Obras, día 9

(Leer Día 1 | Día 2 | Día 3 | Día 4 | Día 5 | Día 6 y 7 | Día 8 | Día 9)

Ya falta menos, apenas un día mas y se acabaron los obreros zumbando por la casa y haciendo ruidos raros.

Hoy llegan mas pronto de lo normal, unos diez minutos antes de las 9. Seguro que están deseando terminar y cobrar el trabajo tanto como nosotros poner el último mueble del despacho.

Se dedican todo el día a poner las baldosa del suelo, de vez en cuando suena como una especie de cortadora metálica, supongo que para cortar de determinadas formas algún baldosin para que quepa en alguna esquina.

En mi pequeño reducto de paz, la verdad es que se está muy bien, han cerrado la puerta del pasillo, y apenas se oyen ruidos, de vez en cuando veo pasar a mi madre diciendo:

«Si te quedas quieto te llenas de polvo de baldosin, he dejado un momento la cajetilla de tabaco, y al volver tenía una capa de polvillo.»

Sobre la 1 se van a comer y no vuelven hasta las 3 bien pasadas. Incluso se impacientan un poco mis padre diciendo: «Se retrasan».

Otra vez a la carga y terminan de poner el zócalo, también del mismo baldosin. Y se van hasta mañana.

Mañana miércoles toca por la mañana poner la lechada, no se si algún retoquillo, pero yo me he pasado por delante de la habitación ya vacía y parece que está todo terminado. Bueno, falta una pequeña tira metálica de separación entre habitación y habitación, pero la pondremos después de pasar los muebles pesados. 🙂

El baldosin tiene un tonillo un poco mas oscuro que el que tenemos, pero a mi me parece bastante agradable, mucho mas que la odiosa moqueta que teníamos y que ya no se fregaba nada bien.

(Leer Día 1 | Día 2 | Día 3 | Día 4 | Día 5 | Día 6 y 7 | Día 8 | Día 9)

ATENCIÓN: Puedes opinar sin meter Correo electrónico o Web.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

code

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.