Pérdida de datos en varios discos duros

0 votos

Hace bastante tiempo que no escribo, la razón como siempre son diferentes motivos.

Uno de ellos es que he tenido un problema grande relacionado con el título del escrito. Sí, he perdido datos de discos duros internos que usaba en los Dock’s que tengo. En lo que va de año han sido 3 fallos graves, pero no han sido fallos de hardware, sino fallo del sistema de archivos.

En mis redes sociales (Facebook, Twitter), he estado poniendo algunas cosillas referente a esto. Uno disco acababa de comprarlo hace relativamente poco tiempo y empezó a fallar de formato. Y los otros ya llevaba tiempo con el sistema de archivos en uso.

Hay algunos usuarios que me han dicho que el problema puede haber sido que al Mac no le gustan los discos duros grandes. Debería ser un problema grande, pero el hecho es que la mayoría de las veces que me ha fallado el disco duro de gran tamaño ha sido por usar el sistema de archivos NTFS.

Tengo otros discos, en diferentes formatos (el del Mac es HFS+) lo uso habitualmente como almacén externo de mi Mac Mini, y no ha tenido ningún fallo grave.

El primer indicio de fallo

Uno de mis discos duros llamado AL3 perdió el formato. Inmediatamente saqué todo los datos en 3 ubicaciones, y a los pocos días compré un nuevo disco duro para poder guardarlos todos en un mismo lugar.

En la recuperación el formato de ficheros quedó totalmente machacado. Los nombres de los archivos y la estructura de directorios se perdió, así que sólo pude salvar los datos a granel y por extensiones.Y de esa cantidad aun no sé cuantos han sobrevivido o lo que ha quedado útil. Ya que habrá que ver fichero a fichero que es y ponerle un nombre y volverlo a organizar por directorios.

Por suerte tengo un contenido mas o menos definido en una lista que hice, que puede servirme en cierta medida para recuperar los nombres y la pequeña estructura de directorios que tenía. Peor es como si se hubieran caído todas las etiquetas al suelo, las hubiera recogido a lo bestia y ahora hay que poner cada etiqueta a cada artículo viendo lo que es y relacionándolo. Un verdadero trabajo.

El nuevo disco duro

Mientras esto ocurría, estaba probando un programa en el Mac llamado DriveDx, este es una especie de programa para saber el estado del sistema S.M.A.R.T. y entenderlo correctamente, también trae otras utilidades adicionales. Por supuesto es un programa que hay que comprar si te gusta, así que la prueba era de evaluación, y posiblemente lo compre. ¿Por qué? Pues porque me sirvió para descubrir que uno de los discos duros que usaba tenía un fallo de firmware y ahí estaba documentado el lugar donde conseguir la información y los pasos a seguir para corregir el problema. Y el problema estaba en otro disco duro de gran tamaño que tenía datos.

Inmediatamente, en el espacio que quedaba vacío del nuevo disco duro, metí parte del contenido del disco duro afectado, las otras partes en otros discos duros con espacio libre. Y lo tenía como seguridad, a la espera de cualquier problema. Por supuesto no pude meter todo el contenido en un mismo lugar, pero habría dado igual, y ahora explicaré el por qué.

Corregí el problema del firmware y parece que no se perdió ningún dato. El disco duro funcionaba con normalidad. Hasta que un día, sin aviso previo, el formato se había perdido. Pero claro, eso pasó bastante mas tarde cuando ya había descartado parte de esa copia de seguridad.

Después, cuando ya estaba inmerso en la recuperación de datos del disco duro AL3 y el afectado por el firmware: AL1, descubrí para mi asombro que no hay dos sin tres, y el nuevo disco duro, le dió por fallar también. Con lo cual: origen y copias al carajo por el sistema de formato de ficheros.

Llegados a este punto tenía 3 discos duros de gran capacidad sin poder cambiar nada dentro, porque si cambiaba algo podía perjudicar seriamente la recuperación de datos completa.

Seguramente ya estaréis diciendo eso de “vaya mierda de Mac que se carga los discos duros”. Pero solo ha ocurrido con esos discos, tengo otros de gran tamaño y por el momento funcionan perfectos.

Como medida de seguridad cambié los Dock de disco duro, puse los de Orico en vez de los de IT-CEO que recientemente adquirí, mas que nada por comodidad, el de color blanco es uno de los mejores Dock que he tenido, ya que puedo encender y apagar cada disco duro por separado.

También puede darse el caso que no sea problema del disco duro, sino del programa con el que los leo: Paragon NTFS for Mac. Aunque lo tengo registrado y actualizado al máximo, puede darse el caso de que falle por esto. Pero no he leído nada que me haga sospechar de ello en mis búsquedas de información por Internet.

Y por supuesto puede ser el propio formato de archivos que esté usando, que no le guste a todo lo anterior. Como siempre he dado con la combinación ganadora que hace perder mis datos.

Así que estoy probando ahora otro sistema de archivos: EXT4. Para ello estoy usando también el Paragon ExtFS for Mac. De momento la cosa va bien.

Recuperando AL1

He podido recuperar un 75% de los datos del disco duro. Y gracias a otro disco duro que compré he llegado hasta el 95%. El 3% restante ha sido de datos que no he podido recuperar.

Mi último parte

Estaba escribiendo las últimas notas en las redes sociales cuando decidí hacerlo en formato blog y poneros al corriente por aquí (por la extensión del mismo).

Así que como sé que a todos os encantan mis balances de progresos del trabajo de recuperación de datos, aquí va el resumen de este fin de semana (25-27 de mayo).

Los trabajos de recuperación siguen su curso lentamente.

El paso de recuperación terminó. Ahora estoy comprobando que los datos son los que son y los que han quedado. Ese 3% era para saber lo que se había perdido sin posibilidad de existencia. Es decir comprobar si estaba o no y en que grado estaba. De ese porcentaje, casi la totalidad se ha perdido.

El siguiente paso es ir comprobando que todo lo que esta, funciona. Este será un paso crítico, pues la cantidad ha sido grande, pero hay que saber si eso recuperado está bien o es solo apariencia. En este paso lento, hay que comprobar fichero a fichero en toda su extensión. Hay que ver si se ve bien, si le faltan partes, etc. Si hay pellizcos en la información contenida, entonces se marcará como perdido.

De momento en diferentes contenidos recuperados, he hecho al azar una prueba con 4 archivos grandes. El resultado ha sido: 2 están “casi” bien, y 2 están corruptos. Así que la cantidad de datos recuperados puede descender considerablemente.

Y esto solamente es uno de los discos duros que ha fallado.

AL3 todavía no se, a grandes rasgos. lo que podré recuperar. Lo que sí se es la magnitud del trabajo.

Redundancia de datos

Por último, estoy pensando una forma de tener redundancia de datos en estos discos. No puedo poner mis datos en formato RAID como tengo el NAS, ya que esto requeriría una infraestructura y un dinero considerable en equipos de gran capacidad que no dispongo (por ambas partes, tanto infraestructura como dinero).

En su lugar se me ha ocurrido que podría dedicar una parte de cada disco duro a contener datos de otros discos duros. Estas partes harían que en su mayoría a través de esa parte dedicada, estuviera ubicado en varios discos duros adyacentes los datos de uno solo. Mi idea es que si falla un disco duro, se pueda recuperar con esta redundancia desde otros discos que ya tengan esa información, repetida, por decirlo de alguna forma. Solo tengo que saber que proporción tengo que dedicar y en cuanta redundancia puedo llevar a cabo ese plan, para lo cual habrá que hacer números y saber mas o menos cómo ir aumentando exponencialmente esta redundancia. Además habrá que saber cómo documentar y etiquetar estas copias adyacentes para poder recuperar de forma manual cuando haya un fallo de este tipo.

Otros sistemas

La otra posibilidad era volver a mi antiguo sistema de grabación en DVDs o hacerlo en Blu-ray de datos. Este sistema me ha ido fallando con anterioridad, y lo dejé por problemas con las unidades de lectura y grabación. Aunque conseguí refinar la grabación para que salieran sin fallos, empleando discos de calidad, grabando a baja velocidad, haciendo prueba de lectura posterior y encontrando las unidades adecuadas de grabación y lectura. Lo cierto era que a menudo se cascaba algún disco sin motivo aparente. O bien te tocaba cambiar la unidad lectora y en otra diferente no leía el disco bien hecho. Con lo cual era poco fiable al final.

La principal ventaja es que si perdía un disco, solo perdía una parte muy pequeña de la información. La desventaja era precisamente una de las ventajas, la fragmentación para recuperar los datos y etiquetado posterior para localizarlo correctamente. Ahora con los discos duros, si pierdes uno pierdes una gran parte, aunque parezca que son mas fiables y mas rápidos.

He estado mirando también algunos otros sistemas de grabación de datos, inclusive he considerado mirar unidades de streaming por cinta como la que tenía antaño pero de mayor capacidad. De momento ha sido un callejón sin salida, porque la mayoría de estos sistemas o bien son prohibitivos cuando son grandes cantidades, o bien no he encontrado el que me guste adecuadamente.

También he considerado la posibilidad de alojar parte de los archivos en lugares “en la nube”, pero esto tiene desventajas mayores al menos por el momento. Todos los datos tendrían que ir encriptados, no me fío quién pueda mirar qué ni los abusivos contratos de uso que tienen muchos espacios en la nube. Además otro problema sería la velocidad de conexión y la limitación del tamaño de archivo, teniendo que trocear algunos convenientemente. Por supuesto la cantidad de espacio a contratar pagado mensualmente sería bastante caro. Tampoco me fío la posible pérdida de datos. Me supongo que tendrán sus copias de seguridad para evitar que pierdan datos y clientes después de eso. Pero aun así ya ha habido veces que se han perdido datos relevantes de gente que lo tenía todo en la nube.

La regla del 3-2-1, que consiste en: 3 copias de seguridad, en 2 soportes diferentes, y 1 en un lugar distinto, me está resultando difícil de aplicar con mis recursos.

Seguimos sin PC

Por si fuera poco los problemas, seguimos sin PC por el momento, y hasta agosto “como poco” no tengo posibilidad de “algún cambio” significativo en este aspecto. Me hubiera gustado que fuera uno en concreto, pero he pensado que si tengo que cambiar la máquina elegida a una de menores prestaciones, con la siguiente premisa:

En caso de rotura de una máquina cara, es mas difícil reponerla. Mientras que una máquina mas barata, tengo mas posibilidad de recuperar o comprar otra de prestaciones similares.

Lo que si tengo claro es que será un Mini-PC.

También estoy considerando diversificar ciertas cosas. Y es tener un ordenador para mis tareas y una consola para cuando quiera dedicarme a jugar. No juego mucho, pero sería una forma de no tener un equipo muy potente todo junto, y sería una forma de evitar problemas mayores al estar todo en un mismo lugar. Si se rompe un sistema sería mas fácil de reponer.

Tengo que decir que las consolas nunca me han gustado el planteamiento, en especial en estos tiempos que muchas requieren conexión ininterrumpida, constantes actualizaciones enormes, y algunas hasta suscripción para servicios adicionales. Si me gusta la idea de la sencillez que conlleva tener una consola para no tener que pelearme demasiado con un equipo, pero las de “nueva generación” dejan bastante que desear por todo lo anterior. Aunque en estos tiempos he estado mirando las Xbox One S, que no me desagradan demasiado, pero para dos o tres juegos… Por otra parte aun me gusta jugar a cosas “un poco mas antiguas”.

Otros asuntos informáticos

Tengo varios artículos escritos, no los he publicado aun porque estaba corrigiéndolos y haciendo las últimas pruebas cuando ocurrió el desastre. Pero en ese lapso también han ocurrido otras cosas que me han dejado algunos de ellos sin posibilidad de acabarlos. Y otros los tengo que terminar aun, ya que se han ido retrasando en el tiempo.

No quiero adelantar detalles pero uno estaba relacionado con el NAS y otro con el Amiga.

Sigo subiendo contenidos a mi canal de YouTube, de momento como bien sabréis los que estéis subscritos, estoy subiendo música de ProTracker cada día, es una de mis pasiones que quería compartir. Hay gente que no ha escuchado muchas de ellas y lo está disfrutando. A mi me permite hacer algo creativo y de búsqueda de información de cada canción y voy aprendiendo sobre ésto también. Los vídeos se hacen rápidamente. Así que mientras me lo pase bien con ello seguiré haciéndolo.

Quiero ampliarlo a mas formatos, que no sea solo ProTracker, pero quería hacerlo con tracker‘s o programas de música de Amiga principalmente, que son los mas desconocidos, y que fuera ejecutados directamente desde un equipo real. A día de hoy esto de momento es inviable, porque no tengo un equipo con el que capturar correctamente cerca del Amiga.

Y de momento eso es todo. ¡Seguiré informando!

ATENCIÓN: Puedes opinar sin meter Correo electrónico o Web.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

code

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.