Me han ido sucediendo diferentes cosas en estas épocas, algunas cosas buenas, otras no tan buenas, y algunas que me han dejado algo abollado con el paso del tiempo. Con una sonrisa menor que de costumbre.

Así que “gracias a ello” en mis pensamientos y cavilaciones en solitario le he estado dando vueltas a muchos temas relacionados con mi vida. Principales temas como: “¿Hacia dónde me dirijo?, ¿Es esto todo lo que soy?

Hace años me pasaba las horas enseñando a los demás. Me hacía sentir como de cierta utilidad para esas personas. No me han preocupado nunca los laureles, la verdad es que me han dado un poco igual los elogios, si alguien necesitaba ayuda, allí estaba yo si sabía de lo que iba, y sino buscaba alguna solución factible o sencilla. Continuar leyendo…

Hoy ha sido un día terrible. Todo el mundo me requería para algo. Y todo el mundo se quejaba de que no estaba atento a lo que me decía. Y que le hiciera caso que era lo mas importante para ellos.

Hace un momento, mientras me relajaba escuchando música y al mismo tiempo haciendo la tarea de Encanta que no he podido hacer por la mañana/tarde, (estaba transcribiendo un listado de Ensamblador, vamos lo mas relajante del mundo…). Me ha venido a la cabeza, aquel sueño que tuve hace unos días sobre el punto de inflexión y al mismo tiempo su significado. Son esas cosas curiosas que a veces vuelan por el aire y uno mientras relaja la mente con algún trabajo repetitivo y un tanto monótono coge mágicamente. Continuar leyendo…