Por fin he conseguido que funcione mi Hackintosh (poner el sistema operativo de Apple en un PC) con mi placa Gigabyte. Fue una de las razones para cambiarme de placa, que fuera compatible con la instalación de OS X.

Estas semanas atrás he estado, esporádicamente, haciendo pruebas para ver si podía instalar el Snow Leopard. Por el momento no lo he conseguido, y no lo planeo hacer. Primero porque hasta que no encuentre los “apaños” para que funcione mi tarjeta gráfica con el Snow Leopard, no tengo previsto hacerlo.

Así que por el momento he estado poniendo “otra vez” el Leopard 10.5. Y no solo las versión el a que me quedaba siempre atrancado, la 10.5.4 como máximo. Sino la última que han sacado con todos los parches de seguridad. Continuar leyendo…

En verdad me he quedado alucinado de la última prueba que llevaba tiempo queriendo realizar, hace unos días bajaron suficiente las temperaturas de mi zona como para ponerme a hacer mis experimentos. Y hoy he realizado el primero.

Todo el mundo sabe, en esta época tan moderna, que perder el sistema operativo de tu ordenador es casi como una tragedia griega. Hoy en día tendemos a guardar muchos archivos personales en estas máquina, que también fallan con mucha frecuencia. No solo podemos perder los datos que hallamos creado de varios años, sino que también podemos perder la configuración y personalización de un sistema operativo que tengamos.

Estoy seguro que muchos dirán que perder los datos es mas trágico que perder el sistema operativo. Para mi es mas o menos igual. Aunque con el tiempo he aprendido a tomármelo con un poco de filosofía. A menudo he tenido que reinstalar todo desde cero y supone casi varios días. En mi caso suelo utilizar muchas cosas y me gusta personalizarlo todo hasta la saciedad. Continuar leyendo…