Llaves de memoria piratas

Hace unas semanas, me llamó un amigo para ofrecerme una llave de memoria de 128 Gb (sí, he dicho bien la capacidad Gigabytes) por un precio irrisorio. Mi primera reacción fue ¿seguro? ¿qué pega hay? ¿es lentísima?

Busqué el modelo que aparecía en la página web, después busque el modelo en el fabricante. Me percaté que en el fabricante el precio oficial era de unos 322 EUR, mientras que en la página web de la tienda china por volumen de compra bajaba el precio según la cantidad, pero mucho mas barato.

Mi amigo se había propuesto convencer a un montón de amigos para comprar como unas 20 unidades, así que necesitaba saber cuantos se apuntaban al «evento de la gran compra de llaves de memoria«. Yo acepté y le ofrecí también a un par de personas mas (aunque al final no entraron en el grupo, y creímos que para el siguiente pedido entrarían, si salía bien la cosa).

El modelo de la llave de memoria oficialmente es el Kingston DataTraveler 200 de 128 Gb. En nuestro caso, el envoltorio es prácticamente similar (está bastante bien copiado) la llave de memoria también esta bastante bien copiada, pero a todo eso le falta el número de serie oficial (de esto nos enteramos después de llegar).

Bueno la compra se realizó, y llegaron relativamente rápidas las memorias. En un fin de semana se me entregó la mía, pero con tono de preocupación. Mi amigo me dijo que había probado y creía que había algún pequeño problema. Así que empezamos a meter un montón de datos en ella… para llegar a 128 Gb os podéis imaginar, cosas grandes y en varios directorios diferentes para volverlas a copiar dentro.

La transferencia estaba cantada que era lenta (en las especificaciones oficiales para ese modelo ya es lenta: hasta 20 MB/s de lectura y 10 MB/s de escritura), nunca se llega a esa velocidad, pero eso hoy en día se considera como normal tirando a baja. Por el precio que habían costado no nos podíamos quejar. Pero si nos podemos quejar de lo que sucedió después.

El caso es que los primeros Gb’s parecían meterse bien pero después la cosa empezaba a ser delirante, accediendo a uno de los datos re-copiados en otro directorio, no parecía leer nada. Es decir metías cosas y como si fuera en saco roto. Estaba ahí el nombre del fichero y el directorio, pero los datos no.

Mi amigo –que de vez en cuando se calla algunas cosas,  el muy taimado– ya estaba casi seguro de que era una llave pirata, alertado por otro amigo, que supongo que le habría puesto sobre  la pista de «los truños de llaves de memoria Kingston«.

Desde la información que se bajó, le informaban de 2 programas:

Uno que permitía ver el tipo de chips real que tiene la llave de memoria (bueno, en la página comentaban, que para estar seguro, se abriera la carcasa de la llave de memoria, pero en nuestro caso, suponía cargarse la propia llave de memoria), Y con otro programa «reflashear» el chip para reconvertirlo a la capacidad real de la llave.

Parece ser, que los «chinos» piratas, muy majos ellos, no contentos con piratear el envoltorio y la carcasa oficial, hacen que la propia llave de memoria «parezca» que tenga esa capacidad diciéndole al propio chip que tiene unos datos falsos, lo que traducido viene a decir que cuando conectas dicha llave de memoria a un ordenador, la llave de memoria le dice al ordenador: «me han dicho que diga que tengo tal capacidad» y el ordenador te dice: «que la llave de memoria dice que es de tal capacidad«, a efectos prácticos no te enteras hasta que empiezas a meter datos.

Cuando compras en un lugar oficial y te ha costado tantas pelas una llave de memoria, normalmente no te planteas tener que hacer el testeo de meter un montón de datos, te crees lo que ves y lo que te han vendido. Aunque ya sabemos todos que los fabricantes de dispositivos de almacenamiento te los  venden contando de 1000 en 1000, y no de 1024 en 1024, por lo que no te venden exactamente siempre la capacidad, pero es mas razonable que lo que hemos recibido.

El programa para descubrir el tipo de chip se llama: ChipGenius es un programa coreano, las instrucciones no te van a ayudar mucho, pero con la llave metida, ejecutando el programa, te sacará una lista de todos los dispositivos USB que tienes, tu tienes que elegir el que pertenece a la llave de memoria, y ver los datos que te muestra.

En este caso, tienes que fijarte después en el Chip Vendor, y en el Chip Part-Number, que te servirán para localizar la utilidad que permite reflashear la memoria a la capacidad real.

En nuestro caso el Chip Vendor era Alcor, y el Chip Part-Number era FC8308, de hecho este numerito cambiará cuando reflasheemos de nuevo la llave de memoria.

Con esos datos y un buscador encontraremos una web llamada: FixFakeFlash, donde se nos mostrará como reflashear memoria y que programas utilizar.

Ten cuidado, porque la versión mencionada en la página de:

FC_MpTool_FC8308_FC84_06_v.2.02.00

es bastante antigua, yo utilice otra, de otra parte, que se llama:

FC_MpTool_FC8308_FC8508_FC8406_04.00.03

y que parece funcionar mejor. Y también ten cuidado con de «dónde bajas» los programas o podrías tener virus o alarmas en tu sistema de seguridad. (que se lo digan a mi amigo, que le vigilaba desde lejos cada vez que le salia una ventana en rojo desde mi ordenador… :mrgreen: ).

Adicionalmente bajé otro programa, que no comentan en esa página web llamado ChkFish, un programa ruso, aunque esta en inglés, que permite testear bloque a bloque y con varias pasadas cualquier dispositivo o llave de memoria, pero os aviso, para ello tarda varias horas, así que dejadlo una noche mientras os vais a dormir.

Después de un día completo haciendo pruebas mientras hacia otras cosas (el testeo con el programa anterior es muy lento), conseguí pelearme lo suficiente como para saber que mi llave de memoria de 128 Gb piratas se quedó en 4Gb. Por la velocidad que tiene y el precio que me costó, el resultado es: «una llave de memoria mas cara que haberla comprado de forma  oficial y con la capacidad equiparable en tu propio país (contando el Canon inclusive).»

Por otra parte, tened cuidado si hacéis compras en dhgate.com, sobretodo con estas «ofertas tan suculentas por volumen de compra«. No digo que la tienda no sea interesante para encontrar cosas curiosas (por ejemplo adaptadores de Socket 478 a Socket 775, memorias RIMM –aunque algo caras–, o un montón de chips y adaptadores curiosos), solo que hay cosas que no son lo que dicen ser. A lo mejor para 1 unidad y poco dinero te vale, pero para muchas y bastante dinero, te lo tienes que comer con patatas si te sale rana.

1 comentario

  1. Eso no es nuevo, ocurre desde hace bastante tiempo. Si investigas por los foros de ebay, tambien existen tarjetas de memoria de alta velocidad falsas, que aunque cumplen en capacidad no lo hacen en velocidad, auriculares de imitacion de marcas buenas, pilas recargables de imitacion (eneloop), accesorios de fotografia, etc…

    Lo bueno es que a veces me interesa algun articulo «falso», y me sale tirado de precio sin el logotipo.

ATENCIÓN: Puedes opinar sin meter Correo electrónico o Web.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

code

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.