Hace unos días me enfrenté con lo que en esta época se ha llamado «el ocaso del XP» o casi. Llevan anunciando tanto «el fin de soporte» que ya casi no nos lo creíamos. Como cuando nos decían esos bulos de Hotmail va a desaparecer (no desapareció, lo cambiaron de nombre al final 🙄 ) o se va a convertir de pago.

El caso es que por fin, no sin antes avisarnos, «cuan pastorcillos del cuento del lobo», que vamos a ser todos devorados por los problemas de seguridad y virus. Lo que viene a demostrarnos, que no es que Microsoft sea un alma de la caridad, sino que sus productos son coladeros de agujeros tipo queso Emmental (la expresión popular es «con mas agujeros que un queso de Gruyere«). Pero eso no viene al caso. «Yo he venido aquí a contar mi experiencia.» :mrgreen: Continuar leyendo…

Actualmente estoy bastante contento con el equipo que tengo, no da muchos problemas, y puedo hacer relativas pruebas con sistemas operativos.

Aparte, ahora con los virtualizadores también puedo meter mano a pruebas con menos requisitos sin temor a cargarme  irremediablemente o jorobar algún componente de mi actual configuración.

Pero como en todo, a veces uno tiene pequeñas incidencias con las que no está «muy a gusto» o pequeñas deficiencias que intenta subsanar.

Estos días he pensado en la posibilidad de ampliar «algunos componentes» de mi ordenador PC actual. Los que leéis habitualmente el blog, sabéis la de problemas que antaño he sufrido con las «ampliaciones» y algunos que otros fallos raros que fueron surgiendo por el camino, mejoras adicionales, cambios de componentes, etc. Continuar leyendo…

He hecho algunas actualizaciones a la web de Avalon Software. Casi todas para ponerlas al día de temas que se habían quedado obsoletos, y quizás un par de fotos nuevas de los equipos informáticos. No hay gran cosa, pero si queréis curiosearlo, ya sabéis.

Algún día le tendré que cambiar el aspecto, pero eso será cuando se me ocurra uno sencillo y agradable. De momento me quedo con el actual diseño.

La verdad es que estos días he tenido que aconsejar comprar equipos y componentes a algún familiar, y siempre recibo respuestas de:

«Es que es muy caro, yo solo lo quiero para algo puntual.»

Pero esa respuesta me la dicen siempre, haya o no crisis, y al final nunca es cierta. :mrgreen:

A menudo tenemos unas ideas de que vamos a usar para muy poco el equipo: navegar, jugar un rato, poder hacer una determinada tarea que no podíamos hacer con el nuestro antiguo, poder descargar contenidos por Internet, etc. Pero nadie suele pensar en todas esas tareas al tiempo. Todo a la vez. En la potencia final.

«¿Para qué querría un equipo tan potente?
—se dicen…—
¿A dónde quieres ir tan rápido?»

Continuar leyendo…