(Leer la parte: 01, 02, 03, 04, 05, 06, 07, 08, 09, 10)

Mucho después de aquel trabajo por contrato, tuve otro proyecto para una inmobiliaria, querían hacer un directorio de las casas que vendían. El proyecto no tenía ni pies ni cabeza, y estuvimos meses hasta que al final decidieron despedirme, sin avisarme, como de costumbre… con lo fácil que es decir:

«No es lo que buscamos, gracias por tu tiempo.»

En lugar de eso uno se entera después de meses sin decir nada, que le han cambiado por otra empresa cuando va a visitar la página del que te contrató. Continuar leyendo…

Normalmente no hago mucho caso a este tema, pero hoy no me he podido resistir en incluir una serie de enlaces que recomiendo leer y extender todo lo posible.

Son muchos los amigos que tengo hoy en día en casas, muchos de ellos desperdigados por ciudades a –10 minutos de todo— y otras provincias. Y son ellos lo que a la larga te preocupan porque no puedes hacer nada por ellos, salvo darles todo el apoyo posible y ayuda que necesiten, que no es poca.

No es la primera vez que hago esto, y no será la última, pero si con ello conseguimos que mas personas no se fíen de «los bonitos folletos que algunas veces se les presentan para comprar casas», entonces habrá servido para algo. Continuar leyendo…