Manualidades: cartel despierto/dormido

NOTA: Los dibujos que aparecen en el diseño son propiedad de su legítimo dueño. Este cartel se ha hecho para uso privado. Si pretende hacer uso comercial, por favor utilice diseños sin licencias de copyright o libres de derechos de autor.

¿Cómo marcarle a sus familiares cuando está despierto y cuando dormido?

Yo contesté con:

“Simple, abre la puerta y lo compruebas.” 🙄

Pero al final te contestan que les da pena hacer ruido y despertarte con este simple hecho. Así que prefieren algo mas visible, silencioso y directo. Un cartel solucionará el problema.

Este es un diseño que se ha optimizado a la mínima expresión. E incluso algunos de los pasos que se han dado se pueden omitir o cambiar, si no tenemos los materiales necesarios.

Materiales básicos:

  • Hoja de papel, del tamaño que queramos (en nuestro caso hemos usado una Hoja DIN A-4 (297x210mm) con un grosor mayor (gramaje de 120gr).
  • Dos dibujos, que representen los dos estados que vamos a usar: Despierto y Dormido.

Cómo se hizo

Aquí empleamos los siguientes materiales adicionales.

Los dibujos los buscamos por Internet. Pueden ser personajes conocidos, dibujos animados, fotografías diseños lineales, que estén en ambos estados (despiertos, tumbados, con los ojos cerrados, con señales de ZZZ cercanas o creadas por nosotros). O bien puede ser algo mas simple como dos letreros simples escritos con las palabras de Despierto y Dormido, u otra frase que queramos en cada lado del cartel.

Al buscarlos por Internet teníamos claro que íbamos a usar la impresora familiar para tal fin.

No hace falta un programa especial, pero si en nuestra familia tenemos el Microsoft Publisher o el Scribus, será fenomenal. También podemos emplear cualquier programa de proceso de textos que nos deje posicionar cómodamente los dibujos.

Cartel despierto/dormido

Cartel despierto/dormido

Si nuestro programa no nos permite rotar dibujos, podemos emplear un programa de dibujo para ello. Aquí se ha utilizado el Gimp. Además podemos borrar cualquier imperfección que tenga el diseño, modificarlo o añadir elementos al dibujo. También podemos crearlos desde cero con el programa de dibujo o desde el mismo papel si no tenemos ordenador.

A la hora de diseñar el cartel. Debes tener presente que se va a doblar por la mitad, y que va a tener un agujero para poder colgar en la pared o puerta. Así que prepara el diseño con un margen exterior de al menos unos 3 cm por la parte superior e inferior si es papel esta en formato vertical.

Pon los diseños centrados en el papel (tanto verticalmente como horizontalmente, si es posible) intenta que tengan un tamaño proporcional.

Uno de los dibujos tiene que tener una rotación de 180 grados, es decir: deben estar enfrentados. La fotografía adjunta en este artículo te explicará mejor ésto.

Si dejas suficiente margen al papel tendrás la seguridad de que si hay que hacer correcciones o quitar un trozo no rompas el diseño.Intenta dejar algo de espacio libre en el centro también, para que al doblarlo por la mitad justo quede un margen vacío.

Antes de enviar el dibujo a la impresora

Utiliza un papel con un grosor un poco mayor. Consulta el manual de instrucciones, pues cada impresora admite diferentes gramajes de papel. Algunas pueden no admitir gramajes grandes y no arrastrarás bien el papel para introducirlo por sus rodillos. Si utilizas papel fotográfico (tratado por una cara, brillante o de secado lento), posicionalo adecuadamente para aprovechar dicha cara.

Con la impresora cargada con dicho papel, y tu diseño terminado, imprímelo.

Cuando termine, deja secar un buen rato, para que no se corra la tinta.

Empezamos las manualidades

Es hora de prepararlo para que se pueda usar.

Es hora de doblar el diseño por la mitad. Para ello puedes emplear las siguientes herramientas de trabajo:

  • Regla de al menos 30 centímetros.
  • Un lápiz o portaminas fino (0,7 milímetros).
  • Un cutter o cuchilla para cortar.
  • Una base, desde la que poner el papel para cortar y no romper la mesa.
    • Si no tienes cutter y base, puedes emplear unas tijeras.
      ATENCIÓN: Si eres muy pequeño, este paso hazlo con la supervisión de una persona mayor.

Para doblar

Desde aquí te explicamos el proceso de doblado de dos formas diferentes.

El estilo normal:

  • Coge la hoja, en posición vertical (por la longitud mas corta).
  • Las esquinas exteriores (superior e inferior) deben estar alineadas.
  • Marca bien la doblez cuando todo esté bien alineado.
  • Listo. Las caras con el diseño deben mostrarse cada una por un lado.

El estilo perfeccionista:

  • Pon el papel en la base.
  • Mide el alto del papel, el nuestro empleado debe ser: 29,7 cm.
    • Divídelo entre 2, salen: 14,85 cm.
    • Haz una marca en cada lado del papel a la misma altura.
  • Pon la regla alineada en las marcas del centro.
    • Dale un poco de margen.
    • Emplea el capuchón de un boli o un mango fino
    • Con él harás un pequeño relieve con la regla (como si fuera a hacer una línea con la regla).
    • Haz varias pasadas, obtendrás un pequeño hueco por toda la línea.
  • Borra las marcas realizadas en cada extremo con una goma.
  • Dobla el papel por el relieve lineal, con cuidado.
  • Comprueba que esté alineado correctamente.
    • Si es necesario haz las correcciones pertinentes.
    • Cuando lo tengas seguro, marca bien la doblez.
  • Debería quedar perfectamente plegado por la mitad.

Si hicimos bien el paso de rotar la imagen al imprimir/dibujar, veremos que al darle la vuelta no hay un dibujo volteado de forma poco correcta. Si no lo hicimos bien, tendremos un bonito diseño de prueba para las pruebas venideras (¿adivinad quién lo hizo mal? 🙄 ).

Si tienes pegamento de barra, empléalo para pegar las caras vacías, así no se nos desdoblerá el papel. Déjalo secar durante un rato para que no se despegue con las siguientes manipulaciones.

Si el papel tiene un grosor adecuado no deben aparecen burbujas, arrugas o curvarse. Pero si nos pasa, podemos solucionarlo con un buen libro gordo y pesado encima del papel, lo mantendremos durante unas horas mientras se seca el pegamento. (Yo no tenía pegamento de barra… 😎  ).

Creando un agujero en el cartel

Necesitamos hacer un agujero para poder introducirlo por el mango del picaporte o colgador que tengamos pensado utilizar.

También explicamos el proceso de dos formas diferentes.

El estilo normal:

  • Haz un agujero por la parte donde lo ibas a colgar.
  • Este debe ser lo suficientemente grande para que pase el picaporte, el mango del colgador, escarpia donde lo vayamos a colgar.
  • Ten cuidado no rompas la hoja.

El estilo perfeccionista:

  • Pon el papel en la base.
  • Con el lápiz y la regla, haz 2 marcas a cada lado del papel a diferentes alturas, vamos a hacer un triangulo lo suficientemente grande para que pase el picaporte.
    • Una marca será para situar la punta del triangulo superior.
    • La otra será para situar la base del triangulo.
    • Debes hacer las marcas con márgenes superior e inferior. Una para que no se rompa al estar pegado el agujero cerca del exterior, y otra para que no se monte el agujero sobre el dibujo. Deja un margen de 1 cm si tu margen en la hoja fue de 3 cm cuando imprimiste/dibujaste.
  • Con la regla divide el ancho del papel por la mitad (en este de caso 21 cm, se queda 10,5 cm).
    1. La primera marca superior, punta del triangulo a 10,5 cm. Marca un pequeño punto visible.
    2. La segunda marca, será una línea de tanto ancho como precisemos. En este caso empleamos 3 cm (1,5 cm para cada mitad). Desde la posición de 10,5 cm, hacemos un centro, y desde ahí 1,5 cm para un lado y 1,5 cm para otro lado (quedando los 3 cm centrados).
  • Con estas líneas base, podemos marcar las otras caras del triangulo.
  • Borra las marcas de los extremos, las que sirvieron para alinear el triangulo a la altura adecuada.
  • Con el cutter y la regla, corta el diseño.
    • Intenta cortar por el exterior de lo marcado, así no tendrás que borrar el lápiz después.
    • Ten cuidado con las esquinas del triangulo.
  • Como es un papel de mayor gramaje doblado por la mitad serán necesarias dos o tres pasadas por la zona, con cuidado.
  • Retira el triangulo cortado, y tendremos nuestro agujero.

Ya tenemos nuestro cartel terminado, prueba que de verdad pasa por la zona donde lo vamos a colgar y no hemos hecho ningún estropicio con las manualidades.

Los últimos toques

Si queremos que nuestro diseño perdure por un buen tiempo, podemos plastificarlo. Si tenemos una en casa lo haremos nosotros o le pediremos al familiar oportuno que nos lo haga. Sino, podemos irnos a un lugar donde nos hagan el trabajo por nosotros, costando muy poquito.

Si lo plastificas tu, ten en cuenta que debes dejar un margen exterior por todo el cartel, que permitirá que no se abra el plastificado. En el agujero triangular también tendrá dicho margen, debemos tener presente ésto para que a la hora de ponerlo en el colgador siga entrando perfectamente. (¿Adivinad  quién le sirvió “el diseño que tuvo la poca decencia de salir bien”? ¿Adivinad quién no pensó en el margen del plastificado y tuvo la potra, aun así, de que le saliese bien todo? :mrgreen: ).

En mi caso tenía pensado no incluir ningún elemento adicional, ya que iba a ir sobre el picaporte directo. Si por lo que fuera no es válido el agujero o no podemos ponerlo en el lugar que teníamos pensado.

  • Podemos coger un pequeño mosquetón de acampada o bien una anilla  llavero adecuada.
  • También lo podemos resolver con un trozo de cuerda o goma elástica. Para así poder adecuar un extremo que se pueda colgar en donde queríamos.

Podemos hacer tantos diseños como precisemos. Personalizados por estaciones, para fiestas en concreto, o con diferentes mensajes según necesitemos. ¡Sobre todo diviértase creándolos!

ATENCIÓN: Puedes opinar sin meter Correo electrónico o Web.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

code

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.