En esta post fiesta de cumpleaños pasada mío, tuve una extraña conversación con unos amigos. Yo estaba callado y ellos hablaban. Una amiga estaba debatiendo que «ojala pudiera volver en el tiempo a su estado actual físico de una edad determinada anterior pero con todo lo que ahora sabe«, todas sus experiencias para «corregir» de algún modo todos los errores que no le gustó vivir y tomar determinada elección de una forma diferente. Otros eran partidarios de que eso era una tontería, porque todo lo que llegaron a ser había sido gracias a las vivencias que habían tenido, a sus experiencias y decisiones, gracias a los infortunios tuvieron un aprendizaje, y que volver al paso atrás dejaría de ser todo lo que fueron en el presente y se convertirían en otra cosa.

Los famosos viajes en el tiempo han sido la fantasía de muchas personas, eso de poder corregir, o de hacer las cosas diferentes pues no les gustó lo que hicieron en su momento. Se nota que muchos no han visto episodios de Star Trek, StarGate, o pelis como La máquina del tiempo y similares para «intentar» atisbar algo referente a eso. Y como una pequeña fracción de tiempo de una vida de una persona tiene «poca importancia» y a la vez «mucha importancia». Continuar leyendo…

Hace relativamente pocos años tuve algunos problemas en mi blog con personas que comentaban cosas que pensaba o me sucedían. En aquel tiempo, decidí dejar todo abierto a que los demás pudieran expresarse libremente, podían seguir opinando y yo seguir expresando mis comentarios en contestación. Creí que con ello las tonterías se disiparían, tendríamos un debate abierto y la gente se sabría comportar como debe. No habiendo «censura» podrían explicar sus ideas y rebatirlas de la misma forma. Pero algunos se enzarzaron en discusiones, y me jorobó mucho en esa época.

Pensaba que hablando se entiende la gente, pero cuando ya empiezan a insultarse unos a otros, las conversaciones pierden el interés de esos diferentes puntos de vista que enriquecen los comentarios y ya no sirven para nada. Y al final todo quedó en un ambiente rancio, raro y todos enfadados inútilmente por una conversación. Continuar leyendo…

(Leer Parte 1, Parte 2, Parte 3, Parte 4)

Me han medio-demostrado que una sociedad como la que me gustaría que fuera no es viable en el mundo actual.

Yo pensé que si todos trabajasen para un bien común, sin recibir pago monetario y sin existir prisas, con una mejor forma de vivir, con las necesidades cubiertas y unas cuantas cosas mas… sería beneficioso para toda la humanidad.

Pero resulta, que las personas, «el gran número del rebaño» como digo yo, creen que si les cubrimos todas las necesidades se harán cómodos y no querrán progresar. Todo porque aun hay gente que piensa en riquezas y posesiones, en intercambios o trueques, y no en voy a hacer esto sin esperar nada a cambio. Y confiar en que el contrario tenga el mismo ímpetu que tu, la misma emoción, la misma enseñanza. Continuar leyendo…