Manejando ordenadores

Mi vida entre ordenadores no sé si ha sido tan larga como la vuestra, pero han pasado algunos por mi manos también.

Este texto lo puse hace relativamente poco en un foro de Internet. (Nota del 11/2016: Ya no está en línea). Pero lo he mejorado, ampliado «un poco» y corregido algunos datos y zarpazos.

El primer ordenador de casa fue el Sinclair ZX Spectrum 48K de teclas de goma, con él me lo pasaba pipa con los juegos esos que tardaban en cargar 5 minutos o mas, a veces te desilusionabas un poco cuando ponía «Tape loading error» después de tanto tiempo. Y con el empecé a pasar mis primeros listados, con el manual de instrucciones, y sobre todo con la revista de Microhobby. Y entre mi hermano y yo hicimos pinitos con programas de Basic, aunque la programación nunca se me ha dado bien en ningún ordenador.

Después pasamos a un Amstrad CPC 6128 con monitor fósforo verde. Este traía la disquetera adosada al ordenador, de 3″ (discos gordotes como ninguno, y la capacidad si no recuerdo mal eran de 178 Kb cada cara. Con este ordenador tuvimos una impresora la Amstrad DMP-2000. Mis padres lo usaban para un programa de astrología que tenía como curiosidad, y mi padre también lo empezó a usar con algún que otro procesador de textos, el Tasword creo que se llamaba. Yo lo utilicé para muchas cosas mas, cuando no lo usaban ellos, aunque los juegos con fósforo verde no eran igual, y el sonido muy parecido al del Spectrum, Creo que donde mas me divertí con él es cuando conseguimos un programa de dibujo: el Advanced OCP Art Studio, y con el Tasword y un poco de maña con el pegamento de barra, mi hermano y yo nos hicimos el «periódico familiar», que antes de eso ya hacíamos con una maquina de escribir y artesanalmente.

Pasaron por mis manos pero nunca tuve, un Commodore 64, con disquetera de 5.25″, lo vi de pasada a un familiar, que tenia mucho software, los gráficos no eran una maravilla, pero nos impresionó con sus canales de sonido, y también tenía algún que otro programa interesante de autoedición. Estuve tentado de comprarme uno de segunda mano en aquellos tiempos.

Después mis padres compraron un PC, el Amstrad PC 2086, para otro programa de astrología, la verdad es que ese no lo manejé nada era «el de el trabajo» como decían, y a mi me lo vetaron totalmente (nadie se imaginaba que al final yo iba a ser el que arreglase los ordenadores de la familia años mas tarde). Aunque mucho mas tarde manejé de pasada el Deluxe Paint II Enhanced, pues en el tenía una tarjeta VGA de 16 colores. Pero no me impresionó nada porque yo ya había visto hasta el Deluxe Paint IV en Amiga500.

A mi me llegó después de mucho soñar, y verlo por primera vez en un vídeo promocional llamado «Vuelo alucinante con… Amiga» (parte 1, parte 2), el Commodore Amiga 500, que me lo compré entre mis pelas ahorradas y mi regalo de cumpleaños. Lo compramos en el Corte Inglés, con el monitor Commodore 1084S de 14″ y Stereo, y venía con el «Pack Apettizer» (aquí una muestra del programa de sonido incluido. Nota de Noviembre de 2017: El vídeo que puse de YouTube, ha dejado de estar disponible, en su lugar enlazo a la página de El Amiga me Encanta / Revistas / Amiga World Nº10 / Banco de Pruebas / Appetizer), que de apetecible nada, 4 programuchos para «impresionar» pero poco. El mismo día que me lo entregaron, yo me pille el Blood Money y el Hard Drivin’

Con este me lo pasé pipa, y aun está entre mis ordenadores que funcionan, desde 1989. Este le amplié con 3 Mb de RAM (512 kb de base, 512 Kb interna, y 2 Mb externa en zócalo izquierdo), y tenia 2 disqueteras de 3.5″, la interna y la externa que compré a parte. También me compré alguna cosilla mas, pero poco importante (el cartucho de copia Cyclone, el cartucho Action Replay, el adaptador Mouse Master, y varios joysticks: entre ellos el mítico Phaser Onedesde aquí tenéis el aspecto—, y el indestructible ratón de Alfa Data, que aún funciona desde 1990 —¡gracias Fleming!). También le tuve conectado a la impresora Amstrad y de vez en cuando a una Commodore MPS 1250 y a una MPS 1270 de inyección que un amigo mio se compró por un precio irrisorio de oferta (hi Fleming!). Con este ordenador hice mis primeros pinitos de presentaciones multimedia, dibujo, arreglos musicales, y manejo de archivos de toda clase. Creo que ha sido el ordenador que mas partido le he sacado con sus tan pocos recursos que disfrutaba.

Mas tarde me compraron un PC para mí, la verdad es que yo estaba ahorrando para comprarme un disco duro para el Amiga 500 (uno de GVP), que eran caros de narices, porque por aquel entonces el estándar de discos duros en Amiga era el SCSI, pero al final mis padres me convencieron para que comprase otra cosa. Se lo compramos a un ex-amigo de la familia, que tenia una tienda de ordenadores por aquél tiempo, sacaba clónicos. El primero que tuve fue nada menos que un 486 pero con procesador Cyrix a 33 Mhz (aunque el mio ponía 38 en la caja del display) de minitorre, 4 Mb de RAM, SVGA de 512Kb, y disco duro de 120 Mb. También lo compraron con dos disqueteras, una de 3.5″ y otra de 5.25″. Con este tenía el MS-DOS v4 preinstalado y el Windows 3.1. Yo al ver ambos sistemas operativos me desmoralicé un poco… (bueno el Windows 3.1 aun no se le consideraba sistema operativo, era entorno operativo), ya que venía de manejar el Workbench 1.3 que era en muchos aspectos y potenciado mucho mejor (incluso ya había visto en funcionamiento el Workbench 2.04). Recuerdo una escena cómica entre el que venía a instalarmelo de la tienda y yo. Me dijo que como la disquetera del Amiga era igual… a lo mejor se podía leer los datos del disco. Yo sabía de buena tinta que no, que el PC no podía leer discos de Amiga, pero el Amiga si podía leerlos de PC (con un programa llamado Dos-2-Dos), pero solo con eso ya supe que yo sabía mas que el que me estaba vendiendo la moto.

Con este ordenador tuve infinidad de problemas. Los mas acuciados eran problemas de compatibilidad con el procesador, por aquellos tiempos los Cyrix no eran 100% compatibles. Además la placa controladora (que iba conectada por ISA) de puertos serie y paralelo, tenía ciertos problemas de IRQ’s y COM’s, cuando a un amigo se le ocurrió regalarme un módem de 2400 baudios interno (hi Fleming! ¡¡hay que ver la de trabajo que me das!! 🙂 ). Con el que empecé a meterme en las comunicaciones de las BBS’s por aquél entonces. Si ponía el programa Telix desde MS-DOS se bloqueaba el ordenador, pero si cargaba el Windows 3.1, sacaba desde ahí una ventana DOS, y cargaba el Telix, la cosa cambiaba, maravillas de los ordenadores «compatibles».

Fui ampliando este ordenador para ir haciéndolo mas compatible con lo que debería haber sido, ya que el que me lo vendió me engañó pero bien, poniéndome los peores componentes que he visto en ordenadores. Le cambié la placa, el micro, la memoria la amplié, el disco duro pille uno de 420 Mb, vamos que poco a poco lo único que quedaban eran las disqueteras y la minitorre. ¡Hasta el teclado tuve que cambiarlo! ¡Y ya no os cuento la de ratones baratos que fui tirando… Hasta que empecé a usar Trackball’s.

También compré al poco tiempo una tarjeta de sonido, la Sound Blaster Pro (de 8 bits) que sonaba peor que el Amiga.

Al final me quede con un PC 486 con procesador Intel a 66 Mhz, 420 Mb de disco duro, 8 Mb de RAM, SVGA creo que al final la última que probé fue una Cirrus Logic 5426, no se si era de 2 Mb de vídeo y con slot Local Bus (32 bits, pero tarjetoncio de la leche para aquellos tiempos), también tuve un módem interno de 14.4 Baudios, y creo que ya empecé a disfrutar de una unidad Streamer Iomega Tape 250 (120 Mb sin compresión y 250 Mb con compresión), era una forma barata de guardar datos generados con el ordenador, aunque algo ruidosa, recuerdo que cada cintita tardaba como 2 horas en formatearse.

Con estos dos ordenadores (el PC y el Amiga) los uní por serie y por paralelo y empece a hacer mis pinitos de transferencias entre ordenadores. Conseguí hacer algo que no me esperaba. Conectar ambos ordenadores por null-modem paralelo, y con un programa en PC convertir este en servidor de archivos, y desde el Amiga poder cargar programas como si tuviera de verdad disco duro mediante «paralelo». La verdad es que todo un ingenio, con un disquete de arranque conectaba ambos ordenadores, reasignaba los directorios del Amiga a esa nueva unidad montada, y cargaba programas que requerían varios disquetes pero estaban grabados en disco duro del PC.

Cuando puse el Windows95 la cosa empezó a comer mas memoria y demás y con el tiempo tuve que ampliarlo a mas memoria y prestaciones.

Mis familiares también tenían otros ordenadores: 486’s en su mayoría de varias generaciones y velocidades. Creo que el único que se atrevió a pasar de los micros Intel a otros fue mi hermano David, que empezó a usar un AMD K6-II un poco mas tarde, harto de sus problemas con el suyo. Y por el que se metió a probar un poco el Linux por aquél entonces (que no era como ahora con el Ubuntu para torpes que tenemos).

Pero yo de 486/66 Mhz pasé a Pentium 133 Mhz. Mi padre acababa de comprarse también el suyo en una conocida cadena de tiendas de renombre. Un Pentium 100 Mhz, que gracias a Dios no era el que tenía el problema aquél que se detectó mas tarde en algunos Pentium.

Yo intenté ampliar mi 486 poco a poco (quería hacer un cambio intermedio, a un 486DX4, aunque al final tuve algún que otro problema y me pasé de lleno al Pentium 133 Mhz (hi Fleming! ¡¡por tercera vez en lo que va de historia!! :mrgreen: ). La verdad es que de esta época recuerdo poco la configuración. Creo que con la tarjeta de vídeo, me prestaron un tiempo una tarjeta 3D, una Creative 3D Blaster o algo así, de las primeras tarjetas de 3D que se adosaban en conjunto con las normales de vídeo 2D. (hi Alberto «Sierra»!, se te echa de menos… 😥 ), que con algunos juegos tenías mayor velocidad de cálculo.

No se si fue con el 486 o con el primer Pentium cuando empecé a usar el lector de CD, uno Sony de 2x que iba por controladora aparte. Que pillamos 3 al tiempo (Hi Benito y Fleming! Menudo SIMO fue ese… ¡¡que derroche!!). La bandeja no era motorizada, te sacaba de sopetón la bandeja como algunos portátiles ahora, y antes de que le pusieran la zona de carga para enganchar el disco, como ahora, algunas veces si lo sacaba rápido aun podías verlo rotar como descosió, pensábamos que en una de esas nos iba a cortar la cabeza si salía disparado. 🙂

En la última época del Pentium 133 creo que usé una grabadora de 2x por puerto paralelo, creo que era una Hewlett-Packard que le prestaron a un familiar mio. He grabado discos CD de 74 minutos (si, aun no existían los de 80 que era «míticos»), a 1x de velocidad.

Después mas tarde creo que pillé una grabadora de CD TraxData CDR4120 Pro, que grababa a x4 y leía a 12x, conectada por controladora SCSI. Que fue una de mis mejores compras. Nunca debí regalarla, pero claro mucho tiempo después ya la tenia guardada sin uso.

Después de eso me pase al Pentium III a 450 Mhz. El procesador cambiaba de posición y empezaron a meternos algo llamado Slot-1 que decían que era la leche y era el futuro tal y pascual. Con este también fueron ampliándose las cosas, 512 Mb, con las primeras tarjetas 3DFX Voodoo 3 2000 con 16 Mb de RAM, disco duro de 420 Mb aunque al final lo amplié con uno de esos grandes discos duros de 5.25″ que parecían aviones arrancando, el primero un Quantum Bigfoot o algo así, de 2,5 Gb de capacidad. Y mucho mas tarde creo haber comprado uno de 8 Gb que aun creo que está en uso en alguna de mis antiguallas guardadas… (que acabo de deshacerme de ellas, pero el disco duro me lo quedo 🙂 ). Con el fui cambiando el sistema operativo de 95 OSR2, a 98, a 98 Segunda Edición y llegamos al ME (Millenium Edition, o Mierda Edition, como lo llamábamos otros mas adelante…).

Recuerdo que el de 2.5Gb murió al ponerle el Windows ME, creo que fui uno de los muchos que le pereció el disco duro cuando puso ese sistema operativo, supongo que por eso compraría el de 8 Gb después.

El Pentium-III 450 tuve problemas con la placa, y al final tuve que cambiarlo totalmente, porque empezaron a cambiarme la generación de ordenadores, y era difícil encontrar piezas para el mio, en especial una placa parecida.

Así que me pasé de lleno al Pentium 4 a 1.8 Ghz, que por aquella época los volvieron a poner en Socket, en concreto el 478. La placa tenía memoria RIMM, que decían que en muchos aspectos eran la releche y sería el futuro (ya sabéis como va esto los que estáis bien metidos) pero al final resultó ser rana además de carísima. Llegué a tener 768 Mb de RAM. Ese ordenador aun lo disfruta mi madre para sus tareas de Internet.

Con él yo tenía una tarjeta gráfica también por AGP no recuerdo el modelo pero si la marca «Elephant». Una de sonido muy decente Sound Blaster AWE32, el módem Supra de 28.8 Kbps aunque ya era externo. Actualmente mi madre disfruta de una ATI de 256 Mb de gráfica, y he ido cambiando algunos componentes con el tiempo, le puse USB 2.0, la tarjeta de red ha cambiado. etc. Hace tiempo tuve que cambiarle el disco duro a uno de 160 Gb IDE, y ahora sólo tiene 512 Mb de RAM. Actualmente lleva un Windows XP SP2.

Por esta época, decidí comprarme un Commodore Amiga 1200 de los de ESCOM y Amiga Technologies (han comprado la marca Commodore tantas veces que ya es difícil saber cual es cual). Tenía una espina clavada de no haber podido disfrutar el Amiga con disco duro, y este era el único modelo al que podía acceder sin un desembolso considerable. Lo compré en una tienda llamada Creaciones Artísticas. Era el modelo sin disco duro, pero que le metieron uno de 3,5″ y 1.2Gb.

Mas tarde lo amplié con una aceleradora de procesador llamada Blizzard 1230IV a 50 Mhz con FPU a 50 Mhz. Me costó una pasta. En esta época recuerdo que al comprar la memoria SIMM de 72 contactos en una tienda de PC (porque era mas barato) el dependiente me preguntó si me iba a servir la memoria, y yo desafiante le dije que sí, hasta módulos SIMM de 64 Mb, por aquel tiempo lo mas que los vendían era de 32 Mb.

Lo cierto es que este lo he amplié hasta la saciedad. Llegó a estar montado en torre. Con un sistema llamado AteoBus (slot ISA para Amiga) con tarjeta gráfica de 2 Mb (Pîxel64), y tarjeta de red AteoNet), todo del mismo fabricante: Ateo Concepts, una empresa francesa. Costó una pasta el sistema ampliado de esta forma. Pero yo era relativamente feliz.

Con el tiempo lo cambie a PCI con la Elbox Mediator PCI 1200 (4 slots), gráfica 3DFX Voodoo 3 3000 PCI, sonido (creo que puse una Sound Blaster 4.1), tarjeta de red (genérica 10/100 Mbps), y hasta le puse una tarjeta de TV analógica (Avermedia  TVCapture98 y mas tarde una AverTV). Mas tarde pillé una aceleradora Blizzard 1260 a 50 Mhz con 64 Mb.

Tuve problemas con una fuente de alimentación y se me llevó por delante el A1200, la Mediator PCI 1200, un disco duro de 30 Gb IDE, y la Aceleradora. Ni que decir tiene que me dejó bastante hecho polvo el incidente (hi Benito! ¿te acuerdas el fogonazo?). Total que con un poco de empeño, tesón y mucho dinero de algún trabajo web, pude reponerlo mas o menos. Compré otro A1200 en una tienda alemana llamada KDH Datatechnik (en 3 días lo tenia en casa, el mejor servicio que tuve nunca con Amiga). La Mediator la pude reparar, pero la aceleradora tuve que comprarla. Intenté pillar una Blizzard 1260 a 66 Mhz que vendía Vesalia, pero se me ocurrió comprarla con el Kit SCSI, y los de Vesalia me la vendieron de 50 Mhz. Creo que era por problemas con la velocidad y la sincronización de la controladora, aunque nunca quedó eso resuelto. Mas tarde vendí la Mediator1200 y compre un modelo llamado Mediator PCI 1200SX de 6 slots, y pude poner una Elbox Spider USB 2.0 (controladora USB 2.0) que no me resultó tan buena como creía porque el programador de los drivers se mosqueó con Elbox (fabricante y distribuidor de la tarjeta) por no pagar la licencia del soft que incluía. Pero esto son otras historias…

Mucho mas tarde… Yo me pase a un Pentium 4 a 3 Ghz Northwood (antes de los Prescott que se calentaban tanto) con Socket 478, con una placa MSI 875P Neo, tarjeta gráfica NVidia de 256 Mb (MSI FX5700-VTD, que si no recuerdo mal aun usa mi padre, pero con un disipador mayor), 1 Gb de RAM, creo que en DDR, y como empezaban a calentarse de lo lindo los ordenadores de esta clase, le tuve que empezar a poner ventiladores y disipadores tochos y demás, hasta la caja que compré una especial de aluminio, que es la que uso ahora en otro equipo: Lian-Li 6070, de lo mejorcito que he comprado en toda mi historia de torres de PC.

Pero como todo al final le dio por fenecer la placa madre, y tuve que idearme otro equipo, ya que siempre suelo aguantar con el lo máximo posible hasta que van pasando las generaciones de ordenadores.

Con este último problema de cambio de placa y ordenador, decidí empezar a mirar los Apple Macintosh, siempre los había visto de lejos porque cuando estaba con Amiga era la competencia directa, en vez del PC, que después se potenció en exceso.

Me atreví con el modelo Mac Mini con PowerPC G4 a 1.42 Ghz que sacaron los de Apple, pero justo cuando lo compré, a las 3 semanas anunciaron que se pasaban de PowerPC a Intel. La verdad es que no me importaba mucho porque yo quería probar la potencia de los procesadores PowerPC, ya que los Amiga actuales van aun con ese tipo de procesadores. Así que era una buena forma de probar una nueva plataforma, un nuevo sistema y al mismo tiempo ver el rendimiento final. No me defraudo. Y de hecho ha sido el ordenador «contra desastres diversos del PC», con el que me ha permitido elegir y comprar las nuevas piezas de los ordenadores vía Internet cuando el otro ya ni arrancaba. Aun lo tengo guardado, aunque actualmente tiene un sistema doble: OS X 10.4 Tiger (la verdad es que el que venía era el OS X 10.3 Panther, preinstalado, pero después me dieron el disco del Tiger aparte. Nunca volveré a comprar en Ademac, me trataron como si fuera un pobreton y como si no les importase nada vender un Mac Mini) y el MorphOS 2.7 (Una variante de sistema operativo de Amiga), que por supuesto tengo registrado.

En PC, después de otro desastre. Me pasé a un Core2Duo E6400 Allendale a 2,33 Ghz. Con placa madre Asus P5W DH Deluxe, 2 Gb de RAM DDR2, tarjeta gráfica Gigabyte GV-NX76G512P-RH que tenia disipador pasivo y era un tocho de no te menees (hi Homer! ¿que tal va la tarjeta? :mrgreen: ). Disco duro Western Digital WD2500JS de 250 Gb SATA-II. Con este ordenador he hecho grandes cosas también.

Después de eso, también me compré otro Mac Mini Core2Duo a 2 Ghz, que amplié a lo máximo posible para no tener que abrirlo y hacerlo yo. Aunque mas tarde, con un amigo (hi Fleming! ¿recuerdas el Recreeeck con la espátula?). le cambié el disco duro a uno mayor. Tiene 2 Gb de RAM, y ahora un disco duro de 320 Gb. Lo compré con OS X 10.5 Leopard pero después lo actualicé a OS X 10.6 Snow Leopard, con todas las mejoras al día.

Como siempre el PC, hizo de las suyas. No se me rompió la placa, pero tuve problemas con la tarjeta de red integrada, que unas veces me la detectaba y otras no, y además con otros experimentos que estaba haciendo de sistemas operativos, decidí cambiar la placa base a una Gigabyte EP45-UD3P. La tarjeta gráfica la cambié antes que la placa y ahora es una Asus Ati Radeon EAH3650 Silent Magic/HTDP/512M de 512 Mb también con disipador pasivo. Ahora estoy usando 4 Gb de RAM aunque no puedo aprovecharlos todos porque aun uso el Windows XP SP3 de 32 Bits. Pero en mis experimentos con otros sistemas operativos ya he probado que funciona todo bien con 64 Bits en Ubuntu, por ejemplo.

Entre medias he vivido la guerra de las velocidades de CD, las primeras grabadoras de CD, los lectores DVD, las grabadoras de DVD, el cambio de los monitores de CRT a LCD, la desaparición de los disquetes en pos de usar llaves de memoria y los posteriores discos duros externos de varios tamaños y velocidades tanto por USB como por eSATA.

Casi todos los ordenadores (salvo los Apple) los he ido montando yo, eligiendo las piezas lo mas cuidadosamente que puedo, aunque también mi nivel adquisitivo no era el mejor para elegir la mas rápida en según que momentos. La verdad es que he tenido muchos problemas con los PCs, y bastantes pocos con los Amiga y los Apple (aunque también ha habido alguno que otro, para que vamos a engañarnos).

Realmente no he puesto todos los componentes que he tenido, algunos como las impresoras o algunas configuraciones extras que he hecho (impresoras en red, configuración de red, tipos de monitor, experimentos varios…).

Además de tanto probar uno acaba convirtiéndose en el gurú de la familia. Que le piden consejo para comprar ordenadores, configurarlos, arreglar problemas. Y quien dice familia, dice también amigos.

Si alguien ha conseguido llegar al final del texto, es que es todo un manitas de los ordenadores y le gusta de verdad la informática. 😉

4 comentarios

  1. Creo que me sienteo aludido. No se por que me da la impresion de que le hemos metido mchas manos a muchos cacharros.

    Eso, realmente, significa una cosa. Llevamos siendo amigos mucho timepo, cosa que me alegra.

    Desde ese moemtno hasta hoy han pasado muchas cosas, demasiadas tal vez, y creo que muchas vas a pasar a partir de ahora.

    Tenemos proyectos en mente que tenemos que sacar adelante, un par de cienteos de miles de cambios de servidor. Nuevas redes, nuevas conexiones. sin prisa pero sin pausa.

    Ya sabes donde estoy. Ademas este veranos tendre PC nuevo. Espero que me ayudes a elegir las piezas para montarlo. 🙂

    Byes
    Fleming

  2. Antes nos gustaba mas cacharrear… ahora nos hemos «cilivizao». 🙂

    Seguiremos cacharreando mucho tiempo, de eso estoy seguro. Pero con mas control y menos cacharros. Mas pausadamente ¡así que no me metas muchos sustos! 😀

    Cuenta conmigo para lo de tu ordenador… aunque de nuevos ordenas se poquito…

    Yo aun tengo que hacer la nueva prueba del «rack de hd’s de 2,5» a ver si me va bien…

    Por lo pronto… entre ayer y hoy me libero de un montón de trastos hacinados que tenia por aquí…. ¡libreee! 😀

  3. Enhorabuena por el articulo !!!
    Me ha hecho recordar viejos tiempos y me has trasladado la sensación de haber pasado muchos buenos momentos.
    Aunque has comentado todos los cambios de equipo, yo me quedo con esas buenas tardes compartiendo nuestras experiencias contigo y con Fleming. La verdad es que lo pasábamos bien, lo recuerdo como una etapa muy feliz de mi vida.
    Creo que poco a poco se ha perdido la ilusión al actualizar los equipos.
    Antiguamente se disfrutaba mas de los cambios, cierto que eran bastante impactantes.
    En la era actual de la informática hemos llegado a un nivel de hardware tan avanzado que se ha descuidado el Sistema Operativo. Windows Vista es un claro ejemplo.
    Creo que lo único bueno es que poco a poco ha cambiado el SO predominante y esta el MAC ganando mucho terreno, con permiso del Linux para torpes, claro.
    Veremos que nos depara el futuro pero tengo una cosa clara, antes de actualizar mi equipo te consultaré.

    Un Abrazo a todos los nostálgicos que supongo habrán disfrutado del articulo como yo.

    Fernando

    PD: Ignacio, como idea … ¿para cuando un articulo de tu comienzo con los emuladores? Puede ser divertido.

ATENCIÓN: Puedes opinar sin meter Correo electrónico o Web.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

code

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.