Es impresionante las formas diferentes que uno encuentra a lo largo de su paisaje, que te muestran formas de sufrir para divertirse. Parecen que así se realizan mejor, pero solo es una trampa para morirse de miedo.

En nuestra infancia nos dicen que:

«Hay que controlar nuestras emociones, para que no nos controlen ellas a nosotros.»

En un momento dado, no se muy bien cuando, esas reglas las cambian: ya no las controlas, sino que las potencias. Te dicen que hagas justamente lo que no debes hacer. Y nosotros, tontos, arrastrados por la marea o el grupo, lo hacemos. Continuar leyendo…

Internet es lo mas parecido a la humanidad trabajando en conjunto.

Puede parecer una ironía, pero por ahora es lo mas que puede dar la raza humana hasta la fecha. Un montón de personas descontroladas, trabajando cada una por su lado para ofrecer algo a alguien. Generalmente información de alguna clase, disponible para ser leída por cualquier persona.

Cada vez que pienso en que si todos nos juntásemos para llevar algo a buen término sería una maravilla. Pero el problema sigue siendo, como siempre, que cada uno va por su lado, haciendo lo que mejor cree conveniente. Y eso no da sensación de unidad. Continuar leyendo…