Taza Christmas 2014

Taza Christmas 2014

Con motivo de la Navidad, muchas personas nos solemos hacer agasajos en forma de felicitación navideña. Este año he recibido una de las primeras en forma de regalo expuesto en mi lista de regalos, que está en este blog.

Como veis en la foto, es la taza de Amiga.org (una importante página web de usuarios de ordenadores Amiga), en su modelo Azuuuuul (que era mas chula).

Muchas gracias a mi hermanita, que eligió el regalo desde la citada página. Y es que «no solo de informática vive el Vago«.

Para visitantes rezagados

Cuando re-modelé el aspecto del blog hace un par de meses, decidí añadir una lista perenne con toda la colección de cosas que veo por ahí y que no puedo permitirme. Hay muchas cosas de informática, de ordenadores alternativos, cacharros raros, y alguna cosilla que no son de ese tipo. Esta lista sirve para todo el mundo que quiera regalarme algo y no sepan que elegir.

(Leer la parte: 01, 02, 03, 04, 05, 06, 07, 08, 09, 10)

En verdad he hecho algunas otras páginas que no he comentado aquí, porque eran cosas que hice en conjunto con mi hermana, y aunque dicen que entre hermanos siempre hay peleas, la verdad es que en el trabajo conjunto de páginas web nos compenetramos bastante bien, y las páginas salen mucho mejor, a veces incluso sin peleas estúpidas, sí, podemos tener diferentes opiniones, pero a veces incluso es interesante apreciar como ciertas tareas se hacen incluso sin hablar, casi telepáticamente. Y eso no es fácil de conseguir hoy en día. Continuar leyendo…

(Leer la parte: 01, 02, 03, 04, 05, 06, 07, 08, 09, 10)

Mucho después de aquel trabajo por contrato, tuve otro proyecto para una inmobiliaria, querían hacer un directorio de las casas que vendían. El proyecto no tenía ni pies ni cabeza, y estuvimos meses hasta que al final decidieron despedirme, sin avisarme, como de costumbre… con lo fácil que es decir:

«No es lo que buscamos, gracias por tu tiempo.»

En lugar de eso uno se entera después de meses sin decir nada, que le han cambiado por otra empresa cuando va a visitar la página del que te contrató. Continuar leyendo…

(Leer la parte: 01, 02, 03, 04, 05, 06, 07, 08, 09, 10)

Después de haber trabajado para esta empresa, unos meses mas tarde me volvió a contratar la empresa que me cedía anteriormente. Aunque este «pseudo contrato» (no firme nada, todo era de palabra), también era por obra realizada. Ellos tenían una herramienta de búsqueda semántica (me parece) y necesitaban una imagen de sitio nueva para presentarla, además también necesitaban varios banners para publicitar dicha herramienta.

El sitio lo realice lo mas sencillo posible (como siempre) y a la vez con cierto toque tridimensional, ese tipo de tridimensionalidad en botones redondeados que cuando pones el puntero encima cambian de color y parecen como si estuvieran apretados. Tres o cuatro apaños mas, una zona que parecía una hoja con un pico doblado, y algún truquito mas y quedó bastante aparente. Continuar leyendo…

(Leer la parte: 01, 02, 03, 04, 05, 06, 07, 08, 09, 10)

Unos meses mas adelante, conseguí que me hicieran un contrato teletrabajando yo en casa unas cuantas horas al día. Que era lo que yo en realidad he querido siempre, que se reconociera el trabajo que estaba haciendo y cobrar un poco. No el otro embrollo que pensaban encasquetarme.

El chanchullo no podía ser mejor para ellos. Me subcontrataba una empresa que debía de ser amigos de la otra. Me cedía a la principal. Y seguramente alguna de las dos empresas debía cobrar de mas con respecto a lo que me pagaban a mi (seguramente una subvención europea… o vete tu a saber que otro chanchullo tendrían). El caso es que ahora recibía un sueldo por cosas que ya estaba haciendo años atrás.

Teletrabajar para una empresa en la que no sabe nadie que estás tiene sus desventajas. Cuando te ven en la empresa te encargan cosas. Pero claro como uno teletrabaja, ningún otro sabe si estas trabajando o no. O mas bien no ponen al corriente a nadie de que tienen un nuevo trabajador o colaborador externo. Continuar leyendo…

(Leer la parte: 01, 02, 03, 04, 05, 06, 07, 08, 09, 10)

Mas tarde en el tiempo trabaje para una empresa, (también «recomendado»). Y de estas tengo anécdotas para llenar varias páginas, pero intentaré resumirlas con las mas graciosas.

Lo cierto es que desde que mi hermana empezó a trabajar con esto de los ordenadores, yo siempre he estado en la sombra ayudándola un poco. Y no me importa mucho decirlo, porque es la verdad. Muchas veces he tenido que buscarme la vida para hacer determinadas cosas que me preguntaba. Aconsejar otras según mi experiencia. O simplemente dar un consejo con mi opinión de una página o un diseño. Se ayuda mucho más así que hacerlo y dárselo hecho, donde no aprecian el aprendizaje que eso supone.

Esta empresa ha ido cambiando de nombre en todo este tiempo. Cuando se metió mi hermana, yo la ayudé en todo lo que pude. Es cierto que no siempre he tenido mucha idea de cosas que me preguntaba. Pero en las que podía, ahí estaba yo. Continuar leyendo…

Hace poco tiempo, le comentaba a un amigo que la vida era un cúmulo de tareas repetitivas.

Yo le decía:

«Al final nuestra vida solo es un paseo… mientras comes y cagas y duermes 🙂
te mueves un poco de un lado a otro trabajando y haciendo esas tareas repetitivas»

El me contestaba:

«¡¡¡¡ me estas deprimiendo !!!!
¡¡¡¡ dame una pistolaaaaaa !!!!»

Y después añadía:

«Cuando tienes pasta no tienes tiempo para disfrutar de ese dinero, porque no tienes casi tiempo libre.
Así que tome la determinación de currar en un trabajo que no me absorba excesivo tiempo aunque gane menos dinero.»

Es curioso como personas de tu entorno cercano también se van dando cuenta, a su manera, de las mismas cuestiones a las que uno llega. Continuar leyendo…

Titulo alternativo: «Pues yo siempre lo he puesto así.» Atila…nooooooo! 🙂

(Leer Día 1 | Día 2 | Día 3 | Día 4 | Día 5 | Día 6 y 7 | Día 8 | Día 9)

No he dormido casi nada durante la noche. A eso de las 4 de la madrugada decidí levantarme e irme a «comer» algo. Quedaba la mitad de la dichosa rosca que hicieron la noche pasada. Así que a palo seco con el mismo plato en el que estaba, aunque sin el papel de aluminio puesto, me la he traído para desayunar, junto con un arroz con leche de esos comprados. Como era tan pronto, he decidido ponerme una película de DVD, a lo mejor así me entraba un poco de sueño después de todo. Elegí Atlantis de Disney.

Después de eso, como seguía sin poder dormir me tumbé un rato en la cama, pero ya casi sonaba el despertador que había puesto a las 7. Mi madre nos avisó a todos que la avisásemos cuando amaneciera. Aun así, no ha hecho falta, pues ya estaba ella levantada. A los pocos minutos sonaba el suyo. Y después uno espantoso con un sonido bien alto de mi padre, quien se despertó medio zombi a avisar a mi madre, ya despierta, y a volverse a dormir para roncar otro rato. Ha vuelto a sonar otra vez unos minutos mas tarde y ya lo ha apagado del todo y siguió durmiendo… Continuar leyendo…

Durante años he estado manejando programas de edición digital, para comprimir vídeos, para cortar trozos de una escena que no quería, para ensamblar escenas con cortinillas. Esas cosas que todo usuario con una cámara de vídeo doméstico o bien amigos y familiares con ésta hacen.

La verdad es que he manejado de pasada muchos programas, pero siempre me he encontrado con los mismos problemas: Continuar leyendo…