Pequeños trucos reinstalando Mac Mini’s

Con la experiencia de tener dos Mac Mini en casa, he podido repasar diferentes formas de hacer cosas según el caso que nos toque. Y es que a menudo me ocurren todos los problemas inimaginables, y me sirve como muestrario para hacer todo aquello que no suele pasar pero que a todos en casos puntuales nos puede ocurrir.

En mis test he realizado estos con un Mac Mini 2,1 (Mediados de 2007) y un Mac Mini 3,1 (Principios de 2009).

Unidades de carga por ranura

Para mi gusto estas unidades no son las mas adecuadas para cargar un disco, la mayoría de las que he usado al final siempre se fastidiaban, unas veces por negligencia del usuario (forzar la carga del disco metiendolo más rápido), y otras por el uso (acaba no leyendo bien los discos) o el «no uso» (en estas épocas meto pocos discos ya sea para leer o grabar, pero cuando la necesito, va y no me funciona ¿por quéeeeee?).

Si es cierto que si planeas hacer un ordenador compacto, una unidad de este tipo puede parecer idónea para que ocupe lo menos posible, ya que al no tener bandeja extraíble, solo un hueco, el diseño final quedará mas «bonito» o agradable.

Los Mac Mini modelo original y el primero con formato de carcasa unibody, tenían unidad por carga de ranura. Otros modelos de Mac (los portátiles y algunos sobremesa como algunos iMac) también tienen de este tipo.

He leído de todo por Internet, pero lo mas normal es que estas unidades acaben fallando. Los fallos mas comunes son los de lectura (el disco se queda todo el rato leyendo, pero no monta el contenido, y al rato te lo echa para a fuera), o el fallo mas común de meter el disco y casi al instante echarlo para a fuera, sin ni siquiera leerlo. Este último es un fallo de mecanismo, y normalmente «se repara» cambiando la unidad completamente.

Para reparar la lectura sin abrir el ordenador, lo más sencillo es comprar un disco limpiador de unidades. Algunos traen una serie de pistas habladas que te dicen que vayas a una pista en concreto. Esta pista tiene una zona tipo cepillo y limpian el polvo que acumula el láser del lector. Por ahí dicen que este sistema no es el mas idóneo para limpiar (ya que podrían rayar la lente lectora), pero si es el más cómodo, ya que no tienes que abrir la unidad para limpiar la lente físicamente.

Otro truco que podemos usar, es mediante  un trapo de limpieza de lentes o gafas y una tarjeta de crédito sin uso (por ejemplo las que te dan troqueladas con las tarjetas SIM te valdrá o una de crédito que ya tengas caducada), otra forma es con un palo fino pero resistente y del grosor de la ranura o un poco menos. Rodea la tarjeta o palo con el trapo e introdúcelo por la ranura. No hace falta meter la tarjeta totalmente, un poco mas de la mitad será suficiente, pásalo por toda la ranura varias veces y con cuidado. Con este apaño resolví un poco la lectura de mi Mac Mini 2,1 y pude leer discos cuando momentos antes me los echaba a fuera.

Cuando hay mucha mugre o polvo, la mejor forma es abrir el Mac Mini, acceder a la unidad y abrir ésta, y con un trapo o bastoncillo para los oídos y un poco de alcohol isopropilico para limpiar la zona de la cabeza lectora. En YouTube tienes varios tutoriales de cómo abrir una unidad óptica de carga de ranura (también denominadas carga de slot-in, slot loading o slot-load), lo mejor es intentar buscar un tutorial para el modelo de tu lector en concreto, pues el desmontaje puede variar de un modelo a otro.

Cuando el problema es de carga (del mecanismo que carga el disco), parece que lo mas recomendable es cambiar la unidad completamente. Para ello será necesario que busques el modelo exacto. Pasa saber el modelo sin abrir el Mac, la mejor forma es desde el menú de la manzana del Mac OS X, en «Acerca de este Mac» y en «Mac Información» (dependiendo de la versión del Sistema operativo, tendrás que pulsar una vez mas para hallar los datos técnicos del Mac en «Información del sistema…«), alli buscas después «Grabación de discos» o «Unidad óptica«, y encontrarás el modelo exacto de tu unidad.

Para los Mac Mini del 1,1 al 2,1 se usaron lectores con conexión IDE, con el 3,1 al primer unibody con conexión SATA. En YouTube también puedes encontrar varios tutoriales para el modelo de Mac en concreto (tanto IDE como SATA), pues el acceso difiere un poco de un modelo a otro, así que es conveniente aprenderse el proceso. También puedes encontrar tutoriales en vídeo o explicados con capturas de cómo abrir modelos de Mac en OWC (Other World Computing, –en su web de MacSales o en iFixit.

Como último recurso, si no podemos acceder o comprar un repuesto de este tipo, podemos comprar una unidad externa de CD, DVD o incluso Blu-ray. Con ellas podremos utilizarla por USB 2.0 la lectura de discos correctamente. De hecho esta suele ser una solución para muchos usuarios de Mac Mini y/o otros modelos de Mac que no pueden encontrar el repuesto o les sale por un ojo de la cara la reparación.

También podrás conectar desde otro conector las unidades, dependiendo del conector que disponga tu versión de Mac Mini (USB, Firefire, Thunderbolt), las unidades mas baratas y extendidas son con conector USB 2.0. Otra solución es comprar una carcasa externa para bahías de 5.25″ y montar ahí tu unidad óptica interna. Si ya tienes una unidad de este tipo (de un PC de sobremesa, por ejemplo) puedes concentrarte en encontrar una carcasa que tenga mas que el típico conector de USB 2.0 y aprovechar la velocidad de transferencia mas rápida, con la que incluso podrás leer o grabar a mayor velocidad y tendrás mas fiabilidad en tus discos.

¿Blu-ray en Mac Mini?

Por si te lo estás preguntando, en contra a lo que todo el mundo dice. Mac puede reproducir discos Blu-ray de vídeo. Lo único es que dependerá de la velocidad del Mac Mini. Con el 2,1 se puede hacer pero se nota que tiene poca tarjeta gráfica (Intel GMA 950 se queda un poco corta). Con un Mac Mini con mayor tarjeta (Nvidia GeForce 9400M o modelos de Mac Mini con tarjeta gráfica superior) podrás ver con normalidad las películas en su calidad nativa (1080p). El reproductor mas utilizado para este tipo de películas es el de Mac Go, Mac Blu-ray Player (que es de pago). También hay otros programas reproductores para Mac. Con el Roxio Toaster con su extensión para Blu-ray y HD-DVD podrás incluso grabar contenidos en este formato desde el Mac (NOTA DEL 1/SEP/2018: Las versiones mas modernas de este software ya no tienen «extensión para…», ya que viene incluido de serie, recuerda ver los requisitos de estas versiones, pues puede que no funcione con versiones anteriores de MacOS X). Recuerda que el Mac Mini es el ordenador mas bajo de la gama de Apple y no está realmente preparado para crear contenidos de alta definición (Blu-ray disc authoring, e incluso videoedición de alta definición para éste tipo de disco de vídeo), pero se puede hacer, solo que mas lentamente.

Instalando el Mac OS X

Normalmente cuando compras un Mac Mini, el sistema operativo te viene pre-instalado, y no tienes mas que meter unos pocos datos y empezar a usarlo. Pocas veces requerirás una re-instalación desde cero con el Mac. De hecho, yo solo lo he realizado un par de veces y por fuerza mayor (destrozos que no he sabido controlar por mi inexperiencia a la hora de probar teorías al tomarme las cosas con prisas). También te valdrá para restaurar tu copia de Time Machine completamente, ya sea por ampliación de disco duro, rotura o cambio de éste, o bien sea por problemas con el sistema operativo (algún «traspezuñón» que hayas cometido o alguna actualización que hayas aplicado).

Si tienes la unidad interna con la carga de discos estropeada, aun podrás conectar de forma externa una unidad óptica al Mac e instalar desde ésta el sistema operativo de Apple. Si aun tienes sistema operativo instalado en el Mac, la mejor forma es meter primero el disco desde dentro del sistema operativo. Apagar y encender o reiniciar el ordenador. Cuando suene el «chaaaaann» tener pulsada la tecla C del teclado, para que arranque desde la unidad óptica.

Si no tienes unidad lectora en otro ordenador (sea PC o Mac) puedes utilizar Compartir CD o DVD, que es una forma de «compartir» unidad con un Mac que no disponga de unidad óptica. Este sistema es utilizado en algunos Mac como el Mac Book Air, entre otros. permitiéndote arrancar el Mac desde dicho sistema mediante unidad compartida en red.

Con algunos Mac que ya no tenían unidad óptica, se entregaba una llave de memoria USB que contiene éste para instalar. Actualmente este proceso lo denominan «Asistente de disco de Recuperación de OS X«. Así que en el caso de que te haya venido una llave así, que sepas que éste es tu sistema. No todos los modelos de Mac permiten arrancar unidades desde USB. Con Lion, Mointain Lion y Mavericks, éstos se instalan mediante actualización bajada de la tienda de aplicaciones de Apple. En algunos casos deberás pagar la actualización, en otros será gratis.

Otra solución es comprar la unidad SuperDrive externa por USB que ahora vende Apple para este menester. Personalmente esta opción es mas cara que poner una unidad genérica externa con conexión por USB 2.0. Además de que esta decisión te puede valer para cualquier ordenador, no solamente de Apple (la unidad SuperDrive de Apple, por lo que he oído solo vale para Mac, es decir, no te funcionará en PC. No lo he podido probar, por razones obvias, pero si me regalas una, podré hacer cuantas pruebas quieras :mrgreen: ).

Adicionalmente (aunque nunca he probado) se puede iniciar el Mac mediante unidad de modo disco destino —Target mode (por conexión Firewire), pudiendo arrancar para instalar o iniciar éste desde un disco duro externo. Desde este modo no solo podemos arrancar con una unidad externa, incluso podemos conectar otro ordenador Apple y de éste modo y arrancar desde él, solo disponible para aquellos ordenadores que tengan la conexión Firewire, debes tener el mismo conector en cada maquina. Este modo puede ponerse en marcha desde el «Preferencias de Sistema«, «Disco de arranque«, y eligiendo «Modalidad de disco destino«.

Boot Camp

Como muchos usuarios de Mac saben, desde que Apple empezó a utilizar procesadores de Intel en sus ordenadores, sacó una modalidad para instalar Windows dentro de sus ordenadores, en principio para captar mas gente que quisiera comprar sus ordenadores pudiendo utilizar «ese sistema que todo el mundo usa«, y así captar mas potenciales usuarios que tarde o temprano se pasarían a Mac por otras cualidades.

Boot Camp permite particionar cómodamente el disco duro del Mac sin tener que reinstalar todo desde cero. Eliges el espacio (dependiendo de unas características de utilización) y te hace re-iniciar el ordenador para meter el disco original del Windows que tengas e instalarlo correctamente. Después pones otra vez el disco del Mac (o una llave de memoria con los controladores descargados antes de reiniciar el Mac) y pones la batería completa de controladores de Apple para su ordenador —de una sola pasada—. Actualizas éstos y empiezas a instalar programas y otras cosas en tu Mac con Windows.

Sobre este sistema tengo que puntualizar varias cosas que me han ocurrido:

  1. Un Mac Mini con una unidad lectora estropeada no podrá instalar el Windows. Las unidades externas no funcionarán correctamente en modo reinicio después de utilizar el Boot Camp. No lo intentes, sea cual sea tu versión de Windows original, no te dejará iniciarlo desde la unidad externa, solo funciona con la interna del Mac. (Es posible que con la unidad SuperDrive externa de Apple si funcione, pero no he podido hacer dicha prueba).
  2. Para aquellos ordenadores que no tengas unidad óptica (por ejemplo los mas modernos modelos de Apple, la solución que dicen que funciona es la de comprar la unidad externa de Apple SuperDrive, con la que podrás instalar correctamente. Aunque también es posible que el modo arranque desde USB pueda servirte (haciendo una llave de arranque con el sistema operativo de Windows auto-arrancable desde USB deberías poder realizar el paso, la forma mas sencilla de hacer esto es mediante el software especial que hizo Microsoft para Windows 7  (la aplicación se puede usar desde XP SP2 hasta 8.1): Windows 7 USB DVD tool, te lo instalas en un PC, necesitarás un DVD o imagen ISO del Windows en cuestión y una llave de memoria de unos 4 Gb. Otro sistema alternativo es usar el software de Novicorp WintoFlash, y hay un tercer software alternativo para muchas eventualidades llamado WinSetupFromUSB, todas estas opciones requiere hacerlas desde Windows (ya sea real o virtualizado) tener el disco original o una versión del mismo en imagen ISO y una llave de memoria de 4 Gb mínimo.
  3. Hay varias versiones de Boot Camp, cada una de ellas soporta versiones concretas de Windows. Según ha ido pasando el tiempo, desde los Windows XP Home y Pro, hasta los últimos Windows 8.1. Desde aquí tienes una tabla de las versiones que soporta el Boot Camp dependiendo del tipo de Mac y la época del mismo, además podrás bajar versiones mas modernas para poner sistemas mas actuales. La versión que viene con Snow Leopard es la 3.0, que puede ser actualizada hasta la 3.0.4. En teoría hasta el Mac Mini 2,1 puede meter el Windows 7 32 bits sin problemas. Versiones Boot Camp superiores con un OS X mas moderno permiten Windows mas actuales, algunos de 32 bits y otras veces de 64 bits.

Iniciar uno u otro sistema

Por defecto el Mac mini, tenga o no Boot Camp, inicia en OS X, es lógico, tiene que iniciar en el sistema nativo.

Se puede poner que inicie uno u otro sistema por defecto según necesites, o también elegirlo según las necesidades del momento.

Para elegir por defecto que inicie bajo Windows, tienes que irte a «Preferencias del sistema«, en la opción de «Disco de arranque«, y elegir la partición donde está instalado el Windows. Lo mismo tienes que hacer para volver a restaurar que sea el Mac OS X el que inicie siempre así.

¿Que pasa cuando ponemos que inicie desde Windows por defecto y queremos arrancar puntualmente el OS X o por defecto como venía? Para ello tendremos que usar la tecla de arranque antes de que se meta en el inicio de Windows (el logotipo de carga). Recomiendan que cuando haga «Chaaaan» pulses la tecla Alt (la que está entre Cmd y ctrl en el lado izquierdo de la barra espaciadora). Así accederás al menú de arranque de particiones. Te pondrá las dos particiones con arranque y con las teclas de cursor o el ratón eliges uno u otro. Si tienes un DVD de arranque, también te saldrá para elegir. Eliges la de Mac OS X, se arranca con normalidad, y vas a la opción de «Preferencias del sistema«, «Disco de arranque«, y cambias la opción de arranque por defecto. Así restaurarás el inicio normal.

He notado que cuando tienes el arranque por defecto de Windows, y reiniciar el ordenador desde él, para variar el sistema operativo (arrancar con el otro), la tecla Alt no funciona con normalidad. Así que en vez de reiniciar, dale a la opción de apagar del Windows. Se apagará del todo el ordenador. Lo vuelves a encender con el botón trasero, y pulsar la citada tecla. Así funciona bien siempre.

Por otra parte, cuando estás en Windows, puedes apagar el sistema pulsando durante unos segundos la tecla de apagar del ordenador. Es una forma mas cómoda si tienes prisa por  apagar el ordenador. Esto mismo también funciona bajo OS X, si necesitas apagar el ordenador de forma mas rápida por algún motivo (bien sea para apagarlo o bien sea por bloqueo extremo).

Y hasta aquí mi batería de pruebas y trucos de instalación, arranques de los Mac Mini’s, unidades ópticas de éstos, y trucos Boot Camp.

1 comentario

  1. I Have Recently Started A Blog, The Info You Provide On This Web Site Has Helped Me Tremendously. Thank You For All Of Your Time & Work.

ATENCIÓN: Puedes opinar sin meter Correo electrónico o Web.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

code

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.