Regla número 6

“Nunca te disculpes, es un signo de debilidad.”

Al contrario de la frase anterior, sacada de la serie “Navy: Investigación criminal” (NCIS: Naval Criminal Investigative Service), yo no tengo ningún problema con disculparme, sobre todo si después de analizarlo comprendo o empatizo con el lado contrario de una situación.

Hablando con un amigo del Amiga, acerca de mis respuestas del foro que le di hace tiempo (y de las cuales, me suelen decir: “no se si te acuerdas…”, con la cantidad de mensajes que contesto como para acordarme de cada situación personalizada… :mrgreen: ), me di cuenta de que en el fondo muchas de mis respuestas “roboticas” podían hacer cierto daño o sonar raras.

Lo cierto es que si tengo una excusa, que es cómo te tomes un trabajo o una tarea que pretendes realizar. Las realidad se ve muy diferentes según del lado que estés de la situación.

Del lado del que pregunta

Suele ocurrir que muchas veces se quiere la respuesta o solución al instante. La mayor parte de las veces casi no importa saber «por qué pasó eso» o «a que se debe». Solo quiere la solución hecha, a ser posible con el mínimo trabajo. Cualquier otra solución se antoja a “demasiado técnica”.

Del lado del que responde

Quiero dejar claro que no todo el mundo actúa de la misma forma, muchos solo dan una mínima pista y te dejan cacharrear con el resto de la situación. También está bien su planteamiento, ya que así prueban que de verdad está interesado, y no que se lo den todo hecho, con lo que no disfrutaría del aprendizaje.

A menudo, antaño, yo daba todas las pistas, toda la historia con detalle, todo el proceso. Esas respuestas eran difíciles de seguir por su contenido y longitud. Igual que a mi me costaba recopilar y poner toda esa información personalizada para cada caso (tardando varias horas), a la otra persona que se esperaba algo sencillo, casi telegráfico, con la solución mágica le costaba leerlo. Además tener la manía de adjuntar posibles soluciones e incluso los problemas derivados, adicionales o que se pudieran encontrar no era tampoco acertado.

Demasiada información

Básicamente era poner todo una sola vez, de tal forma que no hubiera contestación posible, porque ya estaba todo planteado y solucionado. Con este planteamiento pretendía que sirviera para otros problemas de otros pudieran tener. Es decir: de una pregunta personalizada, contestar con algo que fuera posible re-utilizar en otros casos similares pero personalizados a cada individuo. Se generaría un texto útil no solo para leer una única vez.

Quizás en ese aspecto si me pasaba de “listo sabiondo”, pero igual que yo quería muchas veces que hubieran hecho conmigo lo mismo que hacia yo, esa era mi forma de dar el mismo ejemplo que quería.

Esa era la lección o el ejemplo que quería enseñar al mundo, pero no solamente en un tema en concreto (la pregunta en cuestión que era planteada), sino que esa lección sirviera para todo en la vida, para todos los casos, para toda la humanidad.

Con el tiempo llegué a comprender que no era bueno dar toda la información. Sino dejarla escrita y las personas que de verdad estuvieran interesadas ya la encontrarían. Que daba igual quien hubiera dejado ese legado, solo saber que sería útil para quien lo encontrase.

También llegué a comprender que no importaba lo extensa de una explicación, que aquella persona que de verdad estuvieran interesada en leerlo, lo haría sin esfuerzo.

“Sarna con gusto, no pica.”

Personalmente muchos de mis escritos posteriores han sido mas bien manuales de instrucciones o recordatorios para mi mismo. Y muchas cuestiones que me han planteado después de darme cuenta de mi error, dando tostones, ahora son mas bien sugerencias. Dependiendo de la persona, a veces contestaciones socarronas, con ese humor negro que me caracteriza y por el que soy tan conocido. 🙄

Con esto os quiero decir a todos los que hayáis tenido una respuesta que os haya parecido robótica, sin sentimiento, demasiado larga, o hiriente de algún modo, no me lo tengáis muy en cuenta, pues nadie nace sabiendo y muchos (incluso los que somos considerados gurús), nos equivocamos en nuestros planteamientos, aunque después también pongamos soluciones o aprendizajes posteriores para no volver a errar en lo mismo.

Imaginando…

Solo vislumbrad como sería el mundo de unido si todos se ayudasen los unos a los otros sin necesitar reconocimiento. Solo vislumbrad que no habría desgaste posible de una sola persona porque habría muchas haciendo lo mismo. Ese era el legado, el cambio. El verdadero paraíso en la tierra.

ATENCIÓN: Puedes opinar sin meter Correo electrónico o Web.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

code

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.