NOTA: Texto rescatado de la sección de artículos de la antigua versión Web de Avalon Software en 2004. Texto publicado originariamente el 11/Diciembre/1994.

Este artículo apareció en una conocida revista para Amiga en disco llamada Fanzine, el texto fue escrito allá por 1994. Atención es de la época en la que se usaba el MS-DOS, QEMM, Windows 3.1 y la primera versión de Windows95, etc… las cosas han cambiado mucho ahora con los ordenadores que lo hacen casi «todo» solo, pero los problemas han ido cambiando en cierto sentido. Continuar leyendo…

Aunque no han sido todo lo tranquilas que me gustaría, ya que ha habido otras tareas que realizar, tanto de mejora de infraestructura de mi conexión a Internet, como arreglos de todo tipo. Pero si han dado cierto respiro de trabajos relacionados con Encanta.

No he estado del todo desconectado, como bien habréis podido comprobar, ya que he participado en algunas contestaciones del foro, y también he estado realizando pequeñas tareas de mantenimiento del foro (dar de alta nuevos miembros, activar cuentas cuando cambiáis claves, etc). Continuar leyendo…

Desde hace unos días, estoy pasando nuevas revistas a Encanta. Bueno, en realidad estoy recuperando uno de los números de los DOC’S LLFB que tuve que desactivar por problemas con el diseño que tenía. Algunos artículos y textos estaban corruptos.

El caso es que se me ha venido a la memoria todos aquellos trabajos que realizaban los colaboradores en dichas revistas. Y como escribían cualquier cosa para ponerlo en una revista en disco no lucrativa. Se enviaban por correo postal unos a otros. En la última época se distribuía por las BBS’s. Esto, actualmente se ha perdido. Las nuevas tecnologías han hecho que estemos todos mas comunicados, y por lo tanto no necesitamos de las revistas en disco.

Aun así, creo que la nueva época de los fancines o revistas amateur, son mas bien los blog’s que ahora todo el mundo tiene. En él, cada persona es autor. Y con sus vivencias, con las noticias que lee y opina, o con lo que quiera plasmar en ese lugar, es como si fuera una nueva forma de publicar revistas caseras. No se sabe muy bien quien te lee, pero tampoco lo haces por eso mismo (siempre hay excepciones), sino por el placer de escribir.

En cierto sentido, antes los que hacían dichas revistas, «mendigaban» artículos de amigos y colaboradores. Ahora mas bien cada cual tiene su propia revista, cada cual escribe cuando le place, y no importa que no sea conocida o que si lo sea, importa lo que escribes en ella.

En cierto sentido creo que es una evolución favorable. Aparte ahora esos escritos llegan a todo el mundo. Casi todos los sistemas tienen navegadores, así que pueden leerlo todos aquellos que estén conectados a Internet. Por lo que la «distribución» está garantizada con un mínimo esfuerzo y a la vez coste. 🙂