En estas épocas pseudo-festivas-comerciales, donde van importando fiestas como el famoso «Viernes negro» (celebrado este año como quien no quiere la cosa, solo con la excusa de comprar  compulsivamente…), también se ven mas a menudo «campañas solidarias«. Y es que para redimirse con «los mas necesitados«, hay muchos que en su afan de ser magnánimos, después de haber comprado como posesos, donan dinero con fines solidarios, para despreocuparse del tema el resto del año. Es curioso como son solo solidarios en ese instante. Pero es mucho mas preocupante como hay organizaciones que se aprovechan de eso para sacar cual variopinta campaña para «ayudar» a los pobrecitos mas necesitados.

¿Cuantas veces esos pobrecitos necesitados son olvidados el resto del año, como si fuera útil un día de ayuda para el resto de su vida? Continuar leyendo…

Los polos opuestos se atraen. Eso hace que dos cuerpos con polos contrarios se atraigan y se junten. Pero después de un tiempo, se acaban separando.

Partiendo de esta base. Las relaciones entre personas parecen ser iguales.

En este caso, por lo general personas muy dispares acaban juntándose, conviven durante un tiempo. y a menudo acaban aprendiendo ciertas cualidades o evolucionar de diferente manera, momento en el cual se separan, a veces por las mismas razones que los juntaron, y siguen su camino.

El otro día me encontré desarrollando una teoría de esas utópicas que tanto me gusta pensar. Las típicas de «y si…» Continuar leyendo…

Desde hace unos cuantos meses vengo experimentando diferentes emociones en mi entorno cercano de acción. Una me maravilla y otra no me gusta un pelo.

La que me maravilla es la habilidad que tienen algunos para escribir textos impersonales. Pueden contar algo, pero de tal forma que nadie se entere del motivo de ese texto, como si no fuera con ellos. Expresan acciones o emociones y como enfrentarse a la vida desde ese momento o como intentarlo.

Uno los lee y puede que te puedan dar algún consejo si estas en la misma onda, o bien puede que no te diga nada el texto. Incluso pueden leerlo los responsables de dicha acción al autor del texto que lo escribe y no enterarse de lo que leen, de tal forma que es como una crítica a esa persona pero como no se enteraran de lo que leen, uno puede criticarles con ese estilo y ni se darán cuenta. Continuar leyendo…

Hace unos días puse el siguiente comentario en Facebook. Naturalmente no solo va dirigido a la gente de por allí, sino también a los que a menudo me recriminan mas atenciones (por mensajería instantánea, email, foros, y demás lugares que suelo frecuentar) cuando yo estoy derrengado de otros favores anteriores. Continuar leyendo…

Estas semanas, el foro de Encanta es un hervidero de dimes y diretes. Hay un nuevo usuario que no está conforme con la plataforma y tiene otra opinión. El problema es que tanto este nuevo usuario como los que ya hay, se lían muchas veces por conversaciones estúpidas, se acaban insultando, los comentarios son cogidos de mala manera y con doble sentido para los que van dirigidos, y también parece haber malos modales por privado, en un lugar donde no puedo hacer nada. Tanto unos como otros, se empiezan a hartar, y supongo que «en cierta medida» mi pasotismo o mi forma de esperar a que se calmen, no ayuda mucho.

Estas cosas no son nuevas, los llamados flamewar, palabro donde los halla, que en la jerga de Internet es mas o menos mensajes deliberadamente hostiles o insultantes enviados sin ningún propósito constructivo, con el fin de que se monte una pelea.

Aun recuerdo cuando en la emisora de banda ciudadana (radioafición) había determinados «seres» que se dedicaban sin un motivo concreto a meter portadora, que es otro de esos palabros que en la jerga de la radioafición significa hacer interferencias con el objetivo de que la gente no pueda hablar por dicho sistema. Si la portadora estaba «en medio» o salía con mayor potencia, molestaba a un determinado grupo en la frecuencia en la que se reunían todos a charlar. Continuar leyendo…

(Leer la parte: 01, 02, 03, 04, 05, 06, 07, 08, 09, 10)

Mas tarde en el tiempo trabaje para una empresa, (también «recomendado»). Y de estas tengo anécdotas para llenar varias páginas, pero intentaré resumirlas con las mas graciosas.

Lo cierto es que desde que mi hermana empezó a trabajar con esto de los ordenadores, yo siempre he estado en la sombra ayudándola un poco. Y no me importa mucho decirlo, porque es la verdad. Muchas veces he tenido que buscarme la vida para hacer determinadas cosas que me preguntaba. Aconsejar otras según mi experiencia. O simplemente dar un consejo con mi opinión de una página o un diseño. Se ayuda mucho más así que hacerlo y dárselo hecho, donde no aprecian el aprendizaje que eso supone.

Esta empresa ha ido cambiando de nombre en todo este tiempo. Cuando se metió mi hermana, yo la ayudé en todo lo que pude. Es cierto que no siempre he tenido mucha idea de cosas que me preguntaba. Pero en las que podía, ahí estaba yo. Continuar leyendo…

(Leer la parte: 01, 02, 03, 04, 05, 06, 07, 08, 09, 10)

En esa época otro amigo (el que me había proporcionado el tutorial en html) estuvo trabajando también como «programador web en ASP» y al mismo tiempo en otras cosas relacionadas. Se acordó de mi para hacer un par de colaboraciones conjuntas.

Yo para intentar colaborar le ofrecí mis clientes propios. Eran pocos pero de ese modo el actuaría de comercial (el que trata con el cliente) y yo podía centrarme en el diseño. También hacía algo de programación él. Mas o menos siempre nos hemos compenetrado juntos. Para poder diseñar en condiciones con mas personas esto es esencial. Si no hay comunicación, difícilmente funcionará un proyecto. Continuar leyendo…

Hace dos días encontré (con ayuda de una amiga) un programa que puede ser muy interesante para aquellos que tienen problemas con los ordenadores pero no tienen idea de configurar nada.

Desde hace mucho tiempo, llevo conociendo los programas que permiten conectarse vía remoto a ordenadores. El mítico VNC (ahora conocido como RealVNC) es con el que empecé a hacer experimentos de este tipo, del cual existen versiones y variantes para parar un tren (por ejemplo UltraVNC, Vine, Chicken of the VNC, Remote Desktop).

Aunque ya había tenido alguna que otra incursión en programas similares pero mucho mas lentos de usar: Compartir aplicaciones de Netmeeting o Escritorio remoto de Windows.

Lo cierto es que el puñetero Escritorio remoto que trae por defecto el Windows, sigue siendo un gran problema para poder utilizarlo. Muchas de las veces esta desactivado, otras no se puede poner en marcha o se atasca con facilidad, y casi siempre está limitado porque todos usan conexiones con Router (un aparatito intermedio que sirve para encaminar el trafico de Internet entre máquinas y que por lo general tenemos todos en casa o trabajo). Continuar leyendo…

A todo el mundo parece darle miedo los vampiros, seres extraños de la noche, que se ocultan de los ojos ajenos, vagan en la oscuridad, tienen capa y muerden a las personas indefensas en los callejones oscuros (aunque últimamente están desatados apareciendo por doquier en series de televisión y haciendo la vida diaria normal de las personas, aunque nocturna).

Lo cierto es que hoy en día no hay vampiros chupa sangre, sino vampiros de energía vital.

La historia comienza con…. Continuar leyendo…

Título alternativo: «El exceso es muy malo»

Intento este cambio de mentalidad en el círculo por el que me muevo, pero parece que no surte efecto. Algunos amigos me dicen que hay pocos usuarios de Amiga, y por eso pasa esto. Pero es que no sólo ayudo a los usuarios de Amiga, también a los de PC, a los de Mac, e incluso en cualquier otro tema que no tenga nada que ver con la informática y me resulte conocido.

Es un poco desmoralizante ver como ese entorno en el que quieres que la gente tenga la mente abierta, no cambie a mejor. Hacer una y repetidas veces, aburre. Por eso tiendo a poner la información a disposición de todo el mundo. Así no la tengo que repetir yo. Directamente les remito a la página y listo. Continuar leyendo…

Muchos se preguntarán:

¿Por qué ayudo a todo el mundo en la informática?

Hay veces que creen que es porque quiero algo a cambio. Otras me ofrecen algo con la típica pregunta de:

«¿Y tu qué quieres a cambio?»

Si respondo: «Nada«, a veces se molestan un poco, aunque no lo dicen.

¿Por qué contesto a todo lo posible?

Para hacerles ver que si quieren pueden ayudar.

Yo no lo sé todo, pero si pongo empeño por ayudar. Cuando no conozco algo lo busco. Encuentro la información y se la remito.

Si ya conozco el proceso, la instalación, el manejo de algo, entonces hago lo mismo.

Es posible que muchas personas crean que no saben cosas, pero a veces ese mínimo conocimiento que tu si tienes lo desconoce otra persona.

Ayudar a los demás hace que mejoremos en conjunto. Todo el mundo debería practicarlo y hacerlo siempre.

No me creo mejor por hacer esto. No busco los laureles. Busco que la gente se de cuenta. Puedes estar muy ocupado, pero igual que a uno le surgen dudas, a ti también te surgen. Si todo el mundo se ayudase entre si, otro gallo cantaría en el mundo actual que conocemos.

Si yo puedo hacerlo, tú que me lees también.

Estoy como aletargado. Llevo un tiempo en el que no hago nada de provecho. No trabajo ni para mi, ni para otros. Es como si no importase. Como si no sintiese. Paralizado frente al mundo que me rodea, esperando algo sin saber el qué.

Pasan los días, uno tras otro, y son todos iguales. El mundo se mueve hacía un lugar cada vez peor. Las personas conocidas no parece importarles, porque están tan atareadas en sus trabajos, quehaceres y engaños de su vida libre rodeados de esclavitud.

Recuerdo como hace años hacia mis cosillas. No importaba lo que tardase, porque las hacía por gusto, para mi, porque me apetecía. Ahora no se muy bien por que lo que me apetecía el año 2000 ha dejado de tener un poco de sentido. Creí que recopilando todo lo que sabía y tenía de una máquina que me gustaba sería beneficioso a nivel intelectual, para otros que se sintiesen igual de abandonados por la misma pasión que sentían usando ese ordenador. Pensé que así resultaría útil, aunque no supiera hacer nada de provecho. Solo recolectar, poner a disposición y sentirme orgulloso de poder dar saber al pueblo.

Después, a medida que el pueblo me iba mostrando su cara, me iba apeteciendo menos enseñar para que todo el mundo progrese en conjunto. Sigo pensando que es una idea maravillosa, evolucionar a algo mejor. Pero el concepto se desvirtúa cuando quien me rodea no siente el mismo empuje.

Así es como he pasado de una vida tranquila ayudando a la gente, a una contemplativa sin ayudar a nadie. Y parece que nada importa. ¿Habré perdido la pasión?