Probando ooVoo

Cuando te mejoran tanto la experiencia, uno acaba harto de ello. Y es que el famoso Skype se ha convertido en un «instalar y esperar». Siempre hay una nueva actualización, y lo malo es que no mejoran, empeoran la aplicación. Además, las únicas mejoras que sí funcionan son las de ponerte mas publicidad por todas partes. Ahora aparece en cualquier ventana y cuando menos te lo esperas, y no es discretita precisamente.

Así que el otro día me hablaron de una alternativa: ooVoo, un programa de videoconferencia que es menos conocido.

Entre las características destacadas, éste permite videoconferencias de hasta 12 personas al tiempo. También permite chat (ventana de conversación por texto), y si pagas la opción de llamadas (como tiene el Skype y otros) también puedes llamar a números de teléfono.

La versión gratuita, tiene anuncios, sí. De vez en cuando verás algún anuncio desde la aplicación. Pulsando sobre una X puedes cerrarlo (desde otros programas, no se pueden quitar), pero esto no impedirá que vuelva a salir mas tarde.

Puedes quitar los anuncios pagando por la versión premium que es una cuota mensual o anual en el escritorio y es anual en dispositivos móviles. Esta cuota varia:

Desde el cliente de Windows veremos que los precios son:

  • Premium Mobile: Desde los 0,99 $ por año en dispositivos móviles.
  • Premium: Hasta 2,99 $ por mes o 29.99 $ por año en modo escritorio.

Está disponible para iOS, Android, Windows Phone, Windows y Mac.

Lo único que parece que le falta es una versión para distribuciones Linux.

Así que se me ocurrió instalarlo en varios de mis dispositivos, para saber como se comporta.
En todo momento, yo estoy usando la versión gratuita.

Mi experiencia desde Windows

Estoy usando Windows 7 64 bits (gracias a dios estoy evitando poner el 10 por todos los medios).

Tengo que decir que la instalación en Windows te puede agregar la barra del buscador Teora, que tendrás que aceptar, pero puede obviar la instalación. También te ofrece instalar algún otro contenido, pero puedes “declinar” dicha instalación.

Es una lástima que muchos instaladores incluyan estas lacras que hacen que tu ordenador (en este caso tu Windows) tenga cosas que no te interesan.

Para conectarte puedes crearte una cuenta nueva desde cero o bien entrar con una cuenta de Facebook (que haga de pasarela). Yo decidí crear una cuenta.

Te pedirán para el registro los siguientes datos:

  • email.
  • clave.
  • una id que elijas.
  • tu nombre.
  • cumpleaños.
  • sexo.

Puedes inventarte los datos si no quieres darlos. De lo único que tendrás que acordarte son del email (aquí si que tienes que poner uno que uses, no te lo inventes), el id y la clave, que los necesitarás para poder entrar a usar el programa.

Una vez instalado, verás que la aplicación es en tonos oscuros, y bastante limpio de chorradas. Puedes buscar “amigos” desde varias formas:

  • con su buscador interno, siempre que conozcas el id o nombre de la persona.
  • desde la cuenta de Facebook.
  • desde la cuenta de Gmail.
  • desde la cuenta de Twitter.
  • e invitar a nuevos amigos.

A la hora de agregar, enviarás una petición, y hasta que no te acepte el amigo en cuestión no se te agregará como amigo en tu lista.

De momento poca prueba he hecho, pero va bastante mejor de lo que esperaba. He hecho una videoconferencia con una amiga y funciona la webcam, el audio y los mensajes. Ella usaba iPad y yo Windows.

Mi experiencia desde Mac

Estoy usando el Mac OS X 10.9 Mavericks (gracias a dios estoy evitando poner el OS X 10.11 El Capitan. Si también a los usuarios de Mac nos recuerdan actualizar el sistema).

La instalación en este caso es mucho mas sencilla. Lo malo en Mac es que tienes que irte a la aplicación App Store (la tienda de aplicaciones) y desde allí buscar la aplicación, descargarla e instalarla.

En Mac no te instala ninguna cosa rara, ni siquiera en el navegador, lo cual aplaudo enormemente.

Igual que en Windows, podemos crearnos una cuenta o entrar con Facebook, según queramos. Los datos que nos pediría al crearla desde cero serán los mismos. Si ya tenemos una creada (yo ya tenía la que hice desde el PC) sólo será ingresar con éstos en el programa y listo.

En esta ocasión el interfaz es en color claro, típico aspecto de aplicaciones de Mac. Una ventana alargada, donde tiene una zona en negro que parece un banner, pero de momento solo te pondrá “ooVoo” en vertical y “open up life”. Debajo y casi desapercibido un texto que pone “Por qué hay anuncios”, para informarte desde una ventana adicional cómo quitarlos (comprando una cuenta Premium) En este caso, las tarifas varían desde el Mac:

  • 6 meses de servicio premium 17,99 €
  • 12 meses de servicio premium 29,99 €

En ambos te dan 2 meses gratis.

Algo que no me ha gustado mucho, es que el número 1 y 2 de los precios aparece mas pequeño, como si fueran notas numéricas, de buenas a primeras parece que pagas 7,99 y 9,99, hasta que te das cuenta del detalle. Quizás solo sea un fallo de programación o de diseño. Pero no me gusta.

Al entrar en la aplicación, si te sale un mensaje publicitario, en una ventana flotante. Es el único que he visto, lo cierras y punto.

Desde la ventana de chat, el interfaz es muy limpio y vacío, esta todo para usarlo y aprovechar el espacio. No hay anuncios que vea de momento.

Quizás lo peor que tiene la aplicación, es que la ventana tiene un tamaño fijo mínimo y no puedes ajustarla a que sea mas pequeña, solo ponerla mas grande. Se podía haber aprovechado mucho mejor el espacio. Aunque de momento está todo a la vista.

Mi experiencia desde Android (móvil)

En este caso estoy usando MIUI5 (basado en Android 4.3), quizás algún día pueda actualizar el MIUI si me atrevo… de momento «si funciona, no lo toques».

Tienes que instalar la aplicación desde la tienda de aplicaciones de Google: Play Store.

Una vez instalado y ejecutado, te pedirá que crees una cuenta, o bien que inicies sesión. Como de costumbre emplee la cuenta que había creado metiendo el id o email y la clave.

Si tienes ejecutada la aplicación desde el escritorio u otro dispositivo, no podrás tener los dos programas conectados a la misma cuenta. Se te cerrará automáticamente y entrará desde el nuevo que intenta conectarse. Esto no ocurre por ejemplo desde Skype o Viber, donde si te deja hacerlo sin problema.

También aparece publicidad, un banner horizontal en la parte baja, que tiene una zona para cerrarlo. Si no lo cierras irá cambiando automáticamente el anuncio.

En Android, el pago de la cuenta Premium desde el dispositivo te sale por 1,08 € por año.

Quizás es lo único que no me ha gustado de “pagar una cuenta premium”, que dependiendo desde donde lo pagues, los precios varían.

Lamentablemente en este caso, solo te deja pagar la premium o ver anuncios. No he conseguido ocultar por mucho que pulse el citado botón del anuncio.

Por el momento no he tenido ocasión de probar que tal va desde Android una videoconferencia. Pero en cuanto tenga una ocasión podré opinar mejor.

Lo que no me ha gustado es que aquí no tengas opción de no pagar y quitar los anuncios. De tal forma que estas todo el rato viéndolos si o si. Pero parece que no se ven ni en el chat, ni el videoconferencia, lo cual es algo menos malo, ya que solo los verás en la ventana principal. Espero que no lo cambien en el futuro.

Conclusión

No he podido probar aun mucho esta aplicación debido principalmente a que solo tengo una persona para probar que tal funciona. Si encuentro a mas “amigüitos” con los que probarla y ver que tal anda, entonces podré emitir un juicio mejor.

De momento me basta saber que hay alternativas al “todopoderoso» Skype, y que éstas pueden interesar sobretodo para los que quieran hacer multiconferencia.

ATENCIÓN: Puedes opinar sin meter Correo electrónico o Web.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

code

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.