Este año se han realizado multitud de cambios en mi forma de trabajar, ahora tengo una habitación alias despacho, en la que está el PC y el Amiga cada uno en su mesa dedicada

Esta vez las mejoras iban dedicadas al PC. Ya le hacía falta a limpieza de los 6 meses, prorrogados por falta de tiempo y espacio para realizarla por más de 1 año. Así que por fín la he realizado. Como de costumbre, desmonté todo el ordenador, lo limpié con mis herramientas para la ocasión y lo volví a montar. Continuar leyendo…

Desde hace mas o menos 10 días, llevo usando continuamente el Mac Mini. Y no solo porque me guste, sino porque desde hace ese tiempo, mi PC le ha dado por suicidarse. Bueno, mas bien la placa base dijo «basta» y dejó de funcionar sin previo aviso.

Así que me ha tocado usar mi ordenador «contra desastres», y es cuando verdaderamente le estoy sacando provecho, Me alegro mucho de tener un ordenador como este para hacer al menos lo necesario cuando lo necesito. Sea de trabajo, de Internet, para ver alguna que otra película o para ayudar a la gente que aun pide cosas mientras estoy con el ordenador. En verdad hice una buena compra y tomé una buena decisión cuando decidí adquirirlo. Creo que es el mejor dinero invertido en mucho tiempo en lo que se refiere a informática. Y supongo que si surgiese algún problema acabaría comprando uno similar (aunque ya tendría que ser Mac Intel, en vez de PowerPC como es ahora).

Sobre el PC, he decidido volverlo a ampliar. Aprovecharé lo máximo posible de lo que tengo. Pero al haberse roto la placa base, y no querer comprar una cualquiera para sustituirla (de marca desconocida de las que aun sacan o les quedan para Socket 478 de Pentium4), he tenido que decidirme por adquirir placa, memoria, procesador y tarjeta gráfica nuevos. Lo que significa casi medio ordenador nuevo. De hecho esto mismo hice cuando se rompió también mi antigua placa de Pentium3 en Slot-1 y escribí aquel artículo sobre «Crónica de una informática decadente» allá por el 2002. Continuar leyendo…