienzos como antaño.

Need for Speed: Most Wanted 2012 intentó hacer lo mismo, pero ya había perdido casi todo el interés por los juegos de conducción.

Aqui dejo un recopilatorio de todos los Need for Speed que ha habido desde sus inicios hasta el 2014.

He visto otros juegos y he jugado muy de pasada, pues ahora, como comentaba al inicio del texto, la verdad es que no me interesa tanto esta parte de la informática.

2 comentarios

  1. Está visto que yo, en esto de los juegos de ordenador, como Rustin Cohle, “soy de Texas”, porque me suenan dos, el “Need for speed”, al que creo no he jugado jamás y el Aspar para Amstrad, que lo tenía mi sobrino Miguel cuando era pequeño y no había manera ni de clasificarse para correr con todas las motos. Snif.

    El único juego que recuerdo haber completado con el ordenador fue el “Monkey Island”, que me regaló mi amiga Almu y que aún con el libro de pistas me llevó casi un mes terminar… Desde que tengo videoconsolas, dos o tres, sigo siendo igual de torpe…

    Lo peor de todo es que me encantan, palabrita.

  2. Hola Ignacio,

    Interesante tu historia con los juegos de autos.  En lo personal, soy un entusiasta con todo lo que tenga que ver con autos, y por ende los juegos de autos.

    Igualmente, tengo unos 35 años de buscar y jugar este género de juegos; y que me ha llevado a jugar gran cantidad de ellos, en diferentes plataformas, desde las primeras maquinas Arcade, pasando por el Atari 2600, Atari 8Bit, Commodore 64/128, Amiga, y por supuesto, en los recientes años, PC y consolas como Play Station, Wii o Xbox.

    Como comentarios sobre dos de los juegos mencionados en tu texto, en mi caso, el Test Drive II, me parece que es uno de los mejores juegos de autos de todos los tiempos, en especial el de Amiga, que además fue la mejor versión lanzada en su época.

    Por otro lado, el Stunts Car Racer, opino que también es uno de los mejores juegos que ha aparecido en alguna pantalla. Tiene grandes cualidades, en la física, la creatividad del juego, gran jugabilidad y es muy fiel en pequeños detalles técnicos.  Te comento, que fue uno de los juegos en Amiga que permitía jugar con otro jugador (humano), conectado por medio de un  cable nullmodem. Aunque nunca lo he podido jugar en esa modalidad, algunos amigos que si, aseguran que es excelente. En mi opinión, el Stunts Car Racer, es como el abuelo de los juegos actuales como, Need For Speed, Gran Turismo, etc, porque hay detalles en estos juegos, que son semejantes en cuanto a la “física” del los autos, etc.

    ¡Te mando saludos!

     

     

     

     

     

     

     

ATENCIÓN: Puedes opinar sin meter Correo electrónico o Web.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

CAPTCHA *