Es impresionante las formas diferentes que uno encuentra a lo largo de su paisaje, que te muestran formas de sufrir para divertirse. Parecen que así se realizan mejor, pero solo es una trampa para morirse de miedo.

En nuestra infancia nos dicen que:

«Hay que controlar nuestras emociones, para que no nos controlen ellas a nosotros.»

En un momento dado, no se muy bien cuando, esas reglas las cambian: ya no las controlas, sino que las potencias. Te dicen que hagas justamente lo que no debes hacer. Y nosotros, tontos, arrastrados por la marea o el grupo, lo hacemos. Continuar leyendo…

Todo el mundo que me conoce medianamente bien, sabe que tengo unos horarios muy extraños de sueño. A menudo les digo: «duermo cuando tengo ganas». Pero no siempre es así, pues a menudo fuerzo la máquina mas de lo adecuado, a veces por interés de llevar a cabo algo y terminarlo, otras veces por tonterías con menos importancia.

La verdad es que no soy el primero que se plantea eso de «tener un horario personalizado». He ido leyendo a lo largo de los años numerosos artículos de experimentos de horarios y sueños. Uno de ellos me impacto bastante: Continuar leyendo…

Estaba yo tumbado en la cama, hablando con una amiga por Skype, en ese momento en que te vencen un poco las fuerzas pero revolotean las ideas por la cabeza, cuando de pronto… cae a mi la posibilidad de ¿y si la curación de las personas pudiera ser por vibraciones? (no me refiero a radiaciones, sino a algo mucho mas limpio para el cuerpo). Ahora mismo muchas «tecnologías de curación», son intentar poner algo mas malo que acabe con el problema para «intentar acabar con lo malo», eso si no te matan en el proceso. Otros arreglos son: haz una incisión, revuelve un poco los higadillos, saca un cacho o remienda una cosa, o si acaso mete un objeto extraño nuevo (trasplante o bien algo automático tipo cyborg que haga el trabajo por nosotros). Básicamente la medicina es eso.

¿Os habéis parado a preguntar y si eso fuera posible? No solo de medicina hablamos, muchas cosas podrían utilizarse si consiguiéramos saber muchas de las otras facetas que ignoramos de nuestro potencial. Continuar leyendo…