He comprendido muchas cosas estos días de con las anécdotas familiares que se cuentan en estas fiestas, de generaciones atrás de cuando cristo dio las tres voces casi.

Lo llamo pizquitas porque son como esas cosas que uno encuentra en la nevera, dentro de una tartera, que ya importan tan poco, pero que algunos familiares vamos devorando para hacer sitio en la nevera, cuando no te lo tiran a la basura. Continuar leyendo…

(Leer la parte: 01, 02, 03, 04, 05, 06, 07, 08, 09, 10)

Después de haber trabajado para esta empresa, unos meses mas tarde me volvió a contratar la empresa que me cedía anteriormente. Aunque este «pseudo contrato» (no firme nada, todo era de palabra), también era por obra realizada. Ellos tenían una herramienta de búsqueda semántica (me parece) y necesitaban una imagen de sitio nueva para presentarla, además también necesitaban varios banners para publicitar dicha herramienta.

El sitio lo realice lo mas sencillo posible (como siempre) y a la vez con cierto toque tridimensional, ese tipo de tridimensionalidad en botones redondeados que cuando pones el puntero encima cambian de color y parecen como si estuvieran apretados. Tres o cuatro apaños mas, una zona que parecía una hoja con un pico doblado, y algún truquito mas y quedó bastante aparente. Continuar leyendo…

(Leer la parte: 01, 02, 03, 04, 05, 06, 07, 08, 09, 10)

Mas tarde en el tiempo trabaje para una empresa, (también «recomendado»). Y de estas tengo anécdotas para llenar varias páginas, pero intentaré resumirlas con las mas graciosas.

Lo cierto es que desde que mi hermana empezó a trabajar con esto de los ordenadores, yo siempre he estado en la sombra ayudándola un poco. Y no me importa mucho decirlo, porque es la verdad. Muchas veces he tenido que buscarme la vida para hacer determinadas cosas que me preguntaba. Aconsejar otras según mi experiencia. O simplemente dar un consejo con mi opinión de una página o un diseño. Se ayuda mucho más así que hacerlo y dárselo hecho, donde no aprecian el aprendizaje que eso supone.

Esta empresa ha ido cambiando de nombre en todo este tiempo. Cuando se metió mi hermana, yo la ayudé en todo lo que pude. Es cierto que no siempre he tenido mucha idea de cosas que me preguntaba. Pero en las que podía, ahí estaba yo. Continuar leyendo…

(Leer la parte: 01, 02, 03, 04, 05, 06, 07, 08, 09, 10)

La verdad es que en la «corta vida» como pintor web me han ido ocurriendo muchas cosas. A veces pasan desapercibidas y son pequeñas anécdotas. Intentaré contar pequeños retazos, no ser muy descriptivo, y no poner nombre propio completo, ni empresas. :mrgreen:

Hace unos días, una amiga me dijo:

«Tengo página web… ¿quieres verla?»

Me dio el enlace y la curiosee. Quizás por ello se me hayan venido a la cabeza un montón de historias. Y supongo que también tiene que ver el hecho con que después de verla, el familiar de turno (no diremos nombres 😉 ) ha preguntado ¿cómo podía poner música? Inmediatamente dije que se leyese un tutorial. No mola tanto cuando hay que buscarlo, aprender, y errar. Es mejor que te lo hagan todo hecho. 🙂 Continuar leyendo…

Hace unos días salió en la prensa escrita (y vía web) un artículo sobre la dislexia bastante bueno. La verdad es que yo no me he preocupado mucho por este tema porque en casa he tenido la suerte de tener unos padres comprensivos, que me han ayudado, y que no daban importancia a este tema, pero si ponían soluciones, incluso la mayor parte de mi vida he estudiado por libre. De pequeño tenía profesores particulares, primero contratados de fuera, mas tarde mi hermana que se le daba bien enseñar me dio clases hasta que pude sacar el graduado escolar a distancia en una un centro llamado CENEBAD: Centro Nacional de Educación Básica a Distancia. En el que se sacaba uno en 2 años este diplomita, 3 si no tenían ningún conocimiento. Generalmente esto es para gente mayor que en su día no pudo sacárselo, o bien quieren aprender. Continuar leyendo…