Por fin he conseguido poner en marcha mi plan de rack auto-extraible con sistemas operativos.

Para lo cual me agencié hace tiempo un rack interno, con dos puertos para unidades de disco duro de 2,5″, en Serial ATA (SATA I y II).

Además, y es el paso que ha tardado un poco mas de tiempo en conseguirse, por otros asuntos entre manos, he comprado 5 discos duros de 2,5″, de las siguientes características:

  • 1 de 250 Gb, 7200 rpm, Western Digital, Scorpio Black
  • 3 de 250 Gb, 5400 rpm, Western Digital, Scorpio Blue
  • 1 de 320 Gb, 5400 rpm, Toshiba MK3276GSX

Mi idea era pasar mi actual configuración de una sola unidad en 3,5″ y 320 Gb a dos en 2,5″, 250 Gb y 320 Gb respectivamente con el siguiente esquema de particiones:

  • 1 partición de Sistema operativo.
  • 2 particiones para: Datos y Descargas

De tal forma que el sistema operativo estuviera «libre» para poderse cambiar cómodamente. Continuar leyendo…

NOTA: Pronunciar como «MIRACOLEEE», como si fueras italiano o algo ‘asín’.

(Leer: Parte 1 | Parte 2)

Este artículo va sobre discos duros eSATA (External Serial ATA, osea que va de modo externo), AHCI (Advanced Host Controller Interface, mas entendible como controladora de interfaz anfitrión avanzada) y conexión Hot Swap (conexión en caliente).

Básicamente, yo quería que bajo eSATA en Windows XP SP2 de 32 bits, me detectase el disco duro externo de ésta conexión al encenderlo cuando yo quisiera. Esto que parece tan sencillo como darle a un botón y esperar, se vuelve totalmente dificultoso cuando hablamos de ordenadores que llevan Windows. Continuar leyendo…

Os pongo al día con las desventuras.

He probado un montón de parches y posibles soluciones para lo de mi tarjeta gráfica: NVInject, NVKush, Cadenas EFI Studio, diferentes versiones de cada uno, los instaladores para torpes de Punk92, etc), no hay caso, no hay forma de poder hacerle funcionar la aceleración 3D con mi tarjeta.

Algunos dicen que es fácil, otros que hay que parchear la BIOS de la tarjeta, otros que con el programa milagroso les funciona, pero yo he probado cada uno de los «milagritos» y ninguno va ni para atrás. Continuar leyendo…