Probando sistemas de seguridad (Parte 1)

(Leer: Parte 1 / Parte 2 / Parte 3)

Hace unos meses, por diciembre, me llegó el tiempo de renovar las licencias familiares de antivirus/firewall.

Durante unos años he estado usando y renovando el Kaspersky Internet Security. Pero lo cierto es que se estaba volviendo bastante lento.

La versión del 2010, empezaron a no gustarme cosas. Tardaba en arrancar el ordenador al encenderlo. Cuando desfragmentaba el disco duro, siempre los archivos de log, que eran bastantes, los dejaba fragmentadísimos porque siempre «estaban en uso», incluso programandole un desfragmentado de inicio (off-line) al programa de turno, y alguna que otra vez se atrancaba con las actualizaciones.

La versión del 2011 que he estado probando, con mi licencia –antes de que caducase–, estuve mirando un sistema que me pareció cuanto menos interesante: la posibilidad de usar un «escritorio virtual controlado«, de tal forma que pudieras ejecutar programas y/o navegar sin problemas (o eso decia el sistema). Aunque algunas cosas se quedaban desactivadas (por ejemplo mis acciones especiales que tengo configuradas en mi trackball con varios botones).

Por contra cuando le hice el «escaneo completo» de antivirus, algunos archivos me decía que estaban infectados, pero no me daba opción ni a ponerlo en cuarentena, ni a eliminarnos, ni nada. Se quedaba «agilipollao» el programa y los botones para tal menester no funcionaban. Incluso cuando había eliminado por mis medios el archivo, seguía informándome de la incidencia, por lo que el estado «verde de todo va bien», no se presentaba nunca. Algo que podría alarmar al padre mas desconfiado.

Así que decidí probar otros sistemas de seguridad. Debo decir que tampoco nos lo ponen nada fácil.

Para empezar. El Panda y el Norton (a la web de Symantec) los tengo totalmente descartados.

El Panda por razones obvias (dicen muchos que va muy bien y tal, pero también un montón que te come recursos. Sinceramente yo tuve la desgracia de probando a través de un ordenador que no era mio, y ya daba problemas siendo original, de esto hace unos años, y puede que haya cambiado, pero tenedlo presente).

El Norton me dejó muy mal sabor de boca su «servicio de atención al cliente», ya que no contestaban ni en los foros, como otras veces ya lo he comentado en el blog.

Así que me bajé las versiones trial de prueba– (o lo intenté) de algunos otros sistemas de seguridad:

  • Kaspersky Internet Security 2011 (este fue el que probé antes que todos los demás).
  • BitDefender Internet Security 2011.
  • ESET Smart Security 4 (ESET Antivirus es mas conocido como NOD32, el Smart Security lleva además el cortafuegos).
  • GData Internet Security 2011.
  • Avast Internet Security (no lo probé).
  • McAfee Internet Security 2011 (no lo probé).
  • AVG Internet Security 2011 (no lo probé).
  • Avira (Antes AntiVir) Personal Premium (no lo probé).

Como podéis ver, no probé todos los que descargué. Ya que me dejó bastante convencido el de ESET, como leeréis mas adelante.

También pedí opiniones en una conocida red social, algunos me recomendaron el BitDefender y otros el AVG.

Por el momento estas fueron mis primeras impresiones. Por cierto estas pueden variar de un equipo a otro, de unos conocimientos a otros, etc. Pero las primeras impresiones de un producto pueden ser interesantes para algunos que vayan buscando información.

De buenas a primeras diré que algunas empresas de seguridad piden datos personales para bajar la versión trial de sus productos. ¿Para qué quiere una empresa mi NIF si solo voy a probar un software que no sé si voy a comprar? Con el email, lo tengo claro, para darme la lata con mas publicidad. Pero me molesta muchísimo que cuando yo quiero bajar una versión de prueba tenga que dar datos porque se le ha metido a una marca en la cabeza que tiene que tenernos a todos controlados. ¿No se dan cuenta que así lo que hacen es decirle al cliente:

«Eh tú, somos una importante firma de programas, si quieres algo nuestro, contra la pared que te vamos a cachear… ¡criminal!»

Vamos que lo que hacen es precisamente decirle al cliente que para usar su portentoso programa, tienen que pasar por el aro, incluso sin comprarlo. Con lo que te echan para atrás un poco.

Esto me ha pasado con los productos de Kaspersky, ESET y McAfee.

Otra cosa importante. No dudo que algunos antivirus o sistemas de seguridad están todo el rato actualizándose. Pero molesta muchísimo, que después de haberte bajado la versión trial, instalarla y ponerla en marcha, te tengas que bajar un «pack de actualización» o bien te informe de que tu versión es obsoleta, o peor aun que las actualizaciones sean mas grandes que el propio programa de seguridad recién instalado. Tengan un poco de decencia y pongan en sus servidores las versiones actuales de los productos de prueba.

Además, otros sistemas de seguridad tienen otra desventaja, y es que te bajan una especie de instalador que es pequeño, y uno cree: «¡ah que bien, es pequeño el programa!», pero no, solo ejecuta algo que empieza a buscar en Internet una versión para descargar. Con lo que al final esto se convierte en una tortura si quieres probarlo en varios equipos, teniéndolo que descargar en todos ellos, con la consiguiente perdida de tiempo. Por no hablar de los cortes de conexión, lentitud del servidor del programa en cuestión, etc.

Lo mas gracioso es que alguno de ellos, después de bajarme la versión «actualizada», tiene la poca decencia de decirme:

«hay una versión mas reciente que la que acaba de bajar, ¿quiere que la vuelva a descargar o uso la local?«. :mrgreen:

Esto me paso con el BitDefender Internet Security 2011.

Con estas prácticas, también le están diciendo al usuario que se busque la vida, que mire en «otra parte no oficial» versiones de dudosa procedencia, para probar algo que a lo mejor les puede interesar o quizás no, pero necesitan evaluar. Se llaman de evaluación por algo, pero si ponen estas «trabas» ya de por si le dan a entender otra cosa al usuario. Que no quieren que pruebes sus programas, sino que los compres aunque no los uses.

(Leer: Parte 1 / Parte 2 / Parte 3)

ATENCIÓN: Puedes opinar sin meter Correo electrónico o Web.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

code

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.