Hace unos días, tuve la brillante idea de poner las actualizaciones de última hornada de Microsoft. Seguramente la gente me dirá que no tiene nada que ver y que no era ese el problema, pero desde ese día (bueno un par de días después, cuando reinicié la máquina), dejó de funcionarme el acceso a los recursos compartidos de mi PC con Windows XP entre los diferentes ordenadores que se conectaban.

Los demás ordenadores (Mac, Portátiles con otros Windows, etc). Veían dichos recursos, pero no podían acceder a ellos.

Entre los demás ordenadores, podía transferir sin problemas de un lado a otro, compartiendo carpetas y demás. Incluso el propio ordenador afectado accedía sin problemas a los demás ordenadores. Pero no a sus recursos.

Así que era evidente que el fallo estaba en el PC con Windows XP. Continuar leyendo…

Pues sí. hace un par de días pude comunicar el portátil que mi madre se había comprado con los demás ordenadores que tengo en red. Y lo hice con un protocolo que según Microsoft no tiene soporte. Lo mas curioso es que dicho soporte se cortó cuando sacaron el XP. pero incluso con Windows XP es posible aun ponerlo y que funcionen las redes. Y perdonen que les diga, en redes pequeñas va perfecto.

Seguro que muchos me saltan con que no es ideal para redes grandes, ¿pero alguien en casa con 3 ó 4 ordenadores tiene que poner el protocolo que te diga Microsoft por que ellos así lo desean, o que no es seguro? … hoy en día, casi todos tenemos cortafuegos, y no solo el que te viene con el sistema.

Seguramente no habría puesto el NetBEUI de no tener ordenadores totalmente diferentes, pero como alguno de los que tengo requiere que tenga una red «compatible», tengo que usar dicho protocolo.

Lo mejor de todo es que, con el otro protocolo que viene ahora por defecto no lograba ver ninguno de mis ordenadores en red, ni siquiera con algún que tiene varios protocolos. ¡Impresionante! ¿verdad? pero fue poner los dos ficheros del NetBEUI que no llegan a los 100kb y funcionar sin reiniciar el resto de máquinas. Esto da un poco de risa.