una galería con las fotos del antes, durante y después. Pulsando sobre cada foto la veréis ampliada. A ver si tengo un poco de tiempo y ganas, y me pongo a escribir la historia completa, para relatar de algún modo la cantidad de chapuzas, descoordinación y retrasos que hemos sufrido.

También he puesto un álbum de fotos de Facebook, con comentarios puntuales en algunas instantáneas, por si queréis leerlo antes que nadie.

(Leer Día 1 | Día 2 | Día 3 | Día 4 | Día 5 | Día 6 y 7 | Día 8 | Día 9)

Ya falta menos, apenas un día mas y se acabaron los obreros zumbando por la casa y haciendo ruidos raros.

Hoy llegan mas pronto de lo normal, unos diez minutos antes de las 9. Seguro que están deseando terminar y cobrar el trabajo tanto como nosotros poner el último mueble del despacho.

Se dedican todo el día a poner las baldosa del suelo, de vez en cuando suena como una especie de cortadora metálica, supongo que para cortar de determinadas formas algún baldosin para que quepa en alguna esquina. Continuar leyendo…

(Leer Día 1 | Día 2 | Día 3 | Día 4 | Día 5 | Día 6 y 7 | Día 8 | Día 9)

Como la obra está mas alejada de mi habitación en la casa, es más difícil saber lo que hacen o las conversaciones que tienen. Así que relataré brevemente lo que parece que han hecho.

Llegaron sobre las 9 de la mañana, pasaban 5 minutos, como siempre puntuales.

Empezaron por cargarse la mesa del despacho. Ya se había decidido días atrás que la pegasen un hachazo los obreros. Parece ser que en 5 minutos ya se la habían cargado. Continuar leyendo…

(Leer Día 1 | Día 2 | Día 3 | Día 4 | Día 5 | Día 6 y 7 | Día 8 | Día 9)

Este fin de semana hemos estado quitando el resto de muebles del despacho. Casi todo estanterías metálicas con libros, así que ha sido un finde relativamente tranquilo.

El sábado vino un amigo mio y estuve pasando un rato, aunque hacia ciertamente calor. De hecho se acercó al pequeño ventilador nuevo, y dijo:

«¿Esto solo mueve aire caliente?»

¡No tienen ni idea! está demasiado acostumbrado a su aire acondicionado.

Antes de irme a dormir, mi padre estaba pintando una de las paredes donde iba el mueble de madera, ya que jamas había sido pintada, sino que se había pintado alrededor sin quitar dicho mueble. Aunque no se va ver, creo que le hacía ilusión pintarlo. 😀

El domingo lo dedicamos a descansar mas para que el lunes pudiéramos rendir con los obreros por aquí. Al final del día casi, antes de irnos a dormir, pusimos los plásticos que cubren algunas paredes, ya que hay algunas cosas que no hemos quitado (cuadros, máscaras, y otras cosas), decía el obrero que sólo necesitaba que el suelo estuviera limpio, que cosas en la pared se podían quedar.

Mañana veremos que tal se les da quitando la moqueta antigua y preparando el suelo para poner las baldosas.

Titulo alternativo: «Pues yo siempre lo he puesto así.» Atila…nooooooo! 🙂

(Leer Día 1 | Día 2 | Día 3 | Día 4 | Día 5 | Día 6 y 7 | Día 8 | Día 9)

No he dormido casi nada durante la noche. A eso de las 4 de la madrugada decidí levantarme e irme a «comer» algo. Quedaba la mitad de la dichosa rosca que hicieron la noche pasada. Así que a palo seco con el mismo plato en el que estaba, aunque sin el papel de aluminio puesto, me la he traído para desayunar, junto con un arroz con leche de esos comprados. Como era tan pronto, he decidido ponerme una película de DVD, a lo mejor así me entraba un poco de sueño después de todo. Elegí Atlantis de Disney.

Después de eso, como seguía sin poder dormir me tumbé un rato en la cama, pero ya casi sonaba el despertador que había puesto a las 7. Mi madre nos avisó a todos que la avisásemos cuando amaneciera. Aun así, no ha hecho falta, pues ya estaba ella levantada. A los pocos minutos sonaba el suyo. Y después uno espantoso con un sonido bien alto de mi padre, quien se despertó medio zombi a avisar a mi madre, ya despierta, y a volverse a dormir para roncar otro rato. Ha vuelto a sonar otra vez unos minutos mas tarde y ya lo ha apagado del todo y siguió durmiendo… Continuar leyendo…

(Leer Día 1 | Día 2 | Día 3 | Día 4 | Día 5 | Día 6 y 7 | Día 8 | Día 9)

He dormido todo la noche sin interrupciones ni despertarme. El airecito de la noche lo ha hecho posible. Así que me despierto como siempre sobre las 7. Esta vez me toca desayunar plátano y manzana. No hay peras. Ya he acabado con ellas. 😀

Enciendo el ordenador y me pongo a hacer mi rutina matutina. En realidad casi no nos da tiempo a mucho. Mi madre se ha quedado frita. Pensé que estaba despierta porque sonó bien fuerte su despertador, pero debe haberse dardo la vuelta. Se despierta un poco mas tarde, y casi no le da tiempo tampoco para mucho.

Los obreros hoy vienen un poco mas pronto que de costumbre. Nos sorprende un poco oír el timbre mas pronto, sobre las 8 y media. Y esta vez no me ha dado tiempo a hacer la foto de «durante» a pesar de prepararme para ello deprisa y corriendo. Pero mis manos colocando pilas y configurando el encendido de la cámara son mas lentas, ya es demasiado tarde… Bueno la tomaré mas tarde, en realidad tampoco importa mucho. Continuar leyendo…

(Leer Día 1 | Día 2 | Día 3 | Día 4 | Día 5 | Día 6 y 7 | Día 8 | Día 9)

He dormido bien durante toda la noche. Aunque esta vez me he despertado sobre las 5 de la madrugada. He estado haciéndome el remolón en la cama contemplando los sonidos de la noche, las sombras, etc. 🙂

Sobre las 6 de la mañana me he ido a desayunar. Otra vez he repetido la rutina de ayer: plátano y pera, comidos en la oscuridad disfrutando del poco airecito que había.

A las 7 he encendido el ordenador. He hecho algunas cosas con él. He puesto al día el correo, el foro, he navegado por las últimas noticias a ver que ocurría en el mundo (aunque a esa hora no suelen actualizar con nuevos contenidos, es mas bien sobre las 9 cuando empiezan a hacer cosas). Y por supuesto he jugado un rato con el juego de carreras. Desde que lo arreglé no he vuelto a sufrir cuelgues de pantallas de la muerte en XP. Continuar leyendo…

(Leer Día 1 | Día 2 | Día 3 | Día 4 | Día 5 | Día 6 y 7 | Día 8 | Día 9)

He dormido bien casi toda la noche. Debía de tener mucho sueño atrasado, solo me he despertado un par de veces, pero enseguida me he dado la vuelta y he cogido otra vez el sueño.

Me he despertado sobre las seis de la mañana, sin despertador, como casi siempre que duermo bien y pronto. Decidí desayunar un plátano y una pera. Me chifla la fruta por la mañana. Aunque a veces uno tienda a coger un yogur o un arroz con leche/natillas por aquello de la rapidez.

Después de desayunar a oscuras (estaba amaneciendo, pero casi aún no se veía bien en mi habitación), y como tenía la puerta abierta, me he dado el gustazo de hacerlo así. Una nueva experiencia de gratificante paz. Esto si que es vida contemplativa. Después he encendido el ordenador. Tenía que hacer una prueba con un juego que arregle ayer: Need for Speed: Most Wanted, ya parece que no se cuelga. Me puse los cascos y cogí mi Gamepad.

Al rato suena el despertador de mi madre, sobre las 7 mas o menos. Se empieza a despertar la casa. Después de jugar y hacer de unos trabajos con el ordenador, aprovecho un momento para hacer un par de fotos del proceso del cuarto de baño, todo lo que hicieron el día pasado. Continuar leyendo…

(Leer Día 1 | Día 2 | Día 3 | Día 4 | Día 5 | Día 6 y 7 | Día 8 | Día 9)

No he dormido casi nada. Llevo despierto desde las 8 de la tarde del día pasado. A pesar de haber sido una noche fresquita, dentro de lo que cabe, me he pasado la mayor parte de la noche dando vueltas en la cama. Tenía el ordenador apagado para que no diese mas calor y darle un descansito. Últimamente estoy haciendo ésto los días más calurosos. Él también necesita un descanso.

A pesar de que mi madre dijo: «despiértame a las 7», no ha hecho falta, a la hora ya estaba ella desayunando.

El día anterior le hice unas fotos a la bañera y a algunas zonas del cuarto. Tengo que ir haciendo el proceso. 🙂 Continuar leyendo…