Hoy me ha llegado el sustituto de mis cascos inalámbricos por infrarrojos. Como mi modelo Sony MDR-IF240RK había fenecido nuevamente (y ya es la segunda vez que se me rompe de la misma oreja), y ya era complicado encontrar dicho modelo (los últimos los compré en una de las pocas tiendas de Sony que aun quedaba por mi zona, y casi los tenían abandonado en su almacén, además de que costaba mas que el primero que compré…).

Total que buscando alternativas, todas pecaban de lo mismo: auriculares que pesaban 3 veces mas que los míos. Los que pesaban mas o menos eran mas caros, y parecían mas voluminosos y cerrados. Continuar leyendo…

Actualmente vivimos en una sociedad del usar y tirar. Del compre siempre y rápido. De lo que llaman «Obsolescencia programada«, que no es ni mas ni menos que fabricar las cosas con fecha de caducidad, o provocar diferentes fallos con los que hacerte comprar uno nuevo.

Los Servicios técnicos han dejado incluso de ser útiles, antes arreglaban las cosas por un módico precio, ahora «sale mas rentable tirarlo y comprar un modelo un poquito superior». Sin embargo en otros países con menos recursos se intenta arreglar lo mismo que en los mas avanzados y ricos.

Actualmente los productos que utilizamos, cada vez permiten menos arreglos. En su mayoría cosas que antes duraban y que se podían cambiar o arreglar. Hoy en día no tienes esa opción, y si la tienes te costará un pico, durará poco tiempo y estará «programado» para que de algún modo, tengas que cambiarlo porque ya no funcione como el primer día. Continuar leyendo…