La trócula electrolítica

Cuando empecé a montar los equipos en mi nuevo despacho, me encontré con problemas de diferentes índoles en algunos de los ordenadores.

En el Amiga 1200 en torre tuve problemas con el monitor y las resoluciones de la tarjeta gráfica. También con la disquetera interna que tuve que sustituir. Aunque en cierta medida están solucionados, algunos necesitan algunos toques mas finos.

En el PC la cosa se situó en el arranque inicial del ordenador. Cuando probé que funcionaba el equipo una vez trajeron las mesas, ya detecté el problema del encendido. Y mas adelante se acrecentó. Inicialmente lo achaqué al cambio de cables y que alguno no estuviera apretado consecuentemente.

Después, semanas mas tarde, con todo ya montado, la cosa se agravó. Empecé a detectar que el reloj del ordenador se iba a dar las horas años atrás. Esto suele ser siempre sinónimo de que la pila de la placa está agotada (todas tienen una para guardar los datos y opciones de arranque —BIOS— y el reloj interno, que no se vayan al carajo cuando apagas). Este elemento no suele valer mas de 2 € y suele durar varios años sin problemas.

El caso es que no hace mucho, comenté de pasada el problema del arranque en una conocida red social. La intención, como siempre, fue compartir mis vivencias un poco y además sacar posibles soluciones adicionales (varios pares de ojos, ven mas que 4 :mrgreen: ). Me encantan las opiniones de los demás, pero a veces parece que estén al acecho para decirte la peor posibilidad con la que desmoralizarte en un momento. 🙂

—Eso va a ser la junta de la trócula.

—A mi me parece que van a ser los condensadores de fluxo electrolíticos, cámbialos todos, que tu eres un crack…

—Yo creo que va a ser la firitrustra de la fonfina. Eso tiene fácil arreglo, compra otro ordenador.

Atención: los comentarios han sido dramatizados, cualquier parecido con la coincidencia es pura fantasia aumentada.

No digo que sus consejos no sean legítimos, pero no todos somos esos expertos con los que nos etiquetan muchas veces por arreglar aquel problema que alguno se encontró y no le dedicó mas de 2 minutos a mirar, y tu que le dedicaste media hora (¡hala!) y encima leyendo paginas raras en inglés, alemán, noruego, o español (¡menudo genio! sabe leer…), lo arreglaste porque a otro en otro país o región, lo comentó y escribió un documento al que pudiste acceder.

Para mi soldar un componente es casi una tarea titánica, tengo que prepararme casi mentalmente para ello, tener las cosas muy muy claras y una concentración plena (si casi me quemo cuando tuve que arreglar un simple interruptor de la caja del PC, y eso que tenía hasta una lupa de aumento con luz).  Otros directamente lo tienen tan aprendido que solo dicen: «no es difícil, es pesado«. También es curioso la percepción de la gente: «No es difícil hacer una web como Encanta, es pesado.» :mrgreen:

Pero no es la primera vez que me sucede esto de comentar mis vivencias con el ordenador. Ya hice lo mismo hace tiempo en mi blog, y parece que mucha gente se alegre de que “al friki loco del Ignacio” se le estropee el equipo.

«¿Cómo puede ser posible? Si es el que me arregló el mío cuando estaba a punto de tirarlo…»

Y es que por muy genios locos que hayamos sido etiquetados muchos, también somos humanos, inexperto en muchos temas, y a veces se nos olvidan u obviamos lo mas sencillo. Tendemos a ponernos muchas veces en cinco mil soluciones, cada una mas complicada que la otra. A engordar el problema cuando a lo mejor solo era: «la junta de la trócula» esa que me decían, o peor aun: «el enanito de la dinamo, que al cambiar de habitación ha cogido frío…»

De todas formas la informática actual, por mucho que diga la gente, está cada vez mas milimetrada para que falle en un tiempo cada vez mas controlado. Hoy en día una placa base que te dure mas de 4 años es un componente venerable. 1 año es considerado como antiguo, y 6 meses es viejo. Y casi hay que estar cambiándolo al instante por otra que sale como nueva, que es mejor, que esta fabricada en 3 nanometros menos y que se calienta menos por ello.

Si eres capaz de cuidar las cosas lo suficiente como para que te duren años, eres portentoso, y encima te sales de la gráfica de la obsolescencia. La gente que se sale de esa gráfica es peligrosa, porque no se adaptan a los cánones de mercado que se han impuesto como los verdaderamente «sanos» para el aumento exponencial de los beneficios, cada vez mas altos en cada año.

Si uno lee la conversación que tuve en mi “patio de vecinos” sobre dicho tema, y lo pone en un corto de humor informático, al final debería contestar:

¿Entonces, el Amiga 500, que lleva funcionandome desde 1989, es milagroso? 😈

Por cierto, el PC ya funciona bien. Al final como decía varios párrafos mas arriba, solo fue cambiar la pila de la placa. No obstante, previniendo «la gráfica de obsolescencia», planeo hacer una limpieza completa al ordenador, que ya le hace falta.

ATENCIÓN: Puedes opinar sin meter Correo electrónico o Web.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

code

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.