Después de desmoralizarme un poco cuando me dijeron:

«Tu web está penalizada por Google. Se que no lo has hecho a mala fe, pero por favor borra tu recomendación sobre mi.»

Y haber acatado la decisión de no molestar mas a quien me lo pedía, decidí tomármelo como solo un nuevo aviso de que estoy haciendo las cosas como deben ser: con prudencia y paciencia.

Las críticas son buenas, así podemos mejorar.

Continuar leyendo…