En primavera del 2014, me dio por probar dispositivos de audio por Bluetooth. Escribí un artículo sobre mis peripecias e impresiones, que podéis aun leer, llamado: «Probando dispositivos Bluetooth«.

Pues bien. después de una media de 2 cargas al día para mi super-sustituto de los anteriores cascos. Decidí buscar otros con una autonomía mayor, sin que tuvieran el problema de peso. Así que básicamente busque cosas similares en otros fabricantes, pero con mayores prestaciones (bueno, bonita y barato… que se dice). Continuar leyendo…

Hoy me ha llegado el sustituto de mis cascos inalámbricos por infrarrojos. Como mi modelo Sony MDR-IF240RK había fenecido nuevamente (y ya es la segunda vez que se me rompe de la misma oreja), y ya era complicado encontrar dicho modelo (los últimos los compré en una de las pocas tiendas de Sony que aun quedaba por mi zona, y casi los tenían abandonado en su almacén, además de que costaba mas que el primero que compré…).

Total que buscando alternativas, todas pecaban de lo mismo: auriculares que pesaban 3 veces mas que los míos. Los que pesaban mas o menos eran mas caros, y parecían mas voluminosos y cerrados. Continuar leyendo…