Hoy voy a hacer uno artículo a un producto que compré pensando que era justo lo que necesitaba. Y que de momento algunas expectativas no son las cumplidas.

Lo cierto es que a medida que el problema del FTP privado que tengo instalado me iba desvelando nuevos fallos, y otros problemas derivados con sistemas operativos en los ordenadores. Decidí tener el FTP «externo» a ellos, Externo y autónomo. Es decir un nuevo aparato que tuviera todo lo que necesita para estar encendido a diario, en funcionamiento y fuera del ordenador. De este modo podría seguir haciendo mis experimentos sin temor o tener que esperar a que un amigo termine de transferir un fichero que necesita.

Pues bien, después de buscar mucho, encontré por casualidad un producto que tenia las características que buscaba: Continuar leyendo…