Mi NASesito

0 votos

Hoy voy a hacer uno artículo a un producto que compré pensando que era justo lo que necesitaba. Y que de momento algunas expectativas no son las cumplidas.

Lo cierto es que a medida que el problema del FTP privado que tengo instalado me iba desvelando nuevos fallos, y otros problemas derivados con sistemas operativos en los ordenadores. Decidí tener el FTP “externo” a ellos, Externo y autónomo. Es decir un nuevo aparato que tuviera todo lo que necesita para estar encendido a diario, en funcionamiento y fuera del ordenador. De este modo podría seguir haciendo mis experimentos sin temor o tener que esperar a que un amigo termine de transferir un fichero que necesita.

Pues bien, después de buscar mucho, encontré por casualidad un producto que tenia las características que buscaba:

  • En primer lugar compacto. Ya que permite la conexión de un disco duro de 2,5″.
  • En segundo lugar con posibilidad de expansión externa, ya que tiene 2 conectores USB 2.0 y uno eSATA.
  • Por supuesto que se conecte a la red a 1000 Mbps (Gigabit Ethernet) como el resto de mis ordenadores rápidos (PC y Mac).
  • Que tuviera opciones adicionales de FTP, entre ellos SFTP (Una de las variantes de FTP seguro).

Esto como poco. Después descubrí otra serie de características que terminaron de convencerme, eso sí antes de comprarlo, ya estaba curioseando su manual de instrucciones y la documentación en línea. Parecía el producto adecuado a mis necesidades, y sobre todo silencioso.

Así que lo compré. El modelo es el SilverStone DC01

Lo primero que me llamó la atención al abrir la caja y tenerlo en mis manos, es lo robusto que parecía la carcasa, ya que es toda de aluminio y creo que está anodizado, estilo carcasa de los Mac, con una rendija superior por el que se supone que sale el calor, entra el aire frio. Y por último una horrible luz azul brillante en el centro del frontal (que he tapiado convenientemente por dentro de la carcasa, y aun así la luz emitida consigue penetrar por la rendija superior y parte de las inferiores).

Me leí la documentación, y abrí el dispositivo para meter uno de mis discos duros de 2,5″ que adquirí semanas atrás: El de 320 Gb Toshiba que era “un poco mas lento” desde mi configuración en discos duros en Rack.

Después conecté los cables necesarios (alimentación y red Ethernet) y me dispuse a entrar en la configuración del panel de control web.

Me sorprendió el hecho de que tuviera que meter una dirección web (conectarme a una web externa) para que encontrase el dispositivo en mi red local. Después comprendí que esto no era necesario, a no ser que lo fuera a administrar éste vía remoto. Por supuesto para esto último es necesario tener el router configurado para que pueda entrar de este modo.

El manejo es bastante sencillo, aunque tienes que estar familiarizado con configuraciones de red y algunas otras cosillas. El interfaz de uso está en varios idiomas incluyendo el castellano, lo que simplifica su configuración bastante. Aunque no funciona en todos los navegador igual de bien (probado con Mozilla Firefox 6 y 7, Google Chrome 14 y Safari 5.1). El aspecto es muy similar a un sistema operativo Mac (con su barra de tareas tipo Dock de iconos y algunos acceso directos desde el escritorio, con fondo con una imagen incluido. Tiene un mini reproductor de vídeo y audio, que debe comunicarse con los codec que tengas instalados en el ordenador (debe ser flash, java o algo así, la verdad es que no lo pone).

Tiene dentro una pequeña instalación super-optimizada de Linux, con las cosas mínimas que necesita. No sé si es en firmware directamente, pero debe ser enana a juzgar por lo que ocupan algunas actualizaciones de firmware como máximo.

La primera vez que lo usas, tienes que formatear el disco duro y montarlo en la configuración. Esto te crea una partición de swap (intercambio) de 500Mb que utiliza para su uso interno. El resto se configura como espacio libre para tus archivos. Después es cuando cambias los parámetros en las preferencias del sistema. Tiene las siguientes opciones, aunque algunas aparecieron con la última auto-actualización de firmware que hizo automáticamente sin darme cuenta:

– Información del sistema:

  • Información del servidor (datos básicos).
  • Registro (para cambiar el nombre de acceso vía remoto desde MyAkitio).
  • Registro del sistema (logs de procesos realizados por el NAS en algunos servicios).
  • Firmware (actualizaciones).
  • Sistema de seguridad (copias de seguridad/restauración de la configuración).
  • DDNS (Actualizar IP con DynDNS).

– Servicios:

  • Samba (acceso SMB a redes Microsoft).
  • AFP (acceso a redes Apple).
  • NFS (Network File System, Sistema de ficheros en red, para redes Linux o sistemas compatibles).
  • FTP (File Transfer Protocol, Protocolo de transferenci de archivos).
    Servidor multimedia (DLNA, acceso a la biblioteca de video desde dispositivos compatibles).
  • iTunes (acceso a la biblioteca de música desde dispositivos compatibles).

– Aplicaciones:

  • Correo electrónico (cliente simple para enviar mensajes email).
  • Descargador (para redes P2P, soporta Bittorent y Emule).
  • iDisk de copia de seguridad.

– Sistema:

  • Cuentas (administración de usuarios).
  • Red (administración de parámetros de red).
  • mapeo UPnP (puerto de acceso vía remoto).
  • Fecha y hora (para poner en hora tu NAS y permitir que se auto-actulice desde Internet).
  • Administración de energía (cambio de intervalo de modo reposo del disco duro).
  • Apagar (reiniciar o apagar el NAS).

Ni que decir tiene que fui probando todos y cada uno de ellos poco a poco.

Además en el Dock inferior, hay una aplicación para ver fotos, para reproducir vídeo y música, y para “socializarte” (una pequeña ventana con accesos a Facebook, Flickr y YouTube), además de otras para ver los directorios compartidos en común, un administrador de descargas P2P, el particionador y administrador de discos duros y el icono de preferencias.

En el escritorio, aparecen los accesos directos a Mi servidor, Mis fotografías, Mi música, Mis vídeos, y la Papelera de reciclaje.

Y en la barra superior, un menú típico con datos y algunas opciones rápidas.

Si te conectas como administrador tienes todas estas opciones, como usuario solo tienes acceso a determinadas tareas para compartir/descargar lo que hay alojado en el NAS.

Debo decir que en ninguna parte de la documentación pone nada de puertos utilizados en determinados servicios (que son los estándar en su gran mayoría). Solo en el FTP por ejemplo puedes cambiarlo a otro (también puedes hacerlo eventualmente desde mapeo UPnP utilizado para la administración remota).

Me sorprendió mucho que hubiera opciones de configuración de FTP y FTPs (otra de las modalidades que tiene) pero no hubiera nada referido al SFTP (el mas seguro de los tres). En los dos primeros puedes activarlos y cambiar algunos parámetros pero en el otro no tienes constancia si esta o no activo.

Otra cosa que me dejó un poco chafado, es que en la zona de usuarios. no puedes configurar los permisos de carpetas desde ahí, sino que tienes que irlos compartiendo en el disco duro, lo cual te descentra un poco para saber lo que compartes o no y donde está ubicado. Desde usuarios solo podemos crearlos y añadirles una clave.

En el disco duro, en cualquier zona, podemos compartir carpetas y darle los permisos de lectura o lectura y escritura según queramos y a que usuarios.

Otra cosa que no me pareció demasiado bien, es que cuando ya tienes usuarios creados y carpetas compartidas comunes, éstas no aparezcan como “acceso rápido” desde el directorio principal de conexión en el FTP, un pequeño acceso para saber si están fuera de tu ubicación sería de agradecer. En lugar de eso, tienes que “navegar” por sitios que para usuarios poco experimentados en FTP les dará miedo cargarse algo.

Si te conectas por FTP y navegas por él, podrás ver el árbol completo de carpetas del NAS, es decir no puedes limitarle el acceso de unas carpetas mínimas (las suyas propias y las compartidas) que sería lo realmente recomendable. Eso sí en FTP normal solo veras que están ahí pero no el contenido, a no ser que tengas permisos para ello.

En cambio si te conectas de forma segura (SFTP), ya ves todos los archivos, estén o no compartidos para ti, cosa que me parece mucho mas peligrosa para cualquier usuario.

Como digo, debería limitarse el acceso a las carpetas locales del usuario en cuestión, y tener accesos directos desde el principal a las carpeta compartidas en general o por según que usuarios, de ese modo no tendrías que perderte por todo el árbol de directorios y no saber donde ir, a no ser que el administrador del NAS te diga exactamente donde ir.

Probé el rendimiento de transferencia vía red, y debo decir que al principio me decepcionó algo, pero porque tenia configurado mi cliente FTP para transferir de 1 en 1 archivo. Después configuré mi cliente para que pudiera transferir varios archivos al tiempo, y ahí la cosa cambio bastante.

Por otra parte, y esto no interviene realmente el NAS. Tus usuarios de FTP deben tener activa la opción de conexión pasiva (PASV) para que no tengan problemas. Además si se conectan vía navegador, que sepan que desde Google Chrome no podrán acceder al FTP, pero sí por el panel web.

Aparte de las opciones de FTP que eran las que mas me interesaban. probé otras cosas interesantes. El acceso por Samba (Implementación libre del protocolo SMB de Microsoft, vamos acceso a redes Microsoft desde otros sistemas), es prácticamente igual de lento que el que tengo actualmente desde mi Windows 7 x64.

Otra cosa que me extraño es que desde el Mac no pueda acceder al acceso configurado en el grupo de trabajo (que es el mismo que uso en mi red) ya que me dice que no tengo permisos sin darme opción a meter usuario y clave, Sin embargo si me conecto específicamente a la IP del aparato como servicio SMB, desde ahí puedo elegir la carpeta compartida y después meter el usuario (en este caso el administrador).

Cuando encendí por primera vez el aparato no aparecía nada de AFP (Apple Filling Protocol), son las redes para usuarios de Mac, estilo “Samba” pero especificas para estos usuarios. Con el ultimo firmware apareció la opción y la probé, pero al día siguiente parece ser que apareció otro firmware y se cargó la posibilidad de encender y apagar el servicio, y como me pillo con el apagado el día anterior, ya no lo he vuelto a poder activar desde entonces.

Lo de NFS (Network File System) me llevó algo mas de tiempo poder acceder a él. En Mac era sencillo (se configura desde Utilidades / Utilidad de Discos, y después tienes que ir a menú Archivo / Montaje NFS, esto en OSX 10.6 Snow Leopard, en otros sistemas anteriores la configuración varía), pero en Windows se me hacia un poco mas complicado (tienes que activar una característica que no está disponible en todos los Windows 7: Servicios para NFS y Cliente NFS), además hay posibilidad de descargar uno desde Microsoft para otros Windows, aunque no funciona con Windows XP Home). Aun así en cualquiera de los dos tuve que indagar bastante con tutoriales y preguntas de NFS desde Internet. Básicamente es como tener unidades de red de algunas carpetas compartidas. aunque este acceso se complica un poco mas porque tienes que montarlas desde el ordenador en cuestión. Primero la configuras desde el NAS los directorios que quieres compartir y con que rangos de IPs quieres que se tenga acceso. Y después desde el ordenador en cuestión montas esas carpetas y accedes a ellas como si fueran de red.

La velocidad tanto en Samba, AFP o NFS es similar tirando a lenta. Es mucho mas rápido el FTP con varias conexiones al tiempo. Aunque claro, las otras te permiten mas interacción, ya que el FTP solo es “transferencia de archivos”, mientras que los otros es como si tuvieras unidades “reales” accesibles desde el ordenador por cualquier programa.

El servidor multimedia aun no lo he probado, aunque he visto que tenia posibilidad de DLNA estricto y también una opción de TiVo, pero no sé como se usa, y tampoco dan muchas expicaciones en el manual del aparato.

El de iTunes si lo he probado, aunque con mi iTunes del Mac Mini, y nos costó un poco acceder a las opciones desde mi ordenador entre mi amigo Fleming y yo peleándonos por qué teníamos que tocar y modificar en la configuración. De momento no he podido acceder a el desde un iPhone4 o un iPad2 de algún familiar mio, pero estamos en ello.

La opción de DDNS, en teoría es para actualizar la IP Dinámica de la conexión a Internet, y que uno pueda acceder desde un subdominio (nombrecito web) con la IP puesta al día. Utiliza el servicio de DynDNS, y en teoría debería ser una maravilla poder configurarlo y evitarse tenerlo activo en otro ordenador. Debo decir que esto también apareció desde una de las últimas actualizaciones, y que por el momento no debo usarlo, porque se actualiza con demasiada frecuencia en el servidor y acaba bloqueándose el servicio, sobre todo cuando uno usa la versión gratuita de DynDNS.

El cliente de redes de pares (P2P) parece ser que admite BitTorrent y Emule, pero debo decir que es un poco lento para mi gusto, al menos en el Torrent chiquitin que puse a descargar (uno 55 Mb). Además de que es algo lioso para añadir los enlaces o archivos Torrent para ponerlos a descargar. El interfaz para ver las estadísticas y los archivos que se están descargando, desde el panel de control vía web, no se autoactualiza automáticamente la vista.

Por el momento esta es la lista de desperfecto que he encontrado con la última firmware instalada, que es la versión 20110914

  • Perdida de acceso al AFP (si lo tienes desactivado, ya no puedes volverlo a activar).
  • Cuando el disco duro esta en reposo y alguien intenta acceder desde FTP, a menudo le da conexión errónea. Es decir no despierta el disco duro. Sin embargo cuando se accede al panel de control web como usuario si lo hace.
  • No se puede acceder en Samba desde el Finder del Mac (Error de conexión), no dándote posibilidad de usuario y clave para entrar. Sin embargo si te conecta a la IP del NAS, eliges el recurso compartido, si te da opción de usuario y clave y puedes conectarte.
  • La opción de DDNS actualiza con demasiada frecuencia la IP Dinámica provocando que DynDNS bloquee tu servicio, esto ocurre con las cuentas de DynDNS con servicio gratuito. Debería haber posibilidad de variar el lapso de tiempo para que esto no suceda o al menos que lo haga solo una vez al día.
  • Una vez metidos los datos de DynDNS desde DNS, no puedes desactivarlos de ninguna forma para que deje de operar, la única forma es dándole al botón físico de Reset del dispositivo, perdiendo con ello todas las configuraciones que hubiera en el NAS.
  • El NFS, de sesión en sesión tiende a perder los directorios configurados, diciendo que no son accesibles, uno tiene que quitarlos de la configuración y volverlos a poner.

Opciones adicionales que me gustaría que tuviera un NAS

  • Opciones de limite de velocidad para FTP/FTPSecure/SFTP (o para otros servicios a los que e acceda de forma remota), para limitar por capacidad completa, por usuarios, por velocidad completa o usuario, y por horarios de conexión. Esto lo puede hacer algunos Router, pero estaría bien tenerlo en el NAS directamente para que los usuarios conectados no colapsase el uso normal de Internet.
  • Posibilidad de monitoreo de lo que están haciendo los usuarios conectados, al menos desde el acceso del administrador. Para saber si se conectan bien, desde que servicio lo hacen, a donde van, que están transfiriendo en ese momento y a que velocidad. Así uno puede variar los parámetros para optimizar el uso de la conexión y/o dirigir a sus usuario si esta hablando con ellos en ese momento, para que encuentren el archivo que buscan.
  • Accesos directos a recursos compartidos desde las carpetas principales del usuario desde el FTP. No permitir el acceso al árbol de directorios completo del NAS, y mucho menos acceso a los ficheros si se conecta por SFTP.

Opinión personal

Y por el momento esto es todo. Mi opinión es que si bien hay algunas características que cumplen su cometido, hay que pulir mas el firmware para que funcione adecuadamente. La documentación en línea debería ser actualizada también, en todos los idiomas a ser posible (igual que el panel de control, que a veces en castellano no tiene algunas opciones traducidas de firmware en firmware), además en el manual en línea hay algunas explicaciones que solo aparecen en Chino.

Para un usuario sin muchas exigencias será mas que suficiente con las opciones que tiene. El precio me parece ajustado a las posibilidades (107,90 EUR, comprado en Alternate Ordenadores), aunque tienes que añadir también el precio del disco duro que pongas, que hay que comprarlo aparte (en mi caso tiene montado un Toshiba MK3276GSX de 320 Gb (conexión SATA-II, 5400 RPM, 8Mb cache, costó 39,20 EUR en App Informática).

1 comentario

ATENCIÓN: Puedes opinar sin meter Correo electrónico o Web.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

CAPTCHA *